Compartir

Dune Villeneuve El Palomitrón

David Lynch lo intentó y sí, llegó a rodar Dune en 1984, pero llegando a renegar de ella más tarde con unos datos de recaudación de apenas 30 millones de dólares, incluyendo duras críticas. Y es que Hollywood ha intentado durante años que este proyecto casi platónico viera la luz sin éxito, y así se han acariciado proyectos tan apasionantes como la adaptación de la novela de Frank Herbert a manos de Alejandro Jorodowsky, entre otros. La historia de este clásico de la literatura de la ciencia ficción, para muchos la mejor novela de género que se ha escrito, es la historia de Paul Atreides y su lucha por el honor de su dinastía en un vasto universo repleto de traiciones y juegos de poder. Un relato fascinante y tan titánico que su adaptación a la pantalla grande siempre ha supuesto un reto formidable no apto para directores (y productores) enemigos de los desafíos.

Dune en El PalomitrónBrian Herbert, hijo del autor de la saga Las crónicas de Dune Frank Herbert, ha anunciado que Dune será adaptada por el director Denis Villeneuve. No solo le tenemos en un pedestal por sus obras maestras como Prisioneros, Enemy o Sicario, sino que además en 2016 ha regalado al público uno de las cintas más necesarias del año: La llegada, reconocida con ocho nominaciones a los Oscar incluyendo Mejor película y Mejor director. Si esto fuera poco, el director se ha atrevido con Blade Runner 2049 (de la que ya hablábamos por aquí en su momento) y, como guinda del pastel, parece que está en plena forma, y se encargará de Dune, una de las adaptaciones más complicadas y exigentes que podría encontrar el canadiense. Estamos que lo tiramos…

El anuncio ha encendido la mecha de las expectativas, y fácilmente podemos hablar de una de las cintas que más expectación van a generar en los próximos años. Porque, quién sabe, quizá llegue el día en el que el suertudo espectador pueda disfrutar de todo el imaginario visual de Frank Herbert justamente tratado y reproducido en un pantalla de cine. Un espectáculo de los buenos.

 

Gabriela Rubio

No hay comentarios