Compartir

¿Por qué tenéis que verla?

Es la primera de todas, y como tal marca muchas de las líneas maestras de la saga y supone nuestro primer contacto con elementos icónicos que forman ya parte de la cultura popular.

El tema musical de James Bond, la secuencia Gun barrel, la toma de contacto con la organización criminal SPECTRE, las primeras “chicas Bond”, su Walter PPK… Agente 007 contra el doctor No es la cuna del mito y su visionado es obligatorio para poder empezar como Dios manda un camino de reencuentro con el espía más famoso de la historia del cine.

 

En nuestra memoria colectiva

Es muy complicado encontrar a alguien que no asocie esta escena a la saga Bond. Donde el resto de los mortales nos habríamos quedado congelados o mudos, Bond encuentra oportunidades. Él es así. La comerciante de conchas Honey Rider entraba por la puerta grande en la vida de James, en la de la audiencia de medio mundo y también (y especialmente) en la de los comerciantes de ropa de baño, que vieron como las ventas de bikinis se dispararon tras esta mítica escena, homenajeada dentro de la misma saga hasta dos veces (Halle Berry en Muere otro día y Daniel Craig como contrapunto masculino en Casino Royale). Además, Ursula Andress ayudó en el diseño del bikini utilizando su pecho como modelo, ganándose el apodo de “Ursula Undress” (Ursula desvestida).

La actriz finalmente desbancó en el proceso de selección a Julie Christie y aceptó el papel tras dejarse convencer por su marido John Derek. Luego vendrían las horas de maquillaje bronceado y el doblaje de su voz por  Nikki van der Zyl para que su personaje pareciese jamaicano.

El villano

Pese a contar con una rica trayectoria teatral, a Joseph Wiseman se le recordará siempre por dar vida al primer villano de la saga, el doctor Julius No, y también al primer esbirro de la organización criminal SPECTRE.

Ayudado del maquillaje, el actor canadiense adoptó los rasgos orientales que se pedían para el papel. Su rostro y su voz, hicieron el resto para imprimir al personaje de la maldad buscada. Y de regalo, dos manos metálicas para redondear la jugada.

ESPECIAL JAMES BOND: AGENTE 007 CONTRA EL DOCTOR NO

El gadget

Para arrancar la saga, no podíamos elegir otro Gadget. La Walther PPK es uno de los iconos de la serie fácilmente asociable con James Bond, y fue introducida en esta película a cambio de la Beretta, continuando al lado de Bond hasta Goldeneye. Se trata de un arma semiautomática, de calibre 7,65 mm. con cargador de 6 balas. Para llevarla, 007 utiliza una pistolera Berns-Martin y para usarla, un silenciador Brausch.

Marchando otro icono de la saga.

No hay Bond sin acción

Si hablamos de acción, quizá la escena cumbre de Agente 007 contra el Doctor No sea la pelea entre Bond y el Dr. No en un laboratorio que está a punto de saltar por los aires. El encuentro se salda (no es spoiler) a favor de nuestro agente, que además de provocar una sobrecarga en los sistemas, licencia al doctor No lanzándole al reactor nuclear, un laboratorio recreado en los estudios Pinewood de Londres que ocupaba 5 000 metros cuadrados y que fue construido alquilando algunos cuadros de mandos y paneles a empresas británicas de investigación por valor de 275 000 dólares.

Más de medio siglo después, sus lucecitas y cuadros de mandos nos arrancan una sonrisa muy vintage.

 

007 Curiosidades 

  1. Operación Trueno iba a ser la primera película de James Bond, pero problemas legales con el co-autor hicieron que la elegida fuera Agente 007 contra el doctor No
  2. Ian Fleming quería que su primo Christopher Lee hiciera el papel de Dr. No, pero fue rechazado. Más tarde Lee interpretaría a Francisco Scaramanga, el malo de la función en El hombre de la pistola de oro.
  3. Roger Moore era la primera opción de los productores para Bond, pero como estaba comprometido con la serie El Santo, tuvieron que coger a Sean Connery, al que descubrieron en la película Darby O’Gill and the little people. También se lo ofrecieron a Cary Grant, David Niven, Trevor Howard y Rex Harrison.
  4. Johanna Harwood tuvo la idea de que el Dr. No hubiese robado algo. El cuadro al que Sean Connery mira en el comedor del Dr. No, un Goya llamado The Duke of Wellington, había sido robado en la vida real el 12 de agosto de 1961. Se decidió incluirlo en el rodaje a las 3 de la tarde del día previo, no era posible conseguir una copia en tan poco tiempo, así que se ampliaron unas postales en blanco y negro y, durante la noche, se pintó para simular al original.
  5. Sean Connery sufre de aracnofobia, así que la escena de la araña se hizo en un principio con un cristal en medio. Pero como se notaba demasiado, se le tuvo que sustituir por un especialista.

  6. La escena final en la que Ursula Andress debe ser rescatada estaba planificada inicialmente con cangrejos ¡carnívoros! pero la mayoría llegaron desde Londres semicongelados y la escena finalmente tuvo que descartarse
  7. Los elementos principales de la novela que faltan en la película incluyen la lucha de Bond con un calamar gigante, y el escape del complejo del Dr. No usando Bond el vehículo buggy Dragón.

DiscoBond: su tema principal

Ser la primera tiene su premio, y así Agente 007 contra el Doctor No puede presumir de ser el único título que incluye tema de James Bond en sus créditos.

Compuesto por Monty Norman, de este tema existen dos variaciones: el original, que solo aparece en esta película, y una segunda versión con diferentes arreglos y una instrumentalización más rápida hecha por John Barry. Aunque el famoso tema oficialmente le pertenezca a Monty Norman, la versión utilizada en todas las películas posteriores es la de John Barry.

 

Alfonso Caro

 

ESPECIAL JAMES BOND EN EL PALOMITRÓN

¡CONSULTA TODAS NUESTRAS FICHAS!

Especial James Bond El Palomirón

TODO JAMES BOND EN MOVISTAR+

¡CONSULTA SU PROGRAMACIÓN!

Especial James Bond

No hay comentarios

Dejar una respuesta