Compartir

el-infiltrado-blog

La adaptación de una novela de John Le Carré siempre es garantía de que el producto es bueno (al menos la base sobre la que se trabaja). Las adaptaciones al cine de sus novelas son tan exitosas como sus novelas. En la pequeña pantalla se han atrevido menos, pero el resultado siempre es satisfactorio, y suelen cumplir, además, con todas las características que el espionaje de Le Carré nos ofrece.

the-night-manager

1. El espía que trabajaba en un hotel

AMC estrenaba el pasado miércoles, 6 de abril, el sexto y último episodio de la miniserie El Infiltrado, adaptación de la novela del mismo nombre. La sinopsis, muy similar a la de la novela, nos presenta a Jonathan Pine (interpretado por Tom Hiddleston), un exsoldado que inicia una venganza personal contra Richard Roper.. Un despiadado Hugh Laurie (Tomorrowland: el mundo del mañana) da vida a Roper, un traficante de armas respetado y temido por todo aquel que le rodea. El servicio de inteligencia británico respalda a Pine, pero habrá momentos en los que ni Roper ni la inteligencia británica misma sabrá muy bien de qué parte está el soldado.

el infiltrado

2. Cambios para adaptarse a los tiempos

Existen algunos cambios muy evidentes con respecto a la obra original. Quizás el más obvio sea el propio título, pues su traducción se convierte en un pequeño spoiler. Su título original es The Night Manager, lo que traducido es “el director de la noche”, es decir, el encargado de un hotel que se ocupa de hacer las noches. Esta es la profesión que escoge Pine una vez que se retira del ejército, llegando a ser un reputado miembro de hoteles de El Cairo y Suiza.

Su traducción por “El Infiltrado” deja poco a la imaginación, pero esta vez no es culpa de la serie, sino que la obra, publicada en 1993, ya lleva ese nombre. Por otro lado, tenemos el contexto geopolítico: lo que en la novela de los 90 es Irak y la primera guerra del Golfo, aquí es el conflicto sirio, de rabiosa actualidad.

night manager

3. El bien frente al mal: Hiddleston vs. Laurie

No nos vamos a engañar diciendo que, desde el primer momento, los nombres de Hiddleston (Thor: el mundo oscuro) y Laurie juntos llamaron poderosamente nuestra atención. Sin embargo, en el primer episodio nos surgen algunas dudas. Si bien la fría mirada de Laurie nos hace temblar y apostamos por que será un villano de lo más fiero, la guapura de Hiddleston juega a favor y en contra, en según qué ocasiones: a favor, porque su impoluta elegancia, la percha británica y esa sonrisa que haría pedir clemencia a cualquiera son idóneas para ser el encargado de un hotel; en contra porque, para un espía de Le Carré, no son necesarias esas armas; es más: son una distracción.

A pesar de ello, a medida que la trama se desarrolla y entramos en el verdadero conflicto, su guapura y extrema simpatía serán necesarias para la clase de negocios que lleva a cabo; es más: en algún momento, el propio Roper alude a esas cualidades como beneficiosas para sus asuntos. Aunque quizás lo que más despista de la trama son los escarceos amorosos del protagonista, sin los cuales la serie podría sobrevivir perfectamente (aunque no el primero).

Hiddleston

4. Angela Burr: el infiltrado perfecto

Detrás de todo gran espía hay siempre una gran mujer, y no lo decimos nosotros, sino que la propia M de las aventuras de 007 está para corroborarlo. Las tramas de Le Carré son todas masculinas (solo tenemos que recordar El topo) y, en este caso, no iba a ser menos. Uno de los personajes más admirados de esta miniserie es Angela Burr, interpretada por Olivia Colman (Broadchurch), personaje que en la novela es un hombre. Sin lugar a dudas, este personaje abre de nuevo el eterno debate de las mujeres en papeles de hombres e incluso ha llegado a ser noticia en redes sociales, pidiendo que el nuevo James Bond sea la propia Colman. ¿Os imagináis? Bond, Jane Bond. Suena bien, ¿no?

Angela-El-Infiltrado

5. Infiltrados españoles

Estos seis episodios, dirigidos por Susanne Bier (Serena), no solo proporcionan un buen argumento y grandes actuaciones principales, sino que hasta los más secundarios del elenco son necesarios y cumplen a la perfección con su interpretación. Desde el equipo de Roper, magistralmente encabezado por el personaje de Corkoran e interpretado por Tom Hollander (Misión Imposible: Nación Secreta), hasta la sibilina pero intensa presencia española, con un trío de actores conformado por Antonio de la Torre (Felices 140), Hovik Keuchkerian (El Ministerio del Tiempo) y Marta Torné (Seis hermanas). Es cierto que el personaje de Torné es un mero acompañamiento para De la Torre (son marido y mujer); de hecho, el personaje femenino no tiene ni una sola línea.

Es la presencia de Hovik Keuchkerian en cada capítulo como uno de los guardaespaldas de Roper lo que llama la atención dentro de esta trama; una pequeña intervención, sí, pero creemos que será el principio de una gran carrera internacional. Para corroborar su inminente ascenso, podemos apuntar que su próximo proyecto es acompañar a Fassbender en Assassin’s Creed. Ahí es nada.

el-infiltrado-marta-torne_gallery_a

6. Le Carré en seis pequeñas dosis

Para fans de Le Carré, la intriga está asegurada. Para los iniciados en este mundo del espionaje, las magníficas interpretaciones, junto con la dosis precisa de tensión en cada trama, harán de estos seis capítulos una delicia para cualquiera que se atreva a verlos. Para acabar de cerrar un proyecto de 10, una introducción y una banda sonora a la altura de todo este producto de la AMC. ¿Habrá más de Jonathan Pine? Juzguen ustedes mismos. Empecemos por el tráiler.

Lorena Rodríguez

No hay comentarios