Compartir

EF_00591_R.tif

 

Actores consagrados unidos en una película que nos aporta una dosis fuerte de humor y mucho optimismo, o al menos el mensaje de que nunca es tarde para empezar algo. Levantarte de la butaca sonriendo y con la sensación de haber aprendido algo sobre la vida y la manera de afrontarla bien merece el paseo al cine.

ELSA & FRED está protagonizada por SHIRLEY MACLAINE, ganadora de un Oscar gracias a su interpretación en LA FUERZA DEL CARIÑO (1983). En estos últimos años la hemos la hemos visto en televisión (GLEE, DOWNTON ABBEY), y en muchas comedias. Aunque desde aquí queremos recomendaros una película de los años sesenta, LA CALUMNIA (1961), en la que compartió cartel con AUDREY HEPBURN. Puede que sea uno de sus papeles más serios dentro del género dramático, pero que sin duda disfrutaréis y os sorprenderá por su desenlace. Nuestro actor protagonista es CHRISTOPHER PLUMMER, con un registro muy variado que hemos visto a lo largo de su filmografía, no podemos dejar de recordarlo como el Capitán Von Trapp en SONRISAS Y LÁGRIMAS (1965). No fue hasta el año 2011 cuando consiguió su Oscar en la categoría de Mejor actor de reparto por BEGINNERS (2010), estupenda interpretación en una película sobre las experiencias, la vida y las relaciones, en la que da igual lo que hayamos vivido para sentirnos a veces como principiantes.

 

EF_00173

 

MICHAEL RADFORD (LA MULA, 2013), dirige a MACLAINE y PLUMMER en una historia sobre los sueños y el amor. Elsa es una mujer un tanto excéntrica que vive sola en su apartamento y que disfruta la vida con el espíritu de una quinceañera. Su mayor deseo es ir a Roma y sentirse la protagonista de la LA DOLCE VITA. Fred, en cambio, es un hombre que cree que ya ha vivido todo, y que después de perder a su esposa, con la que llevaba casado toda la vida, siente que no queda ninguna emoción para él. Sin embargo, Elsa se encargará de guiarlo, y paso a paso veremos como nunca es tarde para enamorarse, pero sobre todo para ser feliz.

Si bien es cierto que esta adaptación del film de CARNEVALE no transmite el romanticismo más puro y profundo que nos llegaba con la original, no por ello ELSA & FRED deja de ser buena. La interpretación de los protagonistas está a la altura y la química que se ve entre ellos en pantalla y cómo logran influir el uno en el otro es innegable. El humor de ambos, situado en polos opuestos pero que tan bien se complementa, servirá en bandeja momentos muy divertidos (a algunos puede que os recuerde al estilo de WOODY ALLEN). Entre los secundarios nos gustaría destacar a JARED GILMAN que, aunque tiene un papel pequeño, nos gustó mucho por su actuación en MOONRISE KINGDOM (2012).

 

tumblr_nn93he9UQb1rl21xao1_1280

 

A veces somos más duros con las comedias románticas porque pensamos en un patrón similar o que el trabajo de los actores es más sencillo. No. Lo que es complicado es sortear las cursilerías fáciles y finales complacientes y edulcorados. Y esta película lo consigue. Nos enseña que las relaciones de pareja no siempre salen bien, nos empeñamos en crear expectativas y no querer a los demás por como son realmente. O porque quizá atosigamos a la otra persona buscando acercarnos a ella cuando en realidad la alejamos aún más. La vida es larga y a veces las cosas no salen como nos gustaría, pero nunca es tarde para empezar algo nuevo; cualquier momento es bueno para ser aprovechado por pequeño o corto que sea. De modo que no dejéis de acercaros a comprar vuestra entrada.

 

LO MEJOR:

  • La química que demuestran MACLAINE y PLUMMER en pantalla, una pareja muy creíble.
  • El humor y el aire de optimismo que se respira en cada escena te harán salir con las pilas cargadas del cine.
  • Una comedia romántica que no cae en la cursilería fácil y cuyos protagonistas demuestran que se puede vivir el amor sin tener veinte años.

LO PEOR:

  • A veces cae en escenas típicas que hace que se pierda parte de la esencia o espontaneidad de la historia.
  • A pesar del talento de los protagonistas, es una pena ver su talento algo desperdiciado con perfiles tan superficiales. Se echa en falta algo de profundidad para empatizar más con ellos.

 

Carmen Amaro

No hay comentarios