Compartir

 

SICARIO5

 

El negocio de la droga hace ya muchas décadas que dejó de ser un marrón de los vecinos del sur para convertirse en uno de los mayores problemas a los que debe enfrentarse la administración estadounidense cada año. 45 000 muertes anuales en América del Norte por causa directa o indirecta de las drogas es una cifra difícil de encajar (el dato casi triplica el total de fallecidos en toda Europa y supera con comodidad también el total de las muertes relacionadas con este infierno en África cada año). Y es que barajando estos números es fácil comprender que la lucha contra los cárteles de la droga se haya convertido en una prioridad de primer orden para el gobierno norteamericano, superado por las limitaciones burocráticas y entregado a cortar las cabezas de la hidra las veces que haga falta, y casi a cualquier precio.

SICARIO engrosa la lista de films (o de series si nos ponemos de rabiosa actualidad) que abordan este conflicto pero realmente no persigue denunciar políticas o situaciones ni plantear soluciones. Se distancia del resto de cintas porque opta por reflejar una realidad que no pretende juzgar, esforzándose, en cambio, por conseguir que el espectador asista al descenso a los infiernos que vive (y padece) su protagonista, una dura EMILY BLUNT, jefa de operaciones SWAT, que se ve involucrada en una guerra abierta contra los cárteles de la droga en la que la falta de ética o moralidad terminarán por minar (y aniquilar) sus ideales y convicciones.  

 

 

sica1

 

Con tan solo visionar los primeros segundos (esos planos de los SWAT tomando posiciones o ese primer plano de los ojos de EMILY BLUNT que abre progresivamente la lente para situarla en el interior de un vehículo de asalto blindado) cualquier espectador medio, y especialmente todos los que han dedicado muchas horas de su vida a visionar cine de acción, se da cuenta de que SICARIO está a otro nivel. Porque SICARIO no suelta al espectador hasta los créditos finales (ojo que hablamos de dos horazas), agarrotándole en la butaca en un brutal festival de tensión que abrasa cualquier concesión a la humanidad o al sentido común. Un implacable (e impecable) ejercicio de acción en el que VILLENEUVE se marca una master class de cómo rodar acción y cómo conseguir que el desasosiego y la incomodidad campen a sus anchas sin prácticamente momento para el respiro.

Y todo esto lo consigue un director que aunque poco familiarizado con los códigos del cine de acción (no tuvo la suerte de tener de marido a JAMES CAMERON) sí lo está con los del thriller y goza de una habilidad especial para generar tensión en su naturaleza más incómoda; esa en la que el espectador es capaz de advertir la violencia contenida en sus planos y adivinar incómodamente su inmediata (e ineludible) explosión en su estadio más visceral.

 

sica2

 

Si en el apartado técnico VILLENEUVE recurre nuevamente a la fabulosa fotografía de ROGER DEAKINS (ya trabajó con el director en PRISONERS y juntos también estarán en la esperada secuela de BLADE RUNNER), uno de los mejores directores de fotografía de nuestros días (NO ES PAÍS PARA VIEJOS o SKYFALL) y se apoya en la efectista partitura de JÓHANN JÓHANNSSON (su trabajo en LA TEORÍA DEL TODO nos maravilló), es en el trazado de personajes donde el director echa el resto para redondear la propuesta. EMILY BLUNT, BENICIO DEL TORO y el recientemente recuperado JOSH BROLIN brindan unas estupendas actuaciones, destacando especialmente la labor de BLUNT, que despliega todos sus recursos para transmitir la angustia de su personaje, su impotencia y su progresivo desnudo, capa a capa, como ser humano superado por una experiencia que progresivamente irá minando su fortaleza.

5 estrellas para una cinta especialmente disfrutable por todos aquellos amantes del género de acción y thriller que una y otra vez abandonáis las salas con la sensación de que todo se podía haber hecho mucho mejor. Una de las cintas de 2015, sin duda.

 

 

LO MEJOR:

  • La dirección de VILLENEUVE, que no baja el pistón en sus dos horas de duración.
  • La entrada (y posterior salida) en Ciudad Juárez. Pura tensión. Una auténtica gozada.
  • Todo el reparto en general, y EMILY BLUNT en particular.

LO PEOR:

  • Que cometáis el error de dejarla pasar y no disfrutarla en una sala de cine.
  • Que rodar acción a este nivel esté al alcance de tan pocos directores.

 

Alfonso Caro

 

1 Comentario