Compartir

 

 camino de vuelta1

 

Hace tiempo que leí por primera vez en algún sitio eso de ‘no por más minutos de metraje una película tiene más calidad’. Yo añadiría a este refranero cinéfilo ‘no por más promoción y premios una película es más notable y mejor que otra’. No nos engañemos, no hablo que EL CAMINO DE VUELTA sea una obra maestra, pero ésta encasillada tragicomedia de orígenes indies  tiene un sutil ingenio y ciertos momentos de brillantez de los que otras producciones de mayor envergadura carecen.

 

Un verano sirve a NAT FAXON Y JIM RASH (ganadores al Oscar a Mejor Guión Adaptado por LOS DESCENDIENTES) para relatarnos una historia que refleja la búsqueda de uno mismo en el mundo, la adolescencia y su problemática, las relaciones personales y las experiencias que a cada uno va otorgando la vida, desde el punto de vista de Duncan (LIAM JAMES), un joven de 14 años enfrentado a un padrastro repleto de adicciones (STEVE CARRELL), una tirante relación con su madre (TONI COLLETTE) y a una vida que poco a poco se va abriendo ante él.

 

THE WAY, WAY BACK

 

Si bien los inicios pueden dar que pensar que nos enfrentamos a un tedioso drama indie americano, los 103 minutos de metraje terminan siendo ágiles y entretenidos, aunque con un guión un tanto manido, gracias a un gran reparto y a ese parque acuático que termina convirtiéndose en protagonista de la vida de Duncan y de nuestra historia.

 

Y es que es aquí donde puede residir el éxito de EL CAMINO DE VUELTA, en la brillantez con que desarrolla y profundiza en los personajes, y en las buenas actuaciones de todos ellos, desde un joven prometedor LIAM JAMES hasta un STEVE CARRELL que vuelve a demostrar su gran versatilidad. Todo ello sin olvidarnos de SAM ROCKWELL o de su relación con nuestro pequeño protagonista, dos caras de una misma moneda, dos antagonismos que comparten protagonismo.

 

THE WAY, WAY BACK

 

Pero como todo lado bueno, EL CAMINO DE VUELTA también tiene un lado malo. La película va pasando ante tus ojos y no puedes evitar recordar esa maravilla que es THE PERKS OF BEING A WALLFLOWER, o incluso LITTLE MISS SUNSHINE. Las comparaciones son odiosas, y si bien todas ellas tienen mucho en común, EL CAMINO DE VUELTA termina siendo más familiar y menos trascendente, con un toque más forzado.

 

Nueva integrante de este cada vez más amplio club de comedias dramáticas, EL CAMINO DE VUELTA promete risas y alguna que otra lagrima, todo en pequeñas dosis. Posibilidades tiene de conquistar al público, y especialmente al familiar, pero si lo hace, es probable que sea por un muy buen elenco más que por un destacable material.

 

 

 

LO MEJOR:

  • Por enésima vez, y sin cansarme de decirlo, su reparto. La mezcla perfecta de juventud y experiencia, con un toque de versatilidad y unas relaciones que consiguen traspasar la pantalla.
  •  Aunque menos de lo que me gustaría, esconde momentos brillantes y de puro ingenio.

LO PEOR:

  •  El guión sigue los típicos convencionalismos que hayas podido ver en cualquier otra historia similar.
  •  No es tan destacable o trascendental como lo son algunas películas de este género.

 

 

Lydia Martínez

No hay comentarios

Dejar una respuesta