Compartir

 

MI0

 

Resulta evidente que MI TIERRA surge de la necesidad de explorar un sentimiento común entre los inmigrantes procedentes de las antiguas colonias francesas, en este caso de Argelia. Estamos ante una película que sirve de instrumento para transmitir una visión unilateral y limitada, que aunque se presente como comedia y tenga momentos divertidos, es en realidad un drama.

El punto de partida de la historia se centra en una familia de origen argelino cuyos hijos (franceses ya) se han adaptado a la vida europea, eso sí, manteniendo una nostalgia heredada que les da un punto de diferenciación cómoda y un elemento de unión entre los suyos. Apenas hablan árabe y casi no conocen nada de la que llaman “su tierra”. Obligado por las circunstancias uno de ellos tendrá que viajar a Argelia, donde, retenido, tendrá la oportunidad de conocer en profundidad la tierra de sus padres y una forma de vida diferente. En definitiva, “conocer su propia historia”. El director y coguionista MOHAMED HAMIDI, de origen argelino, se basa en su experiencia personal para trasladarnos un descubrimiento olvidado pero necesario en todos aquellos que han tenido que abandonar su patria. Ha contado con la colaboración del guionista y escritor MICHEL BLANC  firme defensor de la causa argelina y de la responsabilidad heredada de Francia y conocido por su participación en las películas de RADU MIHAILEANU.  

MI TIERRA1

 

La denuncia social de las formas en que se produce la migración, la situación de desencanto en Argelia y la importancia de no perder las raíces que nos vinculan con el mundo y nos explican como personas, son los temas  fundamentales de la película. Desde la sencillez que le confiere el no pretender hacer un análisis exhaustivo sino limitarse a una visión particular y a una experiencia íntima, nos ofrece una historia llena de ternura, dominada por el estereotipo y la superficialidad, adornada con personajes pintorescos que sirven para mostrar modelos y con los que simpatizamos a través del sentido del humor. Pero su intencionalidad no va más allá, una historia bonita, curiosa, muy bien ambientada y una fotografía espectacular de la mano de ALEX LAMARQUE que individualiza de forma sutil y efectiva dos mundos que se encuentran a través del protagonista.

 

MI TIERRA2

 

Sin embargo esa simplicidad desdibuja la realidad. El retrato de la sociedad argelina es meramente instrumental y excesivamente sesgado por una visión occidental; los problemas burocráticos y la coyuntura de la aldea víctima del famoso gaseoducto que atraviesa Argelia para llegar a España está enfocada para los fines de la historia. Los personajes, bastante parodiados, parecen tener el único objetivo de ir a Francia. Y el retrato de los emigrados se enfrenta a los que se quedaron como una dualidad de valientes y cobardes, cuando la realidad nos dice que no está claro quiénes son unos y quiénes los otros. Consigue con todo ello una historia sencilla, tierna y divertida a ratos pero que por momentos puede resultar injusta. A modo de ejemplo vemos como uno de los personajes, hijo de los que lucharon por la independencia de Argelia, no es capaz de abandonar su país a pesar de haber sido el principal organizador de una huida clandestina. Según el director pretende homenajear con este acto a aquellos que permanecieron en Argelia para luchar por el cambio, en definitiva auténticos héroes de la historia. Pero en la película no consigue transmitirnos ese sentimiento o no le interesa desarrollarlo quizá mediatizado por la visión de hijo de emigrantes que es en realidad el valor que pretende ensalzar.

El aspecto más destacado y que supone la mayor aportación de la película es la descripción de las condiciones en que deben viajar de forma clandestina y los malos tratos a los que se ven sometidos. En este aspecto es donde su protagonista TEWFIK JALLAB realiza la interpretación más interesante. Sin embargo la parte de reencuentro cultural y descubrimiento de sus raíces, a pesar de contar con un peso fuerte del cine francés como es JAMEL DEBBOUZE (DÍAS DE GLORIA, OUTSIDE THE LAW) que es además coproductor de la película, resulta forzada y artificial, no terminamos de creérnoslo, parece más bien un acto de intenciones debidas que una realidad vivida.

MI TIERRA  se estrena el viernes 20 de diciembre.

LO MEJOR:

  • La ambientación y la fotografía que consiguen transmitir un ritmo y una vida diferente en el retrato de los dos países en que se desarrolla
  • El retrato de la experiencia de la emigración ilegal donde refleja la vulnerabilidad de personas que ponen sus vidas en manos de mafias y son víctimas de la vigilancia fronteriza desbordada y en parte deshumanizada

LO PEOR:

  • La sencillez de la historia se consigue a costa de simplificar el retrato de una sociedad a través de una visión muy personal que a veces es injusta
  • La superficialidad en las relaciones y en el análisis de las personalidades que retrata

Marina Calvo

No hay comentarios

Dejar una respuesta