Compartir

Crítica de Nanatsu no Taizai segunda temporada capítulos 1-5 pecados capitales - el palomitron

Parece que fue ayer cuando la temporada anime invierno 2018 dio el pistoletazo de salida y ya habrá muchos mirando de reojo lo que puede ofrecer la próxima temporada. Despedimos el año 2017 con series como InuyashikiWelcome to the Ballroom o Juuni Taisen, ya terminadas, u otras como Black Clover que continúan en emisión. Nos dejamos otras muchas en el tintero, lo sabemos, pero entremos en materia y repasemos algunas de las series de la presente temporada. Estos meses estamos disfrutando de las terroríficas historias de Junji Ito Collection, otras que destilan amor por los cuatro costados como es el caso de Koi wa Ameagari no You ni, Citrus o Violet Evergarden, y otras que nos evocan ese sentimiento de nostalgia por un tiempo ya pasado como Cardcaptor Sakura: Clear Card.

¿Cuáles son las mejores series de la temporada anime invierno 2018?

Sin embargo, uno de los animes que más furor mediático está provocando —ya sea por su argumento o por cosas que poco o nada tienen que ver— es Darling in the FRANXX, una producción con claras reminiscencias a la icónica Evangelion. Estas son solo algunas de las tantas producciones de esta temporada, pero centrémonos ahora en Nanatsu no Taizai, concretamente en su ansiada segunda temporada. Tras casi cuatro largos años de espera, los Siete Pecados Capitales están de vuelta de la mano del estudio de animación A-1 Pictures. Desde aquí vamos a dedicarle el tiempo que se merece a través de críticas cada cinco episodios, recogiendo los hechos y curiosidades más representativas de la obra. ¿Estáis preparados para volver a Britannia?

Un regreso con cierto aroma a despedida

Nanatsu no Taizai: Imashime no Fukkatsu tiene lugar poco tiempo después de los hechos acontecidos en la recta final de la primera temporada. Tras salvar el reino de Liones de la insurrección de los Caballeros Sagrados liderados por Hendricksen y Dreyfus, los Siete Pecados Capitales se encuentran bajo un sosegado clima de placidez y pacifismo. Algo que muy pronto cesará tras el despertar de los Diez Mandamientos, el mismo ejército que sirvió tiempo atrás al Rey Demonio y que, tras más de 3000 años, despierta de su letargo.

Crítica de Nanatsu no Taizai segunda temporada capítulos 1-5 Ban y Elaine - el palomitron

En los primeros derroteros de la trama de esta segunda temporada, el espectador presencia la división parcial de los Pecados Capitales. Ban, el carismático Pecado de la Codicia, toma la inamovible decisión de abandonar el grupo para tratar de encontrar la forma de devolver a la vida a Elaine, hermana de King y con quien comparte tal vínculo sentimental que ni la muerte es capaz de deteriorar. Tras comunicárselo a Meliodas, el mismo King decide acompañarle en este periplo que les llevará al mismísimo Bosque del Rey Hada, antaño hogar de King y Elaine, y que se creía extinto tras el ataque de un demonio rojo.

Por su parte, Meliodas y los restantes Pecados toman la decisión de dirigirse hacia el reino de Camelot. Sin embargo, los impedimentos y obstáculos no paran de sucederse, siendo en esta ocasión Gowther su desencadenante. Ya conocíamos que este excéntrico personaje carecía de emociones y sentimientos, pero en estos primeros compases atisbamos cómo es capaz de alterar y jugar con la memoria de Guila —y la de otros habitantes de Liones— para intentar llegar a sentir la pureza del amor. Tras un breve combate entre Gowther y Diane, asistimos a una de las primeras grandes revelaciones de la temporada: la verdadera forma de Gowther. Merlin utiliza su magia para devolver al Pecado de la Lujuria a su auténtico estado, convirtiéndolo en un diminuto muñeco. Al parecer Gowther fue concebido como una pequeña marioneta por un mago de gran poder tiempo atrás, de ahí que carezca totalmente de emociones. Es un ser vacío, incompleto, que busca desesperadamente comprender los sentimientos humanos.

Crítica de Nanatsu no Taizai segunda temporada capítulos 1-5 gowther - el palomitron

La sangre del inmortal y los tesoros sagrados 

Tras esta sucesión de inesperados acontecimientos el grupo se dirige a toda prisa hacia Camelot, reino del Rey Arturo y lugar que está siendo asediado por un demonio de dimensiones kilométricas. Al parecer este tipo de bestias formaron parte de las filas de los Diez Mandamientos y, tras romperse el sello que los contenía, estos demonios “inferiores” apodados como Albion despertaron al unísono. Estas enormes criaturas son una mera excusa para que el espectador sea consciente de la enorme magnitud de poder que esconden los Diez Mandamientos y, también, para ver en pantalla a dos de los Pecados Capitales hacer uso de sus respectivos Tesoros Sagrados. Concretamente, Meliodas y King.

Para proteger a Arturo y al resto de ciudadanos de Camelot, Merlin le presta a Meliodas su particular Tesoro Sagrado, la espada Lostvayne. Esta arma es capaz de crear hasta cinco copias de Meliodas y realizar un Full Counter definitivo con el suficiente poder para destrozar —de manera literal— a Albion. Pero, como hemos mencionado anteriormente, la espectacularidad de ver utilizar un Tesoro Sagrado en su máximo esplendor no queda relegada solamente al personaje del capitán. El plano de la acción se desfocaliza para llevar al espectador tras los pasos de Ban y King en el Bosque de las Hadas. Se desvela que el bosque fue restaurado por Ban, plantando la semilla que le dio Elaine en sus últimos momentos de vida y ofreciendo —cada año— su sangre como fuente de vida para la prosperidad del bosque.

Crítica de Nanatsu no Taizai segunda temporada capítulos 1-5 King - el palomitron

Este hecho hace que las hadas del bosque vean en Ban la figura de rey que King ostentó tiempo atrás. La indiferencia y linchamiento hacia el Pecado de la Pereza son tan claros que decide abandonar su tierra natal para volver con Meliodas y el resto. Sin embargo, tras el devenir de ciertos acontecimientos, otro Albion aparece en las cercanías del bosque y King, con la firme convicción de actuar como el líder que antaño no fue, se enfrenta a él en una descuartizada confrontación que termina con su Tesoro Sagrado, la lanza Chastiefol, desvelando su forma final y desintegrando ese amasijo de odio y destrucción que es Albion. Asistimos a la redención de King y a su reconocimiento como rey legítimo por su pueblo.

Galand, el Mandamiento de la Verdad

La espectacularidad de los Tesoros Sagrados cae en el olvido cuando vemos en pantalla a uno de los Diez Mandamientos en acción. Galand, una armadura viviente de facciones malévolas, decide desobedecer al aparente líder del grupo y dirigirse hacia Camelot para “calentar” después de tantísimos años de sellado. Como espectadores somos testigos de la brutal fuerza que esconde este enemigo, que sin realizar el mínimo acto de pestañeo, deja fuera de combate a Meliodas, Diane, Merlin y masacra a las tropas del ejército de Camelot.

Crítica de Nanatsu no Taizai segunda temporada capítulos 1-5 Galand - el palomitron

El autor de Nanatsu no Taizai consigue que el simbolismo de la obra sea coherente, esto es algo que queda patente en la personalidad y actitud de los Pecados en relación a aquello que les representa. Era de suponer que con los Diez Mandamientos iba a suceder algo por el estilo y, efectivamente, Nakaba Suzuki lo ha vuelto a hacer. Galand representa el Mandamiento de la Verdad y su efecto más inmediato es transformar en piedra a todo aquel que ose hacer uso de la mentira frente a él. 

Nanatsu no Taizai: simbolismo y contraste

Nanatsu no Taizai: Imashime no Fukkatsu hace uso de un gran ritmo narrativo que suscita la expectación del espectador semana tras semana y consigue no caer nunca en la monotonía. La aparición de los Diez Mandamientos —bajo un increíble diseño artístico— y el enfrentamiento contra Galand, el uso de dos Tesoros Sagrados, la explicación del misterio tras Gowther o el desarrollo de Ban como personaje son algunos de los temas centrales que ha tratado la serie durante sus cinco primeros capítulos. Unos primeros episodios donde resulta muy palpable la desfocalización de la acción en pos de ofrecer un mayor grado de dinamismo en el desarrollo del plot.

Crítica de Nanatsu no Taizai segunda temporada capítulos 1-5 los 10 mandamientos - el palomitron

A-1 Pictures vuelve a ofrecer un producto de animación muy sólido, tal y como ocurría en su primera temporada. Bajo un estilo de animación muy cuidado —cuyas cotas más elevadas las encontramos en las escenas de acción más puntera— Nanatsu no Taizai no solo ofrece espectacularidad en lo visual, también en el aspecto sonoro. El tema del opening ‘Howling’ fruto de la colaboración entre FLOW y GRANRODEO ya supone una inyección de puro estímulo auditivo para afrontar la serie. El director de sonido, Kazuhiro Wakabayashi (Bungou Stray Dogs, Mob Psycho 100), consigue impregnar fácilmente de epicidad y sentimentalismo los distintos momentos de la producción gracias a sus eficaces composiciones.

Volviendo al ámbito de la animación una de las cosas que más llama la atención de la serie y que, más atracción me genera, es la paleta de colores empleada. Nanatsu no Taizai es una serie que utiliza una composición de colores extremadamente vivos, ejerciendo así un contraste muy marcado respecto al tono visceral demoníaco de la obra. Un contraste que no solo se queda en lo más visual, sino que es capaz de mostrar en pantalla un adorable cerdito rosa capaz de hablar y, a la vez, desmembramientos y sangre por doquier. Un contraste que, sumado a su enorme componente simbólico, convierten a Nanatsu no Taizai en un shonen algo atípico. La adaptación de la obra de Nakaba Suzuki ya me encandiló en su primera temporada con la personificación de los Pecados Capitales o la inclusión del reino de Camelot y la relación entre Merlin y Arturo. Pero esta segunda temporada va un paso más allá con la inclusión de los Diez Mandamientos y su personificación. Una lucha entre el bien y el mal completamente invertida que promete ofrecer altas dosis de diversión a lo largo de esta temporada y la que viene.

Crítica de Nanatsu no Taizai segunda temporada capítulos 1-5 banner primeras impresiones - el palomitron

Edu Allepuz

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos en nuestro Patreon y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitron

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.