Compartir

Editorial El Palomitrón¡Un lustro! O media década, o cinco años. Da vértigo mirar atrás y recuperar cientos de recuerdos que con el paso de este tiempo se han ido acomodando en nuestra memoria, reclamando su sitio y trazando un nuevo camino para desterrar metas que nunca fueron nuestras, que nunca nos pertenecieron, que nunca quisimos.

Desde esas primeras líneas vergonzosas en un blog personal que apenas leían 10 personas han pasado ya cinco años en los que El Palomitrón poco a poco ha ido evolucionando de manera natural, alimentándose de la pasión por el cine y las series que han volcado en él las decenas de redactores y colaboradores que han ayudado a construir este espacio de encuentro. Un sentimiento común en el que han confluido multitud de perfiles, de capacidades y de personalidades. Una pequeña torre de Babel que con el paso de los años se ha fortificado con la energía individual que cada miembro del equipo ha volcado en el proyecto. Una energía que sobrevive aun cuando se consuman las despedidas y en cuya acumulación posiblemente resida el mayor de nuestros tesoros. Porque El Palomitrón es también pasado, una obra colectiva que conserva las huellas de los que ayudaron a cimentar esta propuesta con su esfuerzo y dedicación. Una obra que sigue diseñando su presente y que mira al futuro a los ojos, esperando nuevos retos y metas que alcanzar.

Es tiempo, una vez más, de dar las gracias a tres bandas. A la industria cinematográfica, televisiva y editorial por ver en nosotros un aliado, por premiar nuestro trabajo con su confianza y por seguir encontrando en nuestro soporte una ventana más para compartir con el mundo sus proyectos, sus apuestas y sus ilusiones. Son ellos los que nos proporcionan nuestra materia prima para trabajar.

A nuestro equipo de redactores, nuestros artesanos que convierten la materia prima en contenido de interés. Por su fidelidad, por sus horas de trabajo, por su aportación intangible e indispensable para que El Palomitrón siga madurando y siga descubriendo nuevas perspectivas. Y sobre todo por su cohesión y por su espíritu de equipo, una realidad por al que siempre hemos apostado y de la que estamos muy orgullosos. Porque nos sentimos como una gran familia en la que de manera colectiva se lamentan las malas noticias y se celebran las buenas. Porque sin espíritu de equipo no hay proyecto que valga y porque si estamos donde estamos, es gracias a ellos, a nuestros redactores.

Y también gracias a ti, querido lector, que consumes nuestros contenidos, que participas en nuestros canales sociales, que respetas nuestra visión del periodismo, nuestra lectura de la realidad, y valoras nuestro esfuerzo diario, animándonos e inyectándonos vitales dosis de energía para insistir y persistir.

Y tampoco sería justo olvidarnos de dar las gracias a todos los compañeros, que con sus blogs y webs nos acompañan en esta odisea, ayudándonos y motivándonos con sus palabras y con su compañerismo. Y en muchos casos enseñándonos y ayudándonos a mejorar. Administradores que han compartido decepciones y alegrías, que nos hemos visto crecer mutuamente, y que con el tiempo se han convertido en amigos.

A todos, muchas muchas gracias por habernos regalado una vida mejor.

 

Alfonso Caro
Fundador y Mánager de El Palomitrón

1 Comentario

  1. Felicidades por estos cinco años. Seguid así con vuestro amor al cine porque como decía Aute “que toda la vida es cine y los sueños cine son”

Dejar una respuesta