Compartir

Gun Barrel James Bond El Palomitrón

¿Por qué tenéis que verla?

El mundo nunca es suficiente es una de las películas más diferentes en cuanto al personaje de James Bond, ya que en contraposición con otras de la saga, se muestra como un hombre atormentado, vulnerable y mucho más cercano.

En esta decimonovena entrega el toque dramático es algo superior; se profundiza más en los personajes y se puede comprender algo mejor su leitmotiv, por qué actúan y cómo actúan. Otra razón para verla es la primera escena, rodada en Bilbao, con el Museo Guggenheim como telón de fondo. Una grata sorpresa, y más aún cuando la Ertzaintza entra en acción.

 

En nuestra memoria colectiva

Uno de los mayores aprietos de Bond, cuando se encuentra atrapado en la silla de tortura de la malvada Elektra King (Sophie Marceau). Completamente a su merced, el agente 007 es consciente de que con unos pocos movimientos de palanca puede acabar con el cuello roto. Está en una situación límite, sin escapatoria y casi al borde de la muerte.

Este es uno de los pocos momentos en que vemos al británico pasándolo realmente mal desde James Bond contra Goldfinger, y por eso esta escena es digna de recordar, especialmente por los más acérrimos de la saga.

El villano

Robert Carlyle siempre ha sido un actor muy polivalente, capaz de interpretar a los personajes más excéntricos que podamos imaginar. En este filme nos demuestra una vez más de lo que es capaz interpretando a Viktor Sokas, alias Renard el Anarquista.

Renard se presenta como un sanguinario militar ruso entrenado como asesino por la KGB, que tras la Guerra Fría se convierte en un terrorista anarquista. Se le suma a esto un pequeño problema interior: un agente británico intentó matarle de un disparo en la cabeza, pero la bala se le quedó incrustada en el cráneo. Esto le produjo la pérdida de casi todos sus sentidos y la sensibilidad ante el dolor, lo que le hace aún más peligroso y despiadado. El resultado final es un villano complejo, decadente, insensible y cruel.

El gadget

Las gafas, que aunque a simple vista dan aspecto de normalidad, incluyen una visión de rayos X para poder ver a través de la ropa y así darse cuenta de quién posee armas u otros artefactos peligrosos. Otra utilidad es la posibilidad de activar un flash cegador para usar contra sus enemigos en caso de situación extrema. Aunque puede parecer un gadget algo fantasioso, a nosotros nos recuerda sutilmente a las gafas que sacó Google hace un tiempo. El buscador más famoso del mundo intenta convertirnos en espías.

No hay Bond sin acción

Como escena de acción, entre todas hay que destacar sin duda una del inicio, anterior a los precréditos. Es la escena en que James Bond, con la lancha proporcionada por Q., persigue a la chica sospechosa por el río Támesis, con los edificios londinenses de fondo.

Una vertiginosa secuencia de persecución que resulta refrescante y que terminará con el pobre Bond como no le solemos ver, estrellándose contra la superficie del Millenium Dome tras la explosión de un globo aerostático.

Demasié pal Bondy

En la secuencia inicial nos situamos en Bilbao, concretamente en el despacho del banquero suizo, donde Bond intenta reclamar el dinero del industrial petrolero Robert Kingtarea que parece fácil. Pero no hay misión sencilla. Todo acaba complicándose tras la llegada de la policía; Bond huye con el maletín del dinero anudando una simple cuerda atada a la cintura de un criminal y deslizándose por la ventana hacia abajo. Sobre el papel parece una idea divertida, pero en la vida real es imposible que la cuerda aguantase tanto atada sin desatarse o romperse. Pero es una cuerda vasca, nunca se sabe.

007 Curiosidades

  1. Es la película de James Bond con el prólogo más largo de todas, nada menos que 17 minutos.
  2. Una de las escenas tenía que rodarse en el cuartel de la agencia de inteligencia británica, pero por razones de seguridad los jefes prohibieron el acceso al equipo de rodaje. Cuando se enteró del asunto el ministro de Asuntos Exteriores, Robin Cook, declaró: “Después de lo que Bond ha hecho por Gran Bretaña, es lo menos que podemos hacer por él”.
  3. Al poco tiempo de estrenarse la película murió el entrañable Desmond Llewelyn, el actor que hacía de Q. en la saga desde su primera aparición en Desde Rusia con amor.
  4. En el momento de su estreno fue la película primera película de la historia que recaudó 30 millones en su primer fin de semana.
  5. Denise Richards fue considerada la peor chica Bond por el público, y la primera en ganar un Razzie a Peor actriz de reparto.
  6. El título de la película fue sacado de una frase de otra novela de Ian Fleming, Al servicio secreto de su majestad.
  7. Tras el famoso GoldenEye, esta fue la segunda película de Bond que tuvo un videojuego para Nintendo 64. Por desgracia, no obtuvo el éxito del primero.

DiscoBond: su tema principal

Su tema principal, The World Is Not Enough, compuesto por Don Black, Ivor Novello y David Arnold, fue interpretado por la banda estadounidense/escocesa Garbage.

Aparece, como de costumbre, al comienzo de la película. Es una canción con el estilo característico de la banda, rock alternativo con toques de electrónica. El tema fue lanzado como single, obteniendo gran éxito comercial, lo que hizo que Garbage lo incluyera poco después en la gira de su álbum Version 2.0.

Aitor Gallego

 

ESPECIAL JAMES BOND EN EL PALOMITRÓN

¡CONSULTA TODAS NUESTRAS FICHAS!

Especial James Bond El Palomirón

TODO JAMES BOND EN MOVISTAR+

¡CONSULTA SU PROGRAMACIÓN!

Especial James Bond

No hay comentarios

Dejar una respuesta