Compartir

 

Captura

 

Es inevitable tararear el éxito de MADONNA cuando se ve el título de la última película de FERNANDO COLOMO. Y es que el subconsciente no va muy desencaminado cuando proyecta estrofas como “Tropical the island breeze, all of nature wild and free, this is where I long to be“, aunque en este sentido el escenario deje de ser la isla de Cayo Ambergris para situarse en Menorca, localización que tiene un papel protagonista en la cinta. La brisa, la naturaleza, las calles y la gente son el atractivo que COLOMO quiere mostrar, y lo consigue de una manera exquisita y minimalista. Los directores veteranos aún tienen cosas que contar. En este caso el cineasta se marca un WOODY ALLEN y en clave de tragicomedia se coloca en el papel protagonista. Bueno, realmente en uno de los papeles protagonistas, pues en el caso de ISLA BONITA las interpretaciones son, como se suelen llamar, corales, y los papeles con un gran peso y participación son varios en diferentes momentos del filme. Un punto a destacar debido a la sensación que crea al espectador en el comienzo de la película, donde los papeles protagonistas parecen recaer en la joven OLIVIA DELCÁN y en quien hace el papel de su madre, NURIA ROMÁN. Sin embargo, a medida que el argumento avanza, el personaje que interpreta el director adquiere mayor relevancia.

Se nota que FERNANDO COLOMO conoce la isla de Menorca y con ella a sus habitantes. Cabe destacar la elección del elenco, los cuales se interpretan a ellos mismos, adaptando su personalidad a la trama y ayudando al director a convertir ISLA BONITA en su trabajo más autobiográfico. Fernando es un veterano realizador publicitario procedente de Madrid venido a menos que visita la isla de Menorca para realizar un documental filmando al jardinero del que fuera su compañero, y ahora amigo, Miguel Ángel (MIGUEL ÁNGEL FURONES). Allí conocerá a Nuria, una escultora algo espiritual, y a su hija Olivia, una muchacha que descubrirá lo que supone los sinsabores que una relación a distancia conlleva. Su idea de documental se irá haciendo más grande a medida que la isla se muestra ante sus ojos.

 

islabonita02

 

Lo que se intenta plasmar es lo maravilloso de la vida unido a lo frustrado que puede llegar a sentirse un individuo cuando no puede sobrellevar su propia existencia observando con una mirada pesimista, la cual le lleva a tener relaciones malogradas con los demás. Aquí reside la esencia de ALLEN, la contradicción a través de la personalidad, el hastío, el hecho de encontrarse uno fuera de lugar, la psicología. Y es que la visión de la trama en el caso del personaje interpretado por COLOMO es tratada como si del diagnóstico de un psicoanalista hippie se estuviera hablando. Visto de esta manera, parece que ISLA BONITA trate de un trabajo experimental. Sin embargo se crea el efecto contrario. Se trata de una película entrañable e intrínseca, salida de la mente de un director que ha querido trabajar de la forma más espontánea posible, algo que se nota en algunos de los diálogos, y dónde la realidad dentro de la ficción cobra mayor vigor debido a la autenticidad de los factores realistas de los que se nutre. Por otro lado, la experiencia cinematográfica le permite crear un juego de montaje en el que, en una secuencia situada en el ecuador de la trama el personaje de Fernando, cuenta sus relaciones fallidas anteriores sustentándose en pequeños fragmentos de otras películas en las que participó COLOMO, realizándolo con gran maestría.

 

Isla_bonita-577904924-large

 

Algo significativo del filme es la no-publicidad exhibida de la isla balear. No existen planos generales e interminables de localizaciones concretas de Menorca en formato panorámico, si no que los planos se realizan en escenarios acogedores con una profundidad de campo pequeña. De esta forma centra la visión del espectador en lo que realmente quiere mostrar. Sin embargo, el punto decadente termina por llegar y las tramas que se crean a lo largo de la película pierden todo su peso al final desarrollándose de una manera rápida y, en cierto modo, utópica. De todos modos, la narrativa, solemnidad y nostalgia con la que FERNANDO COLOMO crea ISLA BONITA en su conjunto se convierte en una cinta simpática y agradable, permitiendo plasmar en el espectador la sensación de estar dentro de Menorca viviendo la vida de otras personas.

 

 

LO MEJOR:

  • La naturalidad con la que se plasma la personalidad de todos los personajes de la película.
  • El papel desarrollado por FERNANDO COLOMO, con un toque dramático a la vez que humorístico, sobre todo cuando coincide en pantalla con MIGUEL ÁNGEL FURONES.
  • La isla de Menorca mostrada a través de las diferentes grabaciones del documental que compone la trama.

LO PEOR:

  • La relación amorosa de tres que viven los personajes más jóvenes, con la introducción a la homosexualidad repentina.
  • La velocidad con la que llega el desenlace, debido a la serenidad y lentitud con la que es tratada la cinta en su mayor parte, así como lo decepcionante que resulta su final, convirtiéndolo en casi irreal.

 

 

Josué Castellano

No hay comentarios