Compartir

 

El corredor del laberinto: Las pruebas

 

Cuando se da comienzo cinematográficamente a una saga de libros (EL SEÑOR DE LOS ANILLOS, EL HOBBIT, HARRY POTTER, CREPÚSCULO, LOS JUEGOS DEL HAMBRE, CINCUENTA SOMBRAS DE GREY, DIVERGENTE), hay que partir de la premisa de que los seguidores de las novelas, aquellos que han devorado el libro en apenas tres días, no van a ser capaces de dejar de pensar en lo que han leído y sumergirse por completo en lo que ven en la gran pantalla. Dar la talla ante ellos, no va a ser tarea fácil. Querrán ver si su imaginación ha coincidido con la del director del film o, en cambio, ésta ha llegado a tal punto que ha traspasado límites que ni siquiera la cinta ha sabido siquiera captar, llevando, por consiguiente, a la total decepción.

La saga que comenzó con EL CORREDOR DEL LABERINTO en las salas el pasado 2014, llega este 2015 con su secuela, EL CORREDOR DEL LABERINTO: LAS PRUEBAS. Ésta, junto a La cura mortal, conforman la trilogía de las novelas homónimas de JAMES DASHNER a la que también se le une su  precuela El destello. Esta segunda parte también ha continuado con el mismo director, el estadounidense WES BALL, quien no dejó del todo conforme al público en general con su primera cinta adaptada del libro de DASHNER. A pesar de esto, es posible que no se cumpla el refrán de “a la tercera va la vencida” y puede que sea a la segunda, puesto que en LAS PRUEBAS se ha visto un notable cambio.

 

El corredor del laberinto: Las pruebas

 

El guion adaptado de la novela de JAMES DASHNER junto a la ayuda de T.S. NOWLIN, ha intensificado mucho más la trama, introduciendo en este segundo filme más sucesos (con recursos de acción e intriga) y adelantando mucho más la narración con respecto a la primera parte, aunque aún sigue percibiéndose cierta lentitud en algunas secuencias. Algo que se deja claro es que no todos los aspectos que ocurren en el libro se pueden mostrar en la película. Éste es uno de los puntos que no van a favor de este largometraje ni de la mayoría de libros que se adaptan, pero que, comparándolo con la primera parte, dejará satisfecho al seguidor de la saga. Hay elementos un tanto inexplicables en el guion que esperemos que resuelvan en las siguientes cintas.

El público seguidor, el juvenil, e incluso también aquél al que le apasione la acción independientemente de no haber visto la primera parte, estará concentrado los 131 minutos del filme. Minutos que parecen demasiados pero que la mayoría de los espectadores no notarán, puesto que si algún ingrediente claro tiene, estos son el dinamismo y el gran trabajo de efectos especiales, que han mejorado sustancialmente con respecto a su primera entrega. El juego de la persecución (que envolverá al público y no dará cancha a los personajes) será la clave durante la mayor parte de la película.

 

El corredor del laberinto: Las pruebas

 

Una de sus grandes fortalezas es continuar y seguir perfilando los personajes ya conocidos en EL CORREDOR DEL LABERINTO: DYLAN O´ BRIEN como Thomas, el gran corredor, KAYA SCODELARIO, Teresa ‘la chica’ y el resto de amigos (THOMAS BRODIE-SANGSTER como Newt y KI HONG como Minho). A éstos se les unen nuevos actores, caras conocidas de series mundialmente conocidas como BREAKING BAD (GIANCARLO ESPOSITO es Jorge el ‘padre’ de Brenda (ROSA SALAZAR)) o JUEGO DE TRONOS (NATHALIE EMMANUEL como Harriet y AIDAN GILLEN como Janson, uno de los altos cargos de CRUEL, apodado como el Hombre rata). Jugada que sumará nuevos espectadores a la saga. Intriga, tensión y grandes planos son lo que dará el reparto.

Zombies y el mundo apocalíptico son bazas que llaman la atención en nuestros días y que tienen muchos seguidores. Aquí otra manera de conseguir nuevo público a la saga. Las escenas de persecución y tensión correrán a cargo de los Raros, seres que debutan en esta secuela y convencen y atrapan con eficacia. Aventuras, ciencia ficción con un toque terrorífico que subirá el fenómeno fandom y dejará a más de uno con el caramelo en la boca para su tercera entrega: LA CURA MORTAL.

 

 

LO MEJOR:

  • Mejora de efectos especiales.
  • El reparto y las caras nuevas.
  • Escenas repletas de acción.
  • Los Raros.

LO PEOR:

  • Nunca será mejor que el libro.
  • Para algunos su duración.
  • Querer que siguiese en esta cinta la trama.

 

 

María Páez

1 Comentario

  1. He ido a ver la secuela de El Corredor del Laberinto, Las Pruebas, y he de decir que es la peor adaptación de un libro que he visto en mi vida. El director ha convertido mi saga de libros preferidos en una historia totalmente diferente y mucho peor que la original (aunque respecto a producción la película es la leche). No sé ni cómo el autor ha permitido que cambien de esa forma el libro. Primero, la película no tendría que llamarse “Las pruebas” puesto que sólo huyen, sin embargo en el libro CRUEL quiere que los chicos huyan porque es una segunda prueba, como la del laberinto, hay mucha más intriga, acción y evolución de los personajes. Han omitido muchísimos detalles y dejado los más insignificantes y han convertido el mejor libro de la saga en una mierda. Puesto que además, el objetivo del segundo libro era escapar (cuando en verdad se encontraban en otra prueba) y llegar a un refugio seguro donde supuestamente le darían una cura. Sin embargo aquí quieren llegar al brazo derecho por lo que todos os habéis comido un spoiler enorme del tercer libro. Muy muy muy decepcionado. Tal como terminó hay dos opciones: o se inventan una nueva entrega o hacen dos más, una para terminar la segunda película (que no acaba así en el libro) y encaminarla al tercer libro y adaptarla bien o inventarse totalmente una sola tercera entrega. MUY MUY MUY DESILUSIONADO.