Compartir

tiempo-sin-aire-vosi
No es difícil intuir lo que TIEMPO SIN AIRE va a provocar en el espectador. El propio título de la película dice mucho y no en vano. El segundo proyecto del tándem formado por ANDRÉS LUQUE y SAMUEL MARTÍN MATEOS, que hace unos años rodaron AGALLAS, deja sin aliento en varios momentos de la trama e invita al público a una potente reflexión. Aunque en muchas ocasiones lo que se busque en el séptimo arte sea el mero entretenimiento, qué agradable placer es salir tocado (tocado e, incluso, hundido), y eso lo consigue con creces esta cinta protagonizada por JUANA ACOSTA, CARMELO GÓMEZ, ADRIANA UGARTE y FÉLIX GÓMEZ.

La cinta, que se ha presentado recientemente en el Festival de Cine de Málaga, cuenta la historia de María (ACOSTA), una enfermera colombiana que perdió a su marido y a su hija a manos de los paramilitares. Dispuesta a vengarse, viaja con su hijo pequeño a Tenerife en busca de uno de los asesinos, al que pone cara gracias a una fotografía de la que no se separa. Encontrar a ese hombre es su razón de vivir y no piensa parar hasta conseguirlo. La venganza, el odio y el dolor se hacen patentes en el filme, que recuerda que la violencia no está tan lejos como se cree.

 

tiemposinaire

 

Sin embargo, lo que es una virtud en TIEMPO SIN AIRE (que roza el corazón del espectador), también puede convertirse en defecto. El guion, escrito por los dos directores y por JAVIER ECHÁNIZ y JUAN ANTONIO GIL BENGOA, recalca en exceso las partes más dramáticas. La repetición constante del dolor se hace demasiado exagerada y no deja trabajo al espectador, al que se le da todo mascado. La historia es dura de por sí, no necesita nada más que ser contada para calar hondo. Aun con todo, el largometraje está cargado de logradas escenas que, además, transcurren en 48 localizaciones diferentes (un gusto para la sala de butacas).

 

356744

 

Lo mejor de la película es, sin duda, JUANA ACOSTA, que firma con este papel una de las mejores interpretaciones de su carrera. El resto del reparto también juega a la altura, especialmente ADRIANA UGARTE, que sigue demostrando que no está porque sí en la cresta de la ola. Dudoso sin embargo CARMELO GÓMEZ, que sale del rol al que nos tiene acostumbrados con el único personaje que no fluye dentro de la trama. Quizás no es culpa del actor y sí del personaje, que crea una tensión inexplicable desde la primera aparición hasta el final del metraje. El actor leonés, que se mete en la piel del psicólogo del colegio del hijo de la protagonista, y ADRIANA UGARTE, que encarna a la mujer del paramilitar al que busca la protagonista, aun cargados de bondad, son el reflejo de una sociedad ignorante, que no se entera no solo de lo que le pasa al vecino, sino tampoco de que la violencia la tiene en casa.

A pesar de sus irregularidades, TIEMPO SIN AIRE es un filme muy recomendable que toca la fibra del espectador gracias a una historia muy necesaria.  Tenía que ser contada la situación de una mujer, que aunque se trate de un personaje inventado, no se debe olvidar que la realidad supera siempre a la ficción.

 

 

LO MEJOR

  • La interpretación de JUANA ACOSTA, que deja en TIEMPO SIN AIRE uno de los mejores trabajos de su carrera.
  • Es una historia necesaria que puede abrir los ojos del espectador.
  • Roza el alma.

LO PEOR

  • Guion demasiado exagerado que subraya constantemente el drama.
  • El personaje de CARMELO GÓMEZ, que no encaja a la perfección con la historia.

 

 

Ángela Ruiz

No hay comentarios