Compartir

KO

 

En 1951 el biólogo noruego Thor Heyerdahl consiguió el Óscar al mejor documental por “KON-TIKI” elaborado con las imágenes tomadas durante la famosa expedición, un auténtico reality adelantado a su tiempo. Esto, junto con su famoso libro, le lanzaría a la fama e incluiría su nombre entre los grandes aventureros que habían sido los héroes del siglo XIX y XX. Un tipo de personalidad que aunaban la locura, la osadía y el valor alimentados por una fe casi religiosa que les empujaba a ir siempre un paso más allá, dejando en el camino todo lo que no sirviera a sus fines.

Los también noruegos JOACHIM RØNNING y ESPEN SANDBERG (PIRATAS DEL CARIBE 5) pretenden con esta nueva aproximación darnos un enfoque diferente. Tienen como objetivo detenerse en la compleja personalidad de su protagonista, un científico, casi visionario, que defenderá con uñas y dientes sus atrevidas teorías de que las islas de La  Polinesia pudieron ser colonizadas desde Suramérica y no desde el oeste como se creía (aunque posteriormente se ha demostrado que estaba equivocado). Una de las objeciones que los científicos de la época oponían era la imposibilidad de hacer esa travesía con los medios de la época. Heyerdahl no necesitaba más, ya tenía un reto, una barrera que superar. Él haría la travesía respetando escrupulosamente las técnicas nativas precolombinas. Sabía que con eso no demostraría nada pero cumpliría sus expectativas científicas de poner en duda la teoría aceptada a la vez que satisfacía su necesidad de reconocimiento y superación.

 

kon1

 

La película se enfoca desde tres perspectivas que se alternan sin una sucesión cronológica. Un pasado que preludia su actitud osada casi obsesiva y dos presentes simultáneos y condicionados, la aventura en la Kon-Tiki y la vida de su familia en Noruega marcada por su ausencia. La parte central, la travesía y sus dificultades, obviará la multitud de aspectos detallados en el libro y el documental para centrarse únicamente en sus problemas con los tiburones, su preocupación por alcanzar la corriente ecuatorial que les llevará a las islas y la dificultad final al tener que superar una barrera de corales que les separa de tierra firme. Con esto es suficiente para mostrarnos la gran personalidad de este aventurero y su capacidad para no rendirse jamás. Es cierto que todos estos temas están exagerados y alterados con respecto a la historia original pero está claro que sus autores han querido sacrificar realidad es pos de expresividad.

 

kon2

 

Y esta expresividad se ve acentuada por una fotografía que en su mayor parte se mueve entre el bicromatismo brillante y sugerente del océano y la balsa e imágenes de la fría, bella y opaca Noruega o la gris ciudad de Nueva York. Este contraste se traslada a la personalidad de los protagonistas noruegos. Obligados a enfrentarse a clima tropical y ecuatorial, sus interpretaciones son uno de los mejores logros de la película, consiguiendo, con leves trazos, personajes bien definidos y coherentes. Es quizá el propio Heyerdhal, PAL SVERRE VALHEIM HAGEN  (AMOR), el que se encuentra algo sobreactuado, pero probablemente condicionado por los objetivos del guión de potenciar un carácter que se mueve entre la locura mística del iluminado y la racionalidad científica.

Kon Tiki es una película entretenida, de gran belleza visual que combina aventura con retrato psicológico aunque en ninguno de los dos aspectos vaya mucho más allá.

 

 

LO MEJOR:

  • La belleza de su fotografía y una narrativa que consigue amenizar un tema que podría resultar muy estático.
  • Rescatar una aventura que tuvo gran relevancia en su momento.

LO PEOR:

  • La aventura resulta un tanto insulsa y cómoda en contraste con la realidad.
  • El final excesivamente dramatizado que se aleja demasiado de la historia original.

 

 

Marina Calvo

1 Comentario

  1. Buena reseña, Marina. No he visto esta peli, pero sí el documental del 51 al que aludes en la introducción, y me causó una muy grata impresión: impactante, desde su sobriedad y su sencillez, sin cargar lo más mínimo las tintas en la narración de una aventura tan impresionante como ésta. Muy, muy recomendable, no te lo pierdas si tienes ocasión.

    Un abrazo y buen fin de semana.

Dejar una respuesta