Compartir

Que Netflix ha revolucionado el mundo de las series no es una novedad a estas alturas. De la plataforma están surgiendo nuevos talentos (claro es el caso de Stranger Things) y el nombre de Brit Marling está entre los últimos con el estreno de The OA. Sin embargo, en el mundo del cine independiente norteamericano lleva años realizando trabajos destacables. Vamos a hacer un repaso por la trayectoria de la actriz que, lejos de comenzar en el mundillo con esta serie, lleva a su espalda varios largometrajes que tienen mucho que decir.

Comienza su trayectoria: Sound of My Voice y Otra Tierra

Tras licenciarse en económicas, con apenas 22 años Brit Heyworth Marling se adentraró en la industria desde el otro lado de la cámara, rodando un documental llamado Boxers and Ballerinas en 2004 con Mike Cahill (director con el que posteriormente realizaría varios largometrajes). Este trabajo se transformó en el premio Best of the Fest a Mejor documental del Breckenridge Festival of Film (Colorado, EE. UU.) y en el Director’s Award del Cinequest San Jose Film Festival en la categoría Global Landscape, ambos en 2005.

Tras esta primera incursión en el mundillo, en 2007 comenzaría en el mundo de la interpretación con el cortometraje The Recordist (primera inmersión en la dirección de Zal Batmanglij), en el que Marling interpreta a Charlie Hall. La vida de Avis Dauphi, una excéntrica mujer mayor, da un vuelco, ya que está convencida de que Charlie es una alienígena. Esta será la primera inmersión en la ciencia ficción por parte de director y actriz, pero no la última.

Sound of My Voice (Zal Batmanglij, 2011)

Sus siguientes trabajos llegarían en 2011. Sound of My Voice (ópera prima de Zal Batmanglij) cuenta la historia de dos periodistas de investigación que se adentran en una secta para estudiarla desde dentro. Marling interpreta el papel de la excéntrica Maggie, líder de la secta. Un largometraje rodado prácticamente en su totalidad en el interior de una austera casa, donde la conexión entre los personajes resulta maravillosa, a la par que perturbadora. Un papel que demostraría el potencial interpretativo de la norteamericana. Ese mismo año, estrenaría Otra Tierra (Another Earth), dirigida por Mike Cahill. Además de protagonista de la cinta, Marling escribiría la historia.

Otra Tierra es una pieza de ciencia ficción intimista. Recoge la vida de Rhoda Williams (Marling), nada más salir de la cárcel. Un objeto extraño aparece en el cielo, y descubren que es una réplica de la Tierra. Mediante un concurso, Rhoda pasa a ser parte de los afortunados que podrán viajar a explorar la otra Tierra. La condición humana, el arrepentimiento y la soledad acompañan a la protagonista y al espectador durante todo el largometraje, dándonos la perspectiva de una Rhoda adolescente que cometió un error que la cambiaría para siempre. La otra Tierra se plantea como una opción de redimirse, aun sin saber qué encontrará en ella.

Es uno de los papeles más poderosos que ha realizado, un personaje retraído e introvertido donde las miradas hablan más que los diálogos. Este papel puede recordar, en cierto modo, a Prairie (The OA), tanto por su forma de afrontar las cosas como por la relación con su familia.

Otra Tierra (Mike Cahill, 2011)

Entre 2011 y 2012 Marling comienza a hacerse un hueco en el cine independiente gracias a la nominación a Mejor actriz en los Academy of Science Fiction, Fantasy & Horror Films (EE. UU.) y la nominación a Best First Feature y Best First Screenplay en los Independent Spirit Awards. En nuestro territorio, recogería en el Festival de Sitges el premio a Mejor actriz. La película ganaría en el Sundance Film Festival el Alfred P. Sloan Feature Film Prize, el Premio Especial del Jurado y el del Gran Jurado, ambos en la categoría de Mejor drama.

Madurez interpretativa: The East, The Better Angels y Orígenes

En 2012, y a pesar de tener pocos papeles en su trayectoria, Brit Marling comenzaría a hacer más proyectos y a ser una estrella que tener en cuenta en el mundo del cine independiente estadounidense. Sin embargo, ese año participaría en dos largometrajes de carácter más comercial: Pacto de silencio (Robert Redford) y El fraude (Nicholas Jarecki).

Lejos de destacar ambos como hitos en su carrera interpretativa, en 2013 vuelve a su terreno con The East, segundo largometraje de Zal Batmanglij en el que colabora de nuevo en la elaboración del guion. Marling interpreta a Sarah, una operativa de una gran agencia de inteligencia que se infiltra en un grupo anarquista-ecologista con grandes planes. Una película con una fuerza descomunal, muy bien ejecutada y con caras conocidas como Ellen Page (Juno), Alexander Skargård (Melancolía) o Patricia Clarkson (Shutter Island). Vemos como Sarah se infiltra de tal modo en el colectivo que comienza y diluirse la línea que separa su trabajo de su ideología, en un inquietante filme anticapitalista que merece, como mínimo, un visionado.

The East (Zal Batmanglij)

Su siguiente trabajo sería The Better Angels (A. J. Edwards), una peculiar cinta que narra en blanco y negro la infancia de Abraham Lincoln en Indiana, la tragedia que lo marcó y las dos mujeres que lo ayudaron a constatarse como un personaje inmortal. Encarnará a la hermana de Lincoln, Sarah, acompañada por Diane Kruger (Infiltrado) en la piel de la madre y por Jason Clarke (Everest) en la piel de Tom Lincoln.

Si hay un largometraje por el que Brit Marling es más conocida a nivel general ese es Orígenes (I Origins), uno de los mejores trabajos de la filmografía de Mike Cahill. La historia nos presenta a Ian, interpretado por Michael Pitt (Last Days, Funny Games), un biólogo molecular cuyo estudio podría cambiar la concepción de la vida de los seres humanos. Marling encarna a su compañera de laboratorio, Karen. El reparto lo completan Steven Yeun (The Walking Dead) como Kenny y Astrid Bergès-Frisbey (El sexo de los ángeles) como Sofi, la eminente protagonista.

Además de una cuidada fotografía, Cahill vuelve a explorar el mundo que hay “más allá” con su personal forma de tratar la ciencia ficción, siempre desde un lado intimista y misterioso, que juega más con la reacción humana y la conciencia que toman las personas que con el predominio de efectos especiales. El guion es una apuesta diferente y la ejecución de este nos da una película maravillosa donde los ojos toman protagonismo.

Orígenes (Zal Batmanglij)

Si bien es una de las películas más conocidas en las que participa Marling, su papel no da la mejor interpretación de su carrera y se suma al reparto para construir una historia maravillosa, pero sin destacar individualmente. Cabría destacar en este filme la vuelta a la colaboración con el director estadounidense. La crítica premió este trabajo con el galardón a Mejor película en el Festival de Sitges y con el Alfred P. Sloan Feature Film Prize en el Sundance Film Festival, ambos en 2014.

The OA: ¿Constatación profesional?

Para muchos, hasta que el pasado 16 de diciembre Netflix estrenara The OA, Brit Marling era una completa desconocida. Es muy posible que su papel como Prairie Johnsson la eleve en la industria, así como La habitación disparó la carrera de Brie Larson (que ya tenía trabajos tan maravillosos como Short Term 12 (Las vidas de Grace) o Aquí y ahora). Con este repaso por su trayectoria, vemos que lo nuevo de Netflix solo es otra de tantas buenas actuaciones en su carrera.

The OA (Zal Batmanglij)

Decir que The OA no ha dado un giro en la carrera de Brit Marling y de su director, Zal Batmanglij, sería un error. La buena construcción de la serie en cuanto a fotografía, guion, etc., es incuestionable. Pero no supone, para ninguno, un primer gran proyecto y, más importante, un buen proyecto. Marling es una prometedora actriz que, con 34 años, tiene a su espalda papeles muy complicados perfectamente llevados. Gracias a esta producción, posiblemente será más conocida, y esperamos que, si habéis disfrutado de ella, disfrutéis de su filmografía. Si queréis disfrutar de ciencia ficción intimista, colectivos activistas anarquistas o incursiones a una secta, con Marling tenéis un repertorio que no os podéis perder.

Cristina Domínguez

No hay comentarios