Compartir

Crítica de Junji Ito Collection 06 principal - el palomitron

Otras historias de Oshikiri y Los profesores de trapo protagonizaron el episodio de la semana pasada, unas historias que —particularmente— no me parecieron las mejores de la temporada ni mucho menos. La primera no me consiguió introducir de lleno, es más, me confundió bastante; y la segunda trae de vuelta a Soichi, pero no de su mejor manera. Tal y como predije la semana pasada, en esta ocasión volvemos a tener un capítulo realmente bueno y que vuelve a transmitir ese terror psicológico del que hemos hablado más de una vez, incluso añade un nuevo tipo de miedo que podríamos catalogar como fantasmagórico. Adéntrate con nosotros en La ventana de al lado y Despedida amable, dos relatos que recuperan el espíritu perdido del maestro Ito y que dan la bienvenida de nuevo al terror.

¡Sigue con nosotros Junji Ito Collection a través de este enlace!

La ventana de al lado

De nuevo, Junji Ito vuelve a estar presente y además con el miedo que más nos gusta, un miedo más psicológico donde no sabes realmente qué es verdad y qué es mentira. Este es el caso de nuestro protagonista, un joven que junto a sus padres se mudan a una nueva casa donde tienen un ¿vecino? realmente extraño, tan extraño que parece que ni exista. Cada noche mientras duermen la casa de al lado cobra vida, y nunca mejor dicho, su misterioso habitante abre la única ventana de la casa, y entra en acción. Desde que se da cuenta que tiene nuevos vecinos cada noche llama a nuestro joven protagonista desde su ventana intentando hablar con él, incluso quiere llegar a su habitación a través de un palo para conocerle mucho mejor.

Crítica de Junji Ito Collection 06 ventana - el palomitron

El joven angustiado por el terror que siente noche tras noche siente la necesidad de contárselo a sus padres, aunque llegada la hora de mostrarle ese extraño ser que habita todas sus noches su habitación o tan sólo su mente (nunca lo sabremos) no aparece nadie. Nunca sabremos realmente qué ocurrió con ese ser aparentemente grotesco y sucio. La ventana cada noche estaba más y más cerca, pero esa cercanía no sabemos si realmente sí encuentra en la mente de nuestro protagonista o realmente las paredes crecían. Todo quedará sellado bajo la mente de Junji Ito. O no…

Despedida amable

Volvemos una vez más con una de las historias que —personalmente— más me han gustado, y no sólo por el trasfondo que aguarda tras ella, sino por la forma que tienen de contarlo. El relato en esta ocasión nos traslada junto a un matrimonio japonés que habita en una mansión enorme junto a toda su familia, y cuando digo toda su familia, es toda. De una forma un tanto peculiar que ellos denominan “postimagen” hacen que todos aquellos miembros de su familia que mueren los resucitan 20 años más como si fueran ectoplasmas, o al menos eso es lo que a mí me ha parecido. Una forma que al principio realmente parece de carne y hueso pero que conforme va pasando el tiempo se diluye junto a él, llegando a desaparecer esa “postimagen” y dejando tan sólo su recuerdo entre las personas que habitan el hogar. Poco a poco todos los miembros de su familia desaparecen, incluso nuestra protagonista, la que temía en todo momento por la muerte, llega a ese trance y su marido la convierte en una “postimagen”. Ella decide que ese no es su lugar y que está cansada de ese juego de almas en el que en ningún momento deseaba participar. Deja a su marido y vuelve con el hombre que más quiere, su padre.

Crítica de Junji Ito Collection 06 despedida - el palomitron

Una forma de despedirse de la vida un tanto peculiar pero que sin duda nos acerca más a la mente del maestro Ito y su visión de la muerte. Un concepto que no tiene por qué terminar cuando tu cuerpo se va, sino que puede continuar junto a tu alma ya sea en otro cuerpo o siendo un simple ente entre las personas. Este tipo de historias son las que creo que realmente captan al espectador, y no por el gran impacto visual o gore que provocan, sino por todo lo que hay detrás. La muerte tiene un sinfín de finales pero no todos tienen por qué ser iguales. Ito semana a semana nos lo demuestra junto a sus protagonistas, y la verdad, tengo más ganas de seguir conociendo la totalidad de formas que posee la muerte, o al menos, la visión que tiene Junji Ito de ella.

Crítica del anime Junji Ito Collection banner reviews semanales - el palomitron

Marisol Navarro

No hay comentarios

Dejar una respuesta