Compartir

Crítica de la tercera temporada de Boku no Hero Academia principal - el palomitron

Las heladas brisas invernales poco a poco han ido reduciéndose para anunciar el fin de un ciclo y el comienzo de otro, uno que comienza con el florecimiento de las flores de cerezo. Al igual que ocurre con las estaciones, las muy diversas series de animación niponas van sucediéndose en el tiempo. Cuando unas expiran, otras florecen. Devilman CrybabyB: The BeginningViolet Evergarden o Koi wa Ameagari no You ni han dejado su particular poso durante estos meses, pero ahora es el turno de otras como Golden KamuyTokyo Ghoul:re o My Hero Academia.

La historia principal de Boku no Hero Academia se ambienta en un Japón actual donde alrededor de un 80 % de la población tiene poderes. Muchos de ellos se convierten en héroes y se ganan la vida defendiendo y protegiendo los derechos de los ciudadanos. El protagonismo lo tiene Izuku Midoriya, un joven de 15 años que sueña con llegar a ser un héroe a pesar de no contar con ningún “quirk” o superpoder. Tras vivir junto a él, sus correspondientes compañeros, profesores y villanos dos temporadas llenas de aventuras y formación nos adentramos de lleno en una nueva temporada que deja atrás las clases en la academia para adentrarse de lleno en el arco del campamento de verano. Veremos qué camino seguirá la tercera temporada y cómo será el desarrollo de los herederos de All Might y All for One.

La tercera temporada de Boku no Hero Academia dio comienzo el pasado 7 de abril de 2018, y su emisión se realizará todos los sábados a través de la cadena japonesa JNN. Si no os queréis perder nada y saber qué pensamos de cada capítulo puedes acceder a cada uno de ellos a través de este pequeño índice. BONES vuelve a poner toda su carne en el asador, toca ver cómo lo hace en esta ocasión y nosotros nos atrevemos a contar cómo lo hace desde aquí. ¿Volverá a estar a la altura de las anteriores temporadas?

Capítulo 1 Game Start Enlace
Capítulo 2 Wild, Wild Pussycats Enlace
Capítulo 3 Kota Enlace

 

Marisol Navarro

No hay comentarios

Dejar una respuesta