Compartir

Ya es definitivo: It se ha convertido en la película de terror más taquillera de la historia de Estados Unidos. La nueva adaptación de la novela de Stephen King ha superado en tan solo tres semanas a El exorcista, que hasta ahora ostentaba el liderazgo, tras alcanzar los 478 millones de dólares de recaudación en todo el mundo. Una cifra que supera con creces los 35 millones de presupuesto original y que convierte la historia de Pennywise en una de las más rentables en taquilla de los últimos años.

Dado el éxito de It, Warner ya ha confirmado una secuela, el Capítulo II, que promete será mucho más oscuro y terrorífico. Aunque oscuro y terrorífico también parece ser el montaje del director que la productora y distribuidora hará público en los próximos meses y que contendrá quince minutos de escenas inéditas que fueron eliminadas en el montaje final.

El actor Bill Skarsgård, que interpreta a Pennywise, concedió a Variety una entrevista donde afirmaba que en este montaje alternativo podría aparecer una perturbadora escena en la que se trasladaría al espectador al siglo XVII. Aunque en ningún momento llegó a dar detalles de la secuencia, sí se sabe que hubo una parte de la película que podría encajar con esta descripción y que se desechó del montaje definitivo.

Se trata de una escena en la que Pennywise, con una apariencia mucho más humana, devora a una bebé recién nacida a modo de sacrificio humano a petición de su propia madre, lo que remontaría a los orígenes caníbales del personaje. De ser así, la historia del payaso asesino alcanzaría una cota de brutalidad nunca antes vista en una película de tanto éxito en cines y que tan solo es equiparable con la escena más extrema de madre!, lo último de Darren Aronofsky.

Pero la polémica de It ya viene resonando desde hace meses por su (ya desechado) contenido sexual. Al parecer, otra escena eliminada del proyecto incluía una secuencia en la que el padre de Beverly Marsh (interpretada por la joven Sophia Lillis, de quince años) consumaba una violación incestuosa con su hija. El guion original de Cary Joji Fukunaga, productor de la película, también contenía una secuencia en la que el matón Henry Bowers (Nicholas Hamilton) viola a una oveja y se masturba sobre una tarta de cumpleaños y otra en la que el personaje de Stan Uris (Wyatt Oleff) se encuentra con una mujer en uno de los baños del templo judío y lo intenta seducir tocándose frente a él.

Esto nunca lo veremos por motivos evidentes: los padres de varios de los jóvenes actores protagonistas pusieron el grito en el cielo cuando leyeron el guion y amenazaron con sacar del proyecto a sus hijos en caso de seguir esa línea. Todo a pesar de las quejas de Fukunaga, que lamentó que su proyecto sufriese profundos retoques. Lo que aún no se sabe de manera definitiva es si la secuencia que comentaba Skarsgård, que ya de por sí pretende ser bastante desagradable, estará incluida en el montaje alternativo en DVD y Blu-ray de It o si se añadirá a la secuela, cuyo estreno se dará, presumiblemente, a lo largo de 2019.

David G. Maciejewski

No hay comentarios

Dejar una respuesta