Compartir

 

CartelCine 68x98 PESADILLAS

 

Los personajes más representativos de R. L. Stine vuelven al imaginario colectivo con esta adaptación que atraerá la atención de jóvenes y no tan jóvenes. Se trata de una revisión de aquellos libros que consiguieron engancharnos con sus líos adolescentes y pintorescos monstruos. La primera novela fue publicada en los noventa, y en menos de diez años consiguió dar el salto a la televisión, obteniendo excelentes resultados. ROB LETTERMAN no quiere que nos olvidemos de lo que significaron. Por ello, vuelve a poner en marcha la maquinaria y nos presenta una historia excesiva, divertida en muchos momentos, pero deficiente en varios aspectos.

 

32425

 

La nueva adaptación cuenta con los ingredientes típicos de la saga: chico adolescente un tanto retraído, nueva ciudad poco interesante y anticuada, extraños personajes que aparecen de la nada… Las criaturas más famosas también tienen su hueco en tan extraño universo. Esta revisión de la nostálgica saga resulta fresca y divertida, ya que parodia el propio género de terror y se permite recaer en el exceso (e incluso caricaturizar) a los personajes que plantean. La cinta es divertida, entretenida y trepidante, aunque peca a la hora de ensalzar épicos monstruos en detrimento de los fantasmas clásicos y queridos, un aspecto que puede molestar a los seguidores más fieles. La cinta es tramposa (con esto queremos decir que hasta el comienzo del nudo nos hace pensar que se sucederán pequeños sustos hasta que el verdadero terror se desencadene). La llegada de las criaturas rechaza todo esto y cae en carreras desenfrenadas y acción fácil.

El protagonista y su acompañante principal no resultan demasiado brillantes, pero terminan por convencer gracias al trabajo de los estupendos actores secundarios (grata sorpresa ver a TIMOTHY SIMONS, más conocido por su papel en la serie VEEP, ya que su personaje consigue arrancar carcajadas en las pocas secuencias que posee). Obviamente, el peso de la historia recae sobre el simpático JACK BLACK, un experto en la comedia que encarna al propio R. L. Stine, un ofuscado escritor que incluso se permite hacer comparaciones odiosas con su colega Stephen King. Un guion con chascarrillos y que entretiene es la pieza básica para degustar esta atípica historia de terror. Los amantes de la acción desenfrenada y los efectos especiales disfrutarán de lo lindo, ya que hay metraje de sobra para disfrutar de estos, aunque no sean deslumbrantes. PESADILLAS hace dos cosas muy bien: una es la elección del elenco, y la otra, la música. DANNY ELFMAN, compositor fetiche de TIM BURTON, pone notas a las monstruosidades que nuestros ojos van a degustar.

 

pesadillas_pelicula

 

PESADILLAS resulta una excelente opción para ver en familia. No piensen que van a ver sangre o vísceras, porque no serán en ningún momento elementos que vayan a encontrarse en la gran pantalla. Aquellos que disfrutaron la serie o los libros en su juventud también pasarán un rato estupendo, aunque sea por los recuerdos que llegarán a ellos. La película da lo que promete.

 

 

LO MEJOR:

  • Personajes divertidos y buen casting.
  • Una historia solvente que incluso se permite hacer guiños al mismísimo HITCHCOCK.
  • Parodia el propio género de terror, divertida en muchos momentos.

LO PEOR:

  • Gusto por la acción desenfrenada en detrimento del terror clásico, que parecía la tónica de la historia.
  • El final del protagonista.

 

 

Isabel García

No hay comentarios