Compartir

LOS ANTECEDENTES

El filme producido por Akkord Films y Paycom Cinema deleitó a la producción alemana del año pasado con un homenaje a la Pascua inspirado en el clásico homónimo de principios de S. XX escrito por Fritz Koch-Gotha y Albert Sixtus. Nominada al premio Generation KPlus – Mejor película del Festival Internacional de Berlín (2017) y ganadora en el Festival de Múnich como Mejor película de animación (2017), Rabbit School apuesta por la animación 3D con integración 2D creando un universo mágico donde la naturaleza y la amistad presentan una aventura para toda la familia.

LA PELÍCULA

Rabbit School, como su nombre indica, es una historia de conejos que nos presenta dos universos radicalmente opuestos: una gran ciudad y un pequeño pueblo. Acompañamos a Max, un joven confiado y brabucón, en su precipitado viaje por el bosque hasta un lugar de ensueño llamado la escuela de conejos de Pascua. En ella descubrirá un mundo desconocido para él donde los conejos se preparan cada año para cumplir su misión: entregar los huevos de Pascua a los niños humanos.

Aun no habiendo sido la trama elaborada con complejidad, la narrativa funciona bien debido a dos factores fundamentales: la fluidez del espacio presentado y el público al que va dirigida la cinta, los niños. Otra de las cualidades del universo de la película es el tratamiento de los fondos y paisajes, sobre todo durante el desarrollo del filme en el campo.

ELLOS Y ELLAS

Junto a Max, el indiscutible protagonista (cuya voz pertenece a Noah Levi), encontramos a la joven Emmi (Jenny Melina Witez). Funcionan como el perfecto complemento, ya que cada uno pertenece a los dos universos de la historia, el campo y la ciudad. Además de ellos y del resto de conejos de la escuela, destaca la figura de Madame Hermine (Senta Berger), la maestra espiritual de los estudiantes. Una presencia similar a la que la profesora Minerva McGonagall (Maggie Smith) aporta en la saga Harry Potter. Completan el reparto Friedrich von Thun como Eitelfritz, Max Boguth como Ernst y Ben Boxberg como Anton.

LA SORPRESA

Tras pensar que una historia de conejos es reiterativa debido al reciente estreno de Peter Rabbit (Will Gluck), se descubre que el filme tiene un tono, una temática y un hilo conductor totalmente diferentes. También sorprende lo bien que funciona la integración de 2D y 3D aplicada al diseño de personajes, ya que permite un volumen y una agilidad en los personajes muy agradecida, manteniendo, por ejemplo, las expresiones faciales en 2D y dándoles mayor presencia.

LA SECUENCIA/EL MOMENTO

Al comienzo del filme, en la presentación que Madame Hermine realiza sobre la historia de los conejos de Pascua, vemos una animación 2D planteada de forma sencilla pero efectiva, que sirve como elemento visual diferenciador del resto de la película, proporcionando mayor riqueza.

TE GUSTARÁ SI…

Te gustan las historias de aventuras animadas, la naturaleza y los animales que hablan.

LO MEJOR

  • Cómo funciona la integración 2D y 3D.
  • La estética de los fondos.

LO PEOR

  • La historia no aporta nada nuevo.

Cristina Domínguez

No hay comentarios

Dejar una respuesta