Compartir

 

image

 

La ciencia ficción sigue siendo uno de los géneros preferidos para crear controversia sobre historias de mundos ficticios o futuros , en este caso concreto la trama se centra en un futuro cercano en el que algunas personas ajenas a cierta moral establecida, utilizan la alta tecnología para modificar algo que consideramos intocable, la muerte y posterior resurrección, esa es la gran baza de ETERNAL que intenta encontrar una complicidad con el espectador, para explorar dilemas filosóficos, morales y humanos en el momento que una clase social, con poder adquisitivo, puede acceder a lo único que antes no podía pagar con dinero: la inmortalidad , es en ese momento en la que la definición del ser humano se pone automáticamente en entredicho y el juego está servido. Damian Hale, un magnate millonario, enfermo de cáncer terminal, se le ofrece la posibilidad de someterse a un proceso médico totalmente radical, para poder traspasar su conciencia al cuerpo sano de un hombre más joven. Lo que en un principio parece todo un éxito, en el que el empresario  disfruta de su renovada juventud y de su nuevo cuerpo, cambia y se complica de la noche a la mañana cuando empieza a descubrir el origen de ese cuerpo y en definitiva de su nuevo yo.

 

rejnolds2_1433317849_672x0

 

TARSEM SINGH (INMORTALS, LA CELDA) vuelve a confiar en la ciencia ficción para presentar un thriller de acción futurista cuyo fantástico  planteamiento inicial se va truncando poco a poco en una serie de aburridas persecuciones al más puro estilo ochentero, para derivar finalmente en un desenlace completamente previsible y con una moraleja positiva hacia una sociedad que en un principio estaba abocada al fracaso. Para esta distropía en busca de la felicidad SINGH ha contado con el prestigioso actor inglés BEN KINGSLEY (APRENDIENDO A CONDUCIR, EXODUS: DIOSES Y REYES) ganador del Oscar por GANDHI ( RICHARD ATTENBOROUGH, 1982para dar vida al magnate Damian Hale, cuya interpretación es la mejor baza de la película, demostrando una vez más su capacidad de transformación. Un personaje que aunque poco perfilado cumple su función y engancha con su carisma, lamentando en la segunda parte de la misma su inexistente aparición. RYAN REYNOLDS (BURIED, EL INVITADO) es el rejuvenecido Damian, introvertido y reflexivo, y se limita a hacer un poco de lo de siempre, de guaperas cachas con cara de no haber roto un plato pero que solventa la papeleta de la mayoría de escenas de acción, llenas de persecuciones cuyo sin sentido lleva al espectador a perder el interés por lo que le están contando y que parecen estar diseñadas para el lucimiento personal del héroe. Completan un reparto lleno de personajes inacabados y poco perfilados: MATTHEW GOODE (DESCIFRANDO ENIGMA, STOKER), MICHELLE DOCKERY (NON STOP, DOWNTON ABBEYy NATALIE MARTINEZ (LA TRAMA, LA CÚPULA).

 

image

 

Estamos ante un frenético thriller de acción futurista comparable a un capítulo de “LA DIMENSIÓN DESCONOCIDA” que explora las consecuencias de vivir eternamente de la mano de los españoles ÁLEX  y DAVID PASTOR (INFECTADOS, LOS ÚLTIMOS DÍAS), que firman el guión de una película sospechosamente parecida a PLAN DIABÓLICO (JOHN FRANKENHEIMER, 1966), interpretada por ROCK HUDSON; llegando a poder considerar ETERNAL un remake de la misma, evidentemente con un enfoque visual y técnico muy superior y logrado. En definitiva ETERNAL se trata de una película entretenida aunque conocida que critica una sociedad futura, fría y calculadora, despojada de sentido moral, provocando la introspección del espectador en cuestiones tan filosóficas como la identidad y el precio a envejecer, una decisión en que elegir la muerte parece la mejor solución. Y como dijo el director TARSEM SINGH: “Nuestra mente puede vivir mucho más tiempo que nuestro cuerpo físico ¿qué podemos hacer al respecto? Si Einstein o Steve Jobs hubieran podido vivir un poco más…..” señores, el conflicto está servido.

 

 

LO MEJOR:

  • La aparición aunque corta de  BEN KINGSLEY que se come la pantalla.
  • La idea interesante del guión, planteando dilemas morales.
  • La crítica a la sociedad y al concepto capitalista de la felicidad.

LO PEOR

  • El guión con una fantástica idea a la que se le saca poco partido y no acaba de desarrollarse.
  • Algunas escenas de acción se hacen demasiado largas resultando aburridas.
  • Previsible y conocida.

 

 

Silvia Estivill

No hay comentarios