Compartir

Gun Barrel James Bond El Palomitrón

¿Por qué tenéis que verla?

Primero, porque es de las mejores películas de Pierce Brosnan como el famoso espía británico James Bond. La reflexión que hace sobre el mundo del periodismo y de los mass media, aunque contada de manera un tanto exagerada, permite apreciar el poder de manipulación que ejerce la prensa sobre la sociedad. Otro motivo es que tiene uno de los mejores prólogos de la saga, la escena de los precréditos iniciales con Bond pilotando el avión en medio de las nevadas y frías montañas siberianas.

Además, es una de las películas del agente 007 mejor realizadas, y una de las que más acción contiene. Está repleta de explosiones, persecuciones y tiroteos, contiene un gran villano y una banda sonora muy del estilo Bond. Y cómo no, grandes localizaciones de las que poder disfrutar y llenar de ideas la cabeza de los más viajeros.

 

En nuestra memoria colectiva

Es difícil de olvidar la secuencia de la persecución de Bond con el BMW 730 en el aparcamiento del hotel. Con el propósito de escapar de los secuaces de Stamper usa todos los gadgets incluidos en el coche: tachuelas, llantas reinflables, una minisierra y misiles.

Así logra salvar el codificador y finalmente el auto acaba estrellándose contra la tienda de alquiler de vehículos de AVIS. Es una escena trepidante llena de velocidad, emoción y adrenalina que hará las delicias de los más amantes del riesgo y el peligro.

El villano

Todos recordamos a Elliot Carver, magnate de la prensa y de los medios de comunicación, interpretado por Jonathan Pryce en uno de sus mejores papeles. Es una especie de William Randolph Hearst maquiavélico y retorcido al que no le importa manipular o hacer lo que sea necesario para salirse con la suya, y con ese fin elabora él mismo las noticias para que sea su cadena la primera en informar y conseguir altos niveles de audiencia.

Es un hombre que, gracias a su inteligencia y al don del engaño periodístico, ha llegado a cimentar un gran imperio y fundar la empresa de noticias Carver Media Group Network. Y por si todo esto fuera poco, está casado con Paris, una antigua amante de Bond. Otro aliciente para convertirse en uno de los grandes villanos de la saga.

El gadget

Los teléfonos móviles en las películas de 007 son conocidos por sus grandes prestaciones. En esta película encontramos un Ericsson R380 multiusos, con una gran cantidad de herramientas. Sirve, por ejemplo, como lector de huellas digitales, como sistema de seguridad de 20 mil voltios o como control remoto de un BMW 730.

Presumimos mucho de los móviles actuales y nuestra gran cantidad de complementos y aplicaciones pero ¿quién no desearía tener un teléfono como el de Bond?

No hay Bond sin acción

No se concibe a James Bond sin sus secuencias de acción, y en esta película Brosnan tuvo mucho trabajo que hacer. Hay muchas escenas enérgicas, pero si tenemos que destacar alguna nos quedamos con la pelea en la imprenta de periódicos de Hamburgo, justo después de robar la caja fuerte.

Una secuencia medida a la perfección, con una excelente coreografía que combina movimientos, disparos, saltos y caídas. Al fin y al cabo, todo lo que una buena escena de acción debería tener.

Demasié pal Bondy

A veces las piruetas de James Bond resultan demasiado inverosímiles, imposibles de realizar en la vida real. En El mañana nunca muere asistimos a una de esas locuras en una famosa escena, cuando Bond escapa del rascacielos huyendo de su rival, y para ello realiza un salto fabuloso mientras se tira al vacío estando esposado a la espía china Wai Lin. La única ayuda que tiene son dos alambres sujetos a las manos, lo que hace que se deslicen por una pancarta gigante con el rostro de Elliot Carver. Este salto de huida bien podría ser considerado deporte olímpico.

007 Curiosidades

  1. Anthony Hopkins fue considerado para el papel de Elliot Carver, pero rechazó la oferta cuando se enteró de que el guion aún no estaba cerrado (pese a que el rodaje estaba a punto de empezar).
  2. El hundimiento del Devonshire se simuló en el enorme tanque de agua construido para Titanic.
  3. El helicóptero sobre el que Bond y Wai Lin saltan con la moto no tenía hélices. Fueron incluidas durante la posproducción de forma digital.
  4. La actriz Teri Hatcher estaba embarazada de tres meses durante el rodaje de la película. Pierce Brosnan no lo sabía y le reprochaba que llegara siempre tarde al rodaje. Esto no gustó a Hatcher, lo que hizo que se dejase llevar un poco durante la escena de la bofetada.
  5. El actor Gerard Butler hizo un pequeño papel, el segundo en su carrera, como marinero del acorazado Devonshire.
  6. Cuando se estrella el BMW contra la tienda de AVIS se puede apreciar un agujero en medio del maletero. Es un gadget que no se utilizó: nada más y nada menos que un dispensador de minas magnéticas.
  7. El título original iba a ser El mañana nunca miente (Tomorrow never lies), en alusión al nombre del periódico que dirige Elliot Carver, pero tras un error de escritura, cambiaron miente por muere. Esto convenció a los productores para cambiar el título, ya que tenía una carga más dramática y evocadora.

 

DiscoBond: su tema principal

En su banda sonora destaca el tema homónimo Tomorrow Never Dies, que en un principio iba a llamarse Until That Day, pero como de costumbre prevaleció el título de la película. La canción la interpretó Sheryl Crow y la compuso el gran Elton John junto a Bernie Taupin. Inicialmente, artistas y grupos como Duran Duran y Saint Etienne fueron considerados para interpretar el tema, pero los productores apostaron finalmente por Sheryl, que consiguió un gran éxito musical y una nominación a los Globos de Oro.

Aitor Gallego

 

ESPECIAL JAMES BOND EN EL PALOMITRÓN

¡CONSULTA TODAS NUESTRAS FICHAS!

Especial James Bond El Palomirón

TODO JAMES BOND EN MOVISTAR+

¡CONSULTA SU PROGRAMACIÓN!

Especial James Bond

No hay comentarios

Dejar una respuesta