Compartir

Sarah Polley - El Palomitrón

Tras dedicar la primera entrega de Ellas Dirigen a Elena Trapé, seguimos explorando la filmografía de mujeres cineastas con una segunda entrega dedicada a Sarah Polley. Esta directora canadiense es más conocida en España por su faceta de actriz al haber protagonizado dos películas de la también directora Isabel Coixet: Mi vida sin mí y La vida secreta de las palabras, además de otros populares filmes internacionales como Las vidas posibles de Mr. Nobody o Amanecer de los muertos.

Precisamente de la directora catalana son claras las influencias en la breve filmografía de Polley: historias pequeñas, con pocos personajes y con una fuerte protagonista femenina sobre la que orbitan las tramas. Hasta ahora ha firmado dos largometrajes de ficción (Lejos de ella y Take This Waltz) y uno documental (Stories We Tell).

Lejos de ella (2006)

Lejos de ella - El Palomitrón

Para su ópera prima, Sarah Polley adaptó con acierto el relato breve de Alice Munro The Bear Came Over the Mountain. Lejos de ella es la historia de Fiona y Grant, un matrimonio jubilado que vive plácidamente tras haber superado algunos baches en su relación. Su situación cambia cuando Fiona empieza a manifestar los síntomas del alzhéimer y decide ingresar en un centro de atención a la tercera edad.

Lejos de ella no es tanto una película sobre la enfermedad como sobre la pérdida. Fiona se aferra a los recuerdos que se le escapan y Grant tiene que aprender a vivir con el vacío que deja su mujer en casa y enfrentarse demasiado rápido al más cruel de los olvidos.

Narrada de forma emotiva pero huyendo del sentimentalismo barato, la cinta muestra la generosidad de sus protagonistas como el acto de amor más puro. Julie Christie (Doctor Zhivago, Fahrenheit 451) construye un personaje emocional y complejo que le supuso un Globo de Oro y la nominación al Oscar en 2008.

Además de la nominación de Christie, Sarah Polley también fue candidata al Oscar a Mejor guion adaptado. La película obtuvo numerosos reconocimientos en festivales como Toronto, estuvo muy presente en la temporada de premios y se ganó el aplauso unánime de la crítica.

Take This Waltz (2011)

El Palomitrón - Take this waltz

Tomando prestado el título de un tema de Leonard Cohen, en Take This Waltz la cineasta presenta su particular reflexión sobre el amor romántico y para toda la vida. Michelle Williams (Mi semana con Marilyn, Manchester frente al mar) y Seth Rogen (Malditos vecinos) interpretan a una pareja aparentemente feliz. Él, exitoso autor de libros de cocina, y ella, una copywriter algo insatisfecha, están casados desde hace tiempo y perfectamente integrados en sus familias. Durante un viaje ella conoce a otro hombre (Luke Kirby) y se replantea su matrimonio, su ideal de pareja y su propia felicidad.

Pese algún que otro altibajo, en su segundo largometraje Polley vuelve a demostrar su buen ojo para dialogar, colocar la cámara y dirigir actores, como demuestra en varias escenas sin diálogos en las que saca todo el partido a la expresividad de sus intérpretes:

Aunque recurre a un tema universal, la directora consigue imprimir una mirada poco manida sobre los triángulos amorosos y narrar la historia desde una perspectiva madura y femenina, alejada de los tradicionales clichés que acompañan a los dramas románticos y con una Michelle Williams regalando una de sus mejores interpretaciones.

Stories We Tell (2012)

Stories we tell - El Palomitrón

Polley debuta en el género documental con este relato (auto) biográfico sobre un acontecimiento vivido por su madre y que, inevitablemente, ha acabado afectando al resto de la familia.

Lo que en un principio comenzó como una broma entre hermanos acaba convirtiéndose en una investigación filmada sobre uno de los episodios más importantes en la vida de la madre de la cineasta. Contando con entrevistas a todos los miembros de su familia y amigos cercanos a su madre, el documental está narrado en su mayor parte por el padre de Polley.

Stories We Tell es una película sobre el amor y la generosidad, con la emotividad propia de quienes narran toda su vida pero con un montaje respetuoso con los testimonios de sus hermanos. La directora consigue salir airosa del cóctel explosivo de ingredientes que componen su película, como el sentimentalismo y la narración en primera persona.

Lo próximo: Alias Grace

Alias Grace - El Palomitrón

Sarah Polley lleva prácticamente toda esta década alejada de las cámaras. Ha firmado algunos títulos como productora y actualmente se encuentra trabajando en la adaptación de Alias Grace, la novela de Margaret Atwood (El cuento de la criada) para Netflix. Polley ha escrito los guiones de los seis episodios que componen la miniserie y es productora ejecutiva del proyecto. Actualmente en posproducción, podemos aprovechar hasta su estreno para repasar la filmografía de la canadiense en Filmin.

Fon López

No hay comentarios

Dejar una respuesta