Compartir

 

EL VIENTO SE LEVANTA. Crítica. cine y estrenos en El Palomitrón.

El último trabajo, oficialmente, del maestro Miyazaki pasa por ser uno de los relatos menos fantásticos de su filmografía, pero no por ello carente del lirismo que ha acompañado toda su obra. EL VIENTO SE LEVANTA es en realidad un biopic animado que vuelve a poner encima de la mesa, desde los primeros compases, el inigualable talento del genio japonés para captar con su dibujo no sólo esa naturaleza que nos envuelve y nos empuja a rebasar nuestros límites, sino también ese espíritu de lucha y pasión por alcanzar nuestros sueños, ese ingrediente onírico que nos hace tan humanos. 

La historia de Jiro (realmente es la biografía de Jiro Horikoshi, un diseñador aeronaútico japonés), un joven que por culpa de sus problemas de visión se ve obligado a renunciar a pilotar aviones reinterpretando su pasión por éstos gracias al diseño y la ingeniería, es un canto a la libertad, al temple, al esfuerzo y al tesón del ser humano. La constante búsqueda de su meta es presentada, como no podía ser de otra forma si hablamos de MIYAZAKI, en el marco de los sueños de Jiro, sueños a los que el espectador está invitado a entrar, leyendo e interpretando los anhelos y los miedos de nuestro protagonista. Durante este viaje vital en busca del diseño perfecto Jiro conocerá a Nahoko, joven de la que caerá irremediablemente (y románticamente) enamorado. Lejos de suponer un elemento que le aparte de su trayectoria, lineal y milimétrica, su amor por Nahoko terminará convirtiéndose en la fuente de inspiración definitiva que permitirá a Jiro traer a la realidad la solución que solo acertaba a encontrar en sus sueños.

EL VIENTO SE LEVANTA. Crítica. cine y estrenos en El Palomitrón.

EL VIENTO SE LEVANTA es un filme que tiene todos los elementos básicos de una epopeya histórica clásica. Su arco abarca el periodo de entreguerras japonés, con todos los desastres que vivió su sociedad, ya sen naturales (terremoto de Kanto), víricos (la epidemia de tuberculosis que arrasó la isla) o económicos (la gran depresión). Si bien en su primer tercio el director deja que el protagonismo de la historia recaiga sobre los acontecimientos históricos, una vez colocadas todas las fichas la mirada de MIYAZAKI se centra en Jiro y su desarrollo profesional, para acabar con un último tercio donde es el amor el motor de la acción. Y en este punto hablamos de un amor dual, porque Jiro ni excluye ni renuncia, abraza su amor por Nahoko al tiempo que sigue apostando, con un componente sicótico, por lograr diseñar el avion de sus sueños.

viento2EL VIENTO SE LEVANTA. Crítica. cine y estrenos en El Palomitrón.

Es cierto que el visionado de EL VIENTO SE LEVANTA supone un oasis para el espectador, acostumbrado a digerir cintas realizadas con las modernas técnicas de animación digital en 3D que reinan en la mayoría de las producciones actuales, porque la minuciosidad y detallismo contenidos en cada plano transmiten un lirismo al que ya no estamos acostumbrados. Realmente el lápiz de MIYAZAKI no tiene rival en este apartado. Sólo por disfrutar de su dibujo la entrada está compensada con creces. Pero también es cierto que el último trabajo de MIYAZAKI se desmarca de las producciones análogas contemporáneas porque su concepción es mucho más adulta. Sólo comparte con éstas el formato animado pero se aleja cuando renuncia a explorar los valores tradicionales para adentrarse en un sendero mucho más complicado y confuso como es la obsesión.

A pesar de ser una película de dibujos animados, SE LEVANTA EL VIENTO no es una cinta para ir el domingo al cine con los niños y montar el tenderete en el bar de la sala, es cine que obliga a desprenderse de las prisas y que requiere en el espectador de educación y respeto a la hora de enfrentarse a la plasticidad de emociones y sensaciones que MIYAZAKI es capaz de transmitir sin recurrir a artificios o golpe de efecto alguno. Una pequeña obra maestra que nos obliga a visionarla en pantalla grande, sumidos en la introspección que sólo una sala de cine puede facilitar.

 

LO MEJOR:

  • El detalle que acompaña cada uno de los planos durante los 125 minutos de metraje.
  • La B.S.O. es de una belleza insólita, complementando en un ejercicio muy calculado las imágenes.
  • El buen sabor de boca que deja al salir de la sala.

LO PEOR:

  • Su duración (125 minutos) puede ser acusada para un alto número de espectadores.
  • Que haya tardado tanto en estrenarse en salas, y que lo hará con muchas menos copias de lo que nos gustaría
  • Que este tipo de cine pase tan desapercibido para ese sector del público que se deja guiar por las carteleras de las grandes multisalas.

 

 

Alfonso Caro

Compartir
Artículo anteriorNOÉ
Artículo siguienteLA VIDA INESPERADA
Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.

4 Comentarios

    • Muchas gracias! Estamos seguros de que la disfrutarás. Esperamos tus impresiones para comentarla:)
      Y sí, es una pena que no se promocionen más o se exhiban en más salas porque hablamos de un cine totalmente necesario que ayudan a crecer y madurar al espectador.
      Gracias por leernos!

  1. Hola, de nuevo por aqui 🙂 , la última obra de Hayao quizas no sea su film mas espectacular pero sali de la sala con una sensación de tranquilidad pasmosa, contento, sabiendo que habia visto una pelicula en forma de carta de despedida muy bonita. Porque que narices…es una pelicula muy bonita, llena de detalles tiernos y amor, amor tambien por el trabajo, por la pasion de Jiro como diseñador. Una historia super sencilla pero que dibujada por Hayao se convierte en muy interesante y pasan volando los 125 minutos. Personalmente al principio queria que se adentrara mas en la relacion o el enamoramiento con Nahoko pero luego analizando toda la cinta me gusto mas que no se volcara en situaciones cursis o pastelosas. Hayao introduce momentos, escenas y gestos clave para que el amor que sienten el uno por el otro quede reflejada de una manera tan tierna que bueno…que llega mucho al corazon. La escena en que ella lo arropa a el es ….es…. ESSSSSS. … sin palabras. Viva Hayao!

    • Muy de acuerdo contigo en todo! La escena que dices de Nahoko arropando a Jiro es tremenda, sí. Nos alegramos de que te haya gustado (y la hayas disfrutado) tanto como nosotros!
      Gracias por leernos y gracias por participar!
      Saludos!!

Dejar una respuesta