Compartir

pseudopiedad The Young Pope El Palomitrón

Pío XIII: ¿Qué encuentra tan sensual en esa estatuilla (Venus de Willendorf)?
Cardenal Voiello: Prefiero no indagar en mi psique.
The Young Pope

Ya explicamos en El Palomitrón lo mucho que nos gusta la serie de HBO The Young Pope. La variedad de los personajes, las interpretaciones de sus actores, las reflexiones sobre multitud de temas polémicos… Destacábamos entonces el preciosismo de su puesta en escena, marca de la casa de Paolo Sorrentino. El italiano crea unos escenarios que podrían desmenuzarse y analizarse ad infinitum, pues nada está ahí por casualidad y todos los elementos tienen una segunda lectura (o más) que apoya y completa el discurso de la narración.

En esta serie, de todos esos ingredientes escénicos, destacan, como no podría ser de otro modo al ambientarse en la Ciudad del Vaticano, las obras de arte entre las que pasean Pío XIII (Jude Law) y su séquito. Tan relevantes que llegan a ocupar bastante metraje, aparecer en primer plano en la pantalla, formar la cabecera de la serie o ser el lugar en donde se lleva a cabo la acción (plaza de San Pedro o la Capilla Sixtina). Recopilamos aquellos cuadros, esculturas e hitos arquitectónicos que creemos que son relevantes por su relación con la trama o con el carácter de los personajes que circulan frente a ellas.

La adoración de los pastores (1617)

Autor: Gerrit van Honthorst, o Gerard van Honthorst (1592-1656)
Ubicación: Galería de Los Uffizi, Florencia, Italia

nacimiento The Young Pope El Palomitrón

Este óleo fue un encargo al pintor flamenco durante su estancia en Italia. La obra, una típica estampa de la natividad, adornaba la capilla de la familia de Piero Guicciardini, embajador de los Medici en Roma. Es el primer cuadro de la intro de la serie, simbolizando la llegada del nuevo salvador, Lenny, al mundo. Esta obra fue muy dañada en el atentado terrorista relacionado con la mafia del 27 mayo de 1993 en Florencia, donde murieron cinco personas y casi una treintena fueron heridas de gravedad.

La entrega de las llaves a san Pedro (1481-1482)

Autor: Pietro di Cristoforo Vannucci, Perugino (ca. 1445-1523)
Ubicación: Capilla Sixtina, Ciudad del Vaticano

llaves The Young Pope El Palomitrón

Sixto IV mandó llamar a grandes pintores italianos para decorar las paredes de su gran proyecto, la Capella Magna del Vaticano, que debía ser la capilla ceremonial más grande de la cristiandad y que hoy conocemos con su nombre. Allí acudieron, entre otros, Botticelli, Pinturicchio, Ghirlandaio y el Perugino. Guiados por el catálogo iconográfico diseñado por el propio papa, ilustraron escenas del antiguo y del nuevo testamento. «Yo te daré las llaves del reino de los cielos; y lo que ates en la tierra, será atado en los cielos; y lo que desates en la tierra, será desatado en los cielos». (Mateo 16, 19). Las llaves metafóricas, que simbolizaban la supremacía de Simón Pedro sobre sus compañeros apóstoles, se transforman en llaves reales ofrecidas al primer papa.

La conversión de san Pablo en el camino a Damasco (1600-1601)

Autor: Michelangelo Merisi, Caravaggio (1571-1610)
Ubicación: Santa María del Popolo, Roma

Damasco The Young Pope El Palomitrón

Caravaggio, el maestro del claroscuro, pintó este lienzo durante su época de mayor éxito en Roma. En él se aprecian la característica iluminación de sus obras y la representación realista de los personajes. Se representa la conversión de Saulo, un soldado romano, al cristianismo, tras ser derribado de su caballo por una luz y escuchar la voz de Dios. El hombre quedó ciego un tiempo, tras el cual se convirtió y pasó a llamarse Pablo, y murió martirizado en Roma. Quizá una referencia a la forma en la que Lenny abraza el cristianismo tras sufrir también una “caída” y un doloroso trance, como es el ser abandonado por sus padres, o directamente su elección ¿milagrosa? para ser cabeza de la Iglesia. Esta obra es la segunda versión del mismo tema que pintó el artista, ya que la primera fue rechazada porque no gustó al pueblo de Roma, que consideró que se daba más importancia al caballo que a la figura de Pablo.

El Concilio de Nicea

Autor: Anónimo
Localización: Monasterio de la Transfiguración, Meteora, Grecia

Nicea The Young Pope El Palomitrón

Representación ortodoxa del Primer Concilio, en Nicea, en el 325 d. C. en el que se establecieron las bases de algunos de los dogmas de la religión católica (naturaleza de Jesús, establecimiento de la fecha de la Pascua…). Podemos relacionarla con la vuelta al supuesto cristianismo original que pretende el joven papa y que tantos quebraderos de cabeza da a sus subordinados. Además, Arrio (ca. 250-336, sacerdote que propugnaba la no creencia en la tradicional doctrina de la Trinidad) aparece bajo Constantino I, como Pío XIII hace que sus obispos se arrodillen ante él y le besen los pies.

Pedro el Ermitaño predicando la cruzada (s. XIX)

Autor: Francesco de Hayez (1791-1882)
Ubicación: Biblioteca Richelieu-Biblioteca Nacional de Francia (París, Francia)

cruzada The Young Pope El Palomitrón

En este otro cuadro, que aparece también en la cabecera de la serie, se remite al llamamiento a la cruzada de Urbano II tras el concilio de Clermont en 1095. Se cuenta que Pedro fue uno de los más fervientes propagandistas de la misma, y que recorrió media Europa reclutando soldados para el ejército cristiano. En el camino, saqueaban aldeas, robaban ganado y atacaban a los judíos que se iban encontrando. La leyenda cuenta que el propio Pedro dirigía a las huestes, entre 30 000 y 40 000 hombres, que llegaron a Constantinopla y con ayuda del emperador Alejo I, que de paso se los quitaba de encima, atravesaron el Bósforo y desembarcaron en Turquía. Este contendiente, formado por campesinos y desheredados, de ahí el nombre de “Cruzada de los Pobres”, fue masacrado por los musulmanes. Entre los supervivientes estuvo el Ermitaño, que volvió a Constantinopla para unirse como capellán a la segunda tanda de cruzados, esta vez militares y nobles. Obviamente, es una referencia a esa cruzada que organiza el protagonista para conseguir nuevos adeptos al cristianismo.

Los estigmas de san Francisco (h. 1430)

Autor: Gentile da Fabriano (1370-1427)
Localización: Fondazione Magnani Rocca, Parma, Italia

estigmas The Young Pope El Palomitrón

Gentile da Fabriano es considerado un maestro del gótico internacional. Su obra se caracteriza por su preciosismo y por su dominio de la iluminación. En esta tabla, los estigmas de Cristo, que está dentro de esa especie de llamas o serafín, son trasladados a san Francisco. Una obra de profunda espiritualidad y de ensalzamiento de la gloria de Jesús, que es capaz de cegar al acompañante del santo. Podemos relacionar esta pintura tanto con la subtrama del supuesto estigmatizado, Tonino Pettola, como con el dolor de la santificación del propio papa.

Santo Tomás de Villanueva repartiendo limosna (1660)

Autor: Mateo Cerezo (1637-1666)
Ubicación: Museo del Louvre, París, Francia

limosna The Young Pope El Palomitrón

Mateo Cerezo, su autor, murió muy joven, apenas cumplidos los 29, pero podía haber llegado al nivel del mismísimo Velázquez. Se formó en Madrid, en el taller de Carreño de Miranda, precisamente a quien se atribuyó durante un tiempo esta obra. En este lienzo, el santo, teólogo y místico reparte monedas a los pobres, pero situándose por encima de ellos y vestido con todo el lujo. Ofrece alivio, pero solo a los que siguen su doctrina; muy en la línea de Pío XIII. De Tomás de Villanueva (1486-1555) se decía que vivía en la austeridad desde niño, sus sermones provocaban conversiones y que dio sermones en contra de “las fiestas de los toros”.

Miguel Ángel presenta el modelo de la basílica de san Pedro al papa Pío IV (S. XVII)

Autor: Domenico Cresti, el Passignano (1559-1638)
Localización: Casa Buonarroti, Florencia, Italia

maqueta The Young Pope El Palomitrón

Esta imagen fue realizada por el Passignano para decorar una de las salas de la Casa Buonarroti, a modo de biografía visual de Miguel Ángel. En ella, el artista protagonista explica su proyecto para la basílica de San Pedro, que había comenzado bajo el pontificado de Julio II y con la dirección de Bramante (ca. 1443-1514). Nunca la vio terminada, y sus planos sufrieron bastantes modificaciones por parte de los arquitectos posteriores. Una muestra de la ambición de Lenny de cambiar la Iglesia, pero que deberá modificar sus ideas originales.

La matanza del día de san Bartolomé (1572-1584)

Autor: François Dubois (1529-1584)
Ubicación: Museo Cantonal de Bellas Artes, Lausanne, Suiza

matanza The Young Pope El Palomitrón

Representación de los hechos que tuvieron lugar en París, entre la noche del 23 al 24 de agosto de 1572, dentro del contexto de las guerras de religión de la Francia del siglo XVI. En medio de las enormes tensiones sociales y políticas entre los hugonotes (protestantes calvinistas franceses) y los católicos, la princesa Margarita se casa con Enrique de Navarra, príncipe protestante. Pocos días después, Coligny, jefe protestante, sufre un intento de asesinato y, para aplacar la posible venganza de sus seguidores, Carlos IX y su madre, Catalina de Médici, armaron al pueblo para que pudiese enfrentarse a los hugonotes. El resultado, 2000 protestantes muertos en París y unos 10 000 en toda Francia. Puede que el joven papa no quiera una masacre de carácter religioso, pero sí quiere soldados cristianos que se comprometan con la Iglesia y que la pongan por encima de todo.

La hora nona (1999)

Autor: Maurizio Cattelan (n. 1960)
Ubicación: Colección particular itinerante

nona The Young Pope El Palomitrón

La hora nona es en la que Jesús dudó de su fe («¿Dios mío, por qué me has abandonado?») y el título de esta polémica obra contemporánea. El papa representado es Juan Pablo II, que se aferra con fuerza el báculo que sostiene, a pesar de estar ya en el suelo y con el meteorito sobre él. La última obra de arte que aparece en la intro de la serie; esa roca que forma parte de ella es lo que queda de la estrella fugaz que ha ido cruzando todos los cuadros. Poco a poco ha ido cambiando, y de ser presagio de prodigios y maravillas se transforma en un pedrusco mortal que puede acabar con la misma Iglesia católica.

Virgen con niño, san Pedro, san Pablo y los doce magistrados de la Rota (1485)

Autor: Antoniazzo Romano (1430-1508)
Ubicación: Apartamentos Pontificios, Museos Vaticanos, El Vaticano

virgen con niño The Young Pope El Palomitrón

La Rota es uno de los tribunales eclesiásticos más alto de la Iglesia Católica; un tribunal de apelación del papa en el que se dirimen causas como las nulidades matrimoniales o de ordenación sacerdotal, entre otras. Conociendo a los distintos personajes de la serie, sus motivaciones, ambiciones y carencias, podemos ver un resumen de todos ellos en esta obra. Tenemos a Lenny, salvador de la Iglesia; la hermana Mary, como la virgen-trono que sostiene al niño; Voiello, san Pablo; Gutiérrez, san Pedro; y la curia romana como los magistrados. También podemos verlo como una referencia a esa búsqueda de la madre ausente de Pío XIII.

Resurrección de Cristo (1499)

Autor: Pietro di Cristoforo Vannucci, Perugino (ca. 1445-1523)
Ubicación: Museos Vaticanos, Ciudad del Vaticanoresurrección The Young Pope El Palomitrón

Esta obra es conocida como “el Perugino del papa”, ya que durante muchos años ha estado en la biblioteca personal del pontífice. Una representación de la resurrección de Cristo con las formas suaves y los personajes dulces característicos del pintor. Lenny tiene esta obra en su despacho, justo enfrente de su escritorio. Así se ve a sí mismo, como el salvador, el vencedor de la religión. Sienta a sus visitas bajo el cuadro para reforzar su posición de poder, como cuando se entrevista con el primer ministro italiano.

Venus de Willendorf (20000-25000 a. C.)

Autor: Anónimo
Ubicación: Museo de Historia Natural, Viena, Alemania

venus The Young Pope El Palomitrón

Una pequeña estatuilla de piedra caliza que se encontró a orillas del Danubio, cerca de Willendorf, y que representa de manera no realista a una mujer en la que el abdomen, vulva, nalgas y mamas son voluminosos hasta el extremo. Se la relaciona con la fertilidad y con la madre tierra. De nuevo una figura femenina y maternal que está muy cerca del huérfano papa. Además, es el objeto de deseo carnal del cardenal Voiello.

La Piedad (1498-1499)

Autor: Miguel Ángel Buonarroti (1475-1564)
Ubicación: Basílica de san Pedro, Ciudad del Vaticano

La Piedad The Young Pope El PalomitrónCon veinticuatro años, Miguel Ángel recibió el encargo de realizar esta escultura para el cardenal de Bilhères. En ella, una virgen adolescente, casi niña, tiene en su regazo a un Jesús adulto muerto. Ella no demuestra dolor de la forma en la que las mujeres mortales harían al tener a su hijo asesinado en brazos, sino que serena se abstrae y extiende su brazo izquierdo como símbolo de su desdichada aceptación a los designios de Dios. Una madre con su hijo, lo que no ha tenido Lenny, que desearía reposar entre los brazos de una mujer por la pesada carga que ha recaído sobre él. Quizá Esther sea esa mujer, sobre la que se desmaya en un momento dado, y que lo ama profundísimamente.

Las bodas de Caná (1563)

Autor: Paolo Caliari, el Veronés (1528-1588)
Ubicación: Museo del Louvre, París, Francia

fiesta The Young Pope El Palomitrón

Obra manierista que fue encargada para el refectorio del convento de San Giorgio Maggiore en Venecia y que terminó en París tras la campaña napoleónica de Italia. Representa el famoso pasaje bíblico en el que Jesús, durante la celebración de una boda, transformó el agua en vino, pero tratado como si fuera una fiesta veneciana de su época. Sus colores, su esplendor, su lujo… contrastan con el lugar en el que aparece dentro de la ficción, que es el dormitorio de las monjas que asisten al papa. Un lugar bastante austero, como la vida que llevan ellas, pendientes de los deseos y necesidades de los hombres a los que sirven. Quizá un recuerdo de lo que no van a tener, de todo a lo que renunciaron por estar donde están.

Magdalena Ventura con su marido/La mujer barbuda (1631)

Autor: José de Ribera, el Españoleto (1591-1562)
Ubicación: Hospital de Tavera, Toledo, España

Mujer Barbuda The Young Pope El Palomitrón

El cuadro fue un encargo del virrey de Nápoles, que invitó a Magdalena a palacio cuando supo de su existencia. En las lápidas que aparecen en la obra se explica la historia de esta mujer y como con 37 años empezó a crecerle la barba, entre otros síntomas de masculinización. Aun así, como se ve en la pintura, tuvo hijos, y se la muestra dando de mamar al más pequeño. Lenny observa varias veces este cuadro, alguna en compañía de Gutiérrez (Javier Cámara), con el que podemos encontrar cierto parecido a Magdalena, no solo físico, sino también en su actitud mucho más amorosa y maternal con el mundo que la de Pío XIII. De nuevo tenemos una madre, aunque no muy convencional.

Ofrenda a Venus (1518-1519)

Autor: Vecellio di Gregorio, Tiziano (ca. 1490-1576)
Ubicación: Museo del Prado, Madrid, España

amorcillos The Young Pope El Palomitrón

Un tema mitológico que formaba parte del conjunto pictórico que decoraba las estancias del Castillo Estense, en Ferrara. Unas mujeres presentan sus respetos a la diosa, mientras los amorcillos, por decenas, juegan a los pies o sobrevolando a su patrona. Tiziano se basó en las descripciones del griego Filóstrato de las pinturas de una villa napolitana y fue lo más fiel posible a los textos. Una fría y bella diosa de piedra que observa con indiferencia como esos niños juegan, pelean, suben a los árboles, se besan o están a punto de lanzar una flecha. Este cuadro aparece en la serie junto al anterior citado, el de La mujer barbuda, lo que hace que las características de ambos resalten y que se conviertan en la antítesis uno del otro. En este caso, estaría más cercano al propio Lenny, por su belleza y su indolencia ante el resto de seres humanos; e incluso a esa madre ausente que ha abandonado a sus hijos a su suerte.

El juicio universal (1537-1541)

Autor: Miguel Ángel Buonarroti (1475-1564)
Ubicación: Capilla Sixtina, Ciudad del Vaticano

apocalipsis The Young Pope El Palomitrón

La Capilla Sixtina aparece varias veces en la ficción, pero nos centramos en esta parte porque en la serie se destacan algunos de sus detalles y porque el discurso del protagonista ante el colegio cardenalicio la tiene como telón de fondo. La segunda venida de Cristo y el final de los tiempos, tal y como aparecen en el Apocalipsis según san Juan. Dios va a ser el juez del hombre, el que divida a los justos de los pecadores. Los bienaventurados ascenderán al cielo y conseguirán la vida eterna; los impíos son arrastrados a las torturas del infierno. El papa Belardo, que se ve a sí mismo como un dios encarnado, va a juzgar a la humanidad por sus pecados y, al igual que el Jesús del fresco, nadie, ni su madre, podrá interceder por los hombres.

Basílica de san Pedro (1506-1626)

Autores: Bramante (1444-1514), Rafael Sanzio (1483-1520), Antonio da Sangallo el Joven (1484-1546), Miguel Ángel Buonarroti (1475-1564), Carlo Maderno (1556-1629) y Gian Lorenzo Bernini (1598-1680).
Ubicación: Ciudad del Vaticano

basílica The Young Pope El Palomitrón

La basílica original fue construida sobre el terreno que ocupaba el Circo de Nerón, donde fue martirizado y enterrado san Pedro, por orden del emperador Constantino. En el año 500 se estableció la primera residencia episcopal y el día de Navidad del 800 se coronó emperador a Carlomagno en ella. Tras el cisma de Aviñón, los papas vuelven a residencia en 1377, aunque no fue hasta Julio II cuando se decide construir una nueva y grandiosa catedral, cuyas obras comienzan en 1506. Lo majestuoso del proyecto y la duración de su construcción se llevó por delante a varios pontífices y arquitectos que, a medida que iban siendo reemplazados, cambiaban numerosos detalles del plan original, hasta llegar a la construcción que conocemos hoy en día. Su estilo es una mezcla de renacentismo y barroco que se extiende por 2,3 hectáreas y a una altura máxima de 136,57 metros. Por ella pasean los personajes de la serie, bien para buscar consuelo en Dios, para rezar, para conspirar… Será en una de sus capillas (“donde caen las tardes de mayo”) donde Gutiérrez escuchará la llamada para ser sacerdote, tal y como le contará a Lenny; y este último, desde su balcón, dará discursos y dirigirá misas y homilías a los fieles.

Plaza de san Pedro (1655-1667)

Autor: Gian Lorenzo Bernini (1598-1680)
Ubicación: Ciudad del Vaticano

abrazo The Young Pope El Palomitrón

Compuesta por dos partes, el primer espacio trapezoidal y el segundo los dos brazos que delimitan un espacio elíptico. Estos últimos representan el abrazo de la Iglesia a todos los que busquen consuelo en su seno. En el proyecto original, un tercer brazo porticado cerraba la plaza que, junto al trazado del barrio del Borgo, provocaría un efecto sorpresa en el peregrino. Pero la muerte de Alejandro VIII interrumpió las obras, y la demolición de diversos edificios para la construcción de la avenida de la Conciliación ordenada por Mussolini, ya en el siglo XX, proporcionaron la majestuosa vista que hoy tenemos de la plaza y de la basílica desde el castillo de Sant’Angelo, lugar punto recurrente en la ficción y que será el termómetro de lo que los católicos sienten ante su líder espiritual. Al comienzo está llena a rebosar, pues tienen fe en ese nuevo papa que parece ser una promesa de cambio en la Iglesia; tras sus lacerantes discursos, se vacía. El gesto de consuelo que representaban los brazos de la plaza ya no es tal.

Y hasta aquí nuestra selección de referencias artísticas en The Young Pope. No están todas, somos conscientes, y de las compiladas podríamos hablar mucho más largo y tendido, pero no acabaríamos nunca. En cualquier caso, hemos ofrecido nuevas excusas para ver la serie, si es que aún no lo habéis hecho, o una nueva perspectiva de la misma.

Rocío Alarcos

No hay comentarios

Dejar una respuesta