Compartir

Gun Barrel James Bond El Palomitrón

¿Por qué tenéis que verla?

Si Agente 007 contra el Dr. No supuso la presentación del personaje, Desde Rusia con amor es el espaldarazo que necesitaba la serie para terminar de sumar por miles los aficionados a las aventuras de James Bond. Su estructura narrativa es ejemplar (MacGuffin incluido), y será difícil, aun teniendo en cuenta los más de 50 años que nos separan de su estreno, aburrirse ni un minuto.

El salto cualitativo de la segunda película de Terence Young (más tarde dirigiría también Operación trueno) respecto a la primera es abismal en todos los sentidos. Desde Rusia con amor presenta una trama mucho más sofisticada, enclavada en plena Guerra Fría, que perfila a SPECTRE como una organización totalmente capacitada y funcional, con una estructura jerarquizada, y con un solo objetivo: sembrar el caos y jugar con las organizaciones a uno y otro lado del telón, obtener réditos y conservar en su mano la baza ganadora.

Otra de las razones para no perderse la cinta es el fantástico nivel interpretativo de todo el reparto, quizá uno de los trabajos corales más sobresalientes de la franquicia. Desde Rusia con amor se ve tremendamente beneficiada por este despliegue de talento, que viene a rubricar con buena letra una de las entregas preferidas por todos. Crítica y audiencia pocas veces coinciden, así que quizá sea un poco temeridad no asomarse a una de las joyas de la corona Bond.

Ideal para empezar a amar la saga sobre todas las cosas.

 

Especial James Bond Desde rusia con amor

En nuestra memoria colectiva

La escena en la que James Bond es acosado por un helicóptero de SPECTRE nos encanta, y no sería ninguna locura conjeturar que Terence Young tomó buena nota de su colega Alfred Hitchcock. Si Cary Grant las pasaba canutas cuatro años antes con una avioneta literalmente encima, Bond también tuvo su momento “con la muerte en los talones” en Desde Rusia con amor, pero cambiando la avioneta por un helicóptero, y desde luego finiquitando la amenaza de una manera mucho más resolutiva.

El villano

Es probable que, si hablamos de Sam Quint, el inolvidable rudo pescador del Tiburón de Steven Spielberg, la mayoría no dude en asociar el personaje a su actor, Robert Shaw. Pero este actor británico llevaba ya muchos años trabajando en cine y televisión antes de eso, y también antes de encarnar a Red Grant en Desde Rusia con amor.

Liberado de prisión para ser convertido en un eficaz asesino por parte de SPECTRE, Red Grant ha sido uno de los villanos más completos con los que se ha enfrentado Bond. No solo su porte físico (ojo, que en realidad era más bajito que Sean Connery y en los rodajes tenían que tirar de una caja de madera para elevar su estatura cuando compartían plano) era apabullante, sino que era mucho más listo que la galería de villanos que han poblado la serie en entregas posteriores. Además, Red Grant fue el primer rubio nórdico con malas intenciones de la saga; le siguieron Hans en Solo se vive dos veces, Peter Franks en Diamantes para la eternidad, Erich Kriegler en Solo para sus ojos (1981), Venz en Panorama para matar, Necros en Alta tensión y Stamper en El mañana nunca muere.

Y mención especial para Rosa Klebb, interpretada de manera muy convincente por Lotte Lenya, la jefa de Grant y número 3 de SPECTRE. Su frialdad solo era igualada por el filo asesino que guardaban sus zapatos.

Especial James Bond Desde Rusia con amor

El gadget

El maletín. No tiene rival en esta cinta, y es uno de los gadgets más memorables (y determinantes en los acontecimientos) de la franquicia. Provisto de una apertura trampa, contenía un rifle de precisión debidamente (y elegantemente) desmontado en piezas que se escondían en su culata, balas, un cuchillo y 50 soberanos de oro. Todo ello como Dios manda, muy bien escondido.

Afortunadamente, se convirtió en un objeto de coleccionista, y nadie ha caído en la tentación de llevárselo al trabajo…

 

No hay Bond sin acción

Nos quedamos con la persecución de botes. Con una buena planificación, la secuencia goza de algunos planos generales que elevan el conjunto y ayudan, como el resto de la cinta, a que el entretenimiento y su carácter de espectáculo puro y duro no decaiga en ningún momento.

Y de regalo, y para cerrar la secuencia, una explosión en condiciones. Como más nos gusta, a la antigua usanza.

007 Curiosidades

  1. En las pruebas de casting, Daniela Bianchi tuvo que interpretar su escena de cama con Bond, pero el actor que la acompañaba para la prueba era Anthony Dawson (el profesor Dent en Agente 007 contra el Dr. No).
  2. Para la secuencia de la cisterna infestada de ratas se utilizaron doscientos roedores, que el propio Terence Young seleccionó con la colaboración de un especialista de Madrid, ya que la ley inglesa prohibía utilizar ratas británicas. La escena se resolvió finalmente en un garaje de la capital española.
  3. Todos los interiores de la película se rodaron en los Estudios Pinewood de Londres. Incluso los jardines en los que se entrena como asesino Red Grant, que eran los del propio estudio.Especial James Bond Desde Rusia con amor
  4. Es la película preferida de Sean Connery, y también es una de las tres favoritas de Albert Brocolli, junto a Goldfinger y La espía que me amó.
  5. Es la última película en la que aparece el personaje de Sylvia Trench, que tanto en esta como en Agente 007 contra el Dr. No hace las veces de novia de James Bond. La idea era que apareciese en las películas de la saga quedándose siempre colgada cuando Bond aceptaba una misión. Una idea que finalmente fue descartada.
  6. Aunque nunca se muestra, se da a entender en posteriores películas que Bond se queda con el reloj de Grant. Este vuelve a aparecer en 007: Al servicio secreto de Su Majestad (1969), cuando Bond presenta su dimisión ante M y recoge de su cajón algunos recuerdos de anteriores misiones (en esa escena también podemos ver el cinto y la navaja que usaba Ursula Andress en la primera película para recolectar sus conchas).
  7. Desde Rusia con amor es la última película que vio el presidente norteamericano John F. Kennedy. Fue en un pase privado en la Casa Blanca, dos días antes de ser asesinado en Dallas.

 

DiscoBond: su tema principal

¡Ahora sí! John Barry entra en escena para reclamar su sitio como la figura más importante de la saga. Esta intro, además, incorpora los primeros bocetos visuales que se repetirán a los largo de todos los créditos iniciales de la franquicia, recuperando en su tramo final la suite Bond.

Un tema orquestal muy potente que ayuda a dar solidez a la propuesta, la de una colección de películas que estaba prácticamente empezando, y a la que le esperaba un largo y próspero porvenir.

Alfonso Caro

 

ESPECIAL JAMES BOND EN EL PALOMITRÓN

¡CONSULTA TODAS NUESTRAS FICHAS!

Especial James Bond El Palomirón

TODO JAMES BOND EN MOVISTAR+

¡CONSULTA SU PROGRAMACIÓN!

Especial James Bond

No hay comentarios

Dejar una respuesta