Compartir

Darling in the FRANXX siempre ha destacado por un motivo. Es una obra repleta de detalles, de simbolismo, de pequeños matices. Esta misma semana dedicaba un artículo especial a su juego de las metáforas y su trato al existencialismo del ser humano.

¡Sigue con nosotros Darling in the FRANXX a través de este enlace!

Con todo, hay el hecho de contar con una trama con la de Darling in the FRANXX comporta una serie de normas no escritas. Unos valores que, en el caso de violarse, pueden hacer trastabillar a todo el argumento. El principal de ellos es que sus misterios, sus incógnitas, no deben revelarse si no es completamente necesario.

El principio del fin

La obra de Atsushi Nishigori hasta ahora podría considerarse casi como un máster en términos de worldbuilding. Nos presentaba un universo devastado donde parejas de niños combatían contra criaturas extrañas, sin una anatomía definida. ¿Porqué? No lo sabíamos. Su obra no se tomaba ni un solo minuto en ponernos en situación. No necesitaba de narradores, no necesitaba que su protagonista recordarse toda su historia en un momento reflexivo gratuito.

El juego de Darling era el de Hansel y Gretel, el de dejar pequeñas migas de pan. Las máscaras de APE, las múltiples alusiones al origen de Zero Two, la visita a la ciudad, la visión del núcleo del klaxosaurio… era una evolución coherente, que estructuraba su mundo poco a poco. Pero “Inhumano“, su último capítulo, parecía jugar en contra de ello.

Obviando puntos tan intangibles  como el hecho de que el magma brindase la inmortalidad —punto que daremos por válido al hablar de ciencia-ficción— parecía que sentía la imperiosa necesidad de darnos motivos para todo. Algo que, desde luego, no encajaba con la situación pero que pudo pasarse por alto con la esperanza de que este vigésimo capítulo aprovechase los recursos. Error.

El movimiento del cambio

Con las fichas sobre la mesa, Darling in the FRANXX 20 ignora a su predecesor y hace el siguiente movimiento. Nana ha sido reemplazada, demostrando de nuevo la futilidad del ser humano en pos de los avances de la ya extinta humanidad. Tras hablar sobre Star Entity —una nueva arma que aparece casi de la nada— la acción vuelve a moverse a un punto conocido.

APE ha utilizado a Zero Two. No es algo que nos coja por sorpresa, sabemos que los parásitos sirven como llave para los FRANXX pero el caso de la chica es aún peor: ella es la llave de Star Entity. Strelizia será la encargada de conectar con el ser para despertarlo de su letargo. Sin embargo, y cambiando los roles habituales, esta vez es Hiro quien planta cara a APE. Es él quien se revela y combate por la chica, demostrando de nuevo que es mucho más que una simple arma.

Estos pequeños detalles (como el momento en que Hiro le coge la mano a la chica) se ven acompañados por una breve escena cargada de poderío: Kokoro está embaraza. Es una escena pasajera pero que desafía todo lo conocido, eleva al ser humano y recuerda que sigue ahí. Es la nueva esperanza de la humanidad, el resurgir de la misma. Y el hecho de que le dediquen tan poca atención juega de nuevo con el tono enigmático de la obra. Uno al que se le suma la emotividad, la rebelión de nuevo.

Acción de una revolución 

Darling in the FRANXX brilla por unos momentos con Mikuru abrazando a Kokoro, destruyendo esa conexión insana, fruto del constante adoctrinamiento de los pilotos. El hecho de que el Dr. Franxx pregunte a Hachi sobre el estado de Nana —de la verdadera Nana—, como si su visión amoral del mundo se desmoronase.

La escena de Zero Two, bostezando durante el discurso de APE o la misma enfrentándose a sus antiguos compañeros. La humanidad prevalece sobre lo artificial.

Pero el momento en que el capítulo alcanza su zenit es en esa tirada de cámara. En la naturalidad de Hiro y Zero Two hablando sobre su futuro. No como si se encontrasen ante la batalla final, sino como en una conversación totalmente casual. Solo él y ella, sin nada ni nadie que pueda estropear el momento. Una escena definida por un solo sentimiento y por la facilidad de Trigger por representar la unión del Jian. Un momento que se pierde para dar paso a la segunda parte del episodio.

Rompiendo el muro

La esperada llegada de la Princesa Klaxosaurio sigue el compás habitual de la obra. Incluso en su encuentro con el Dr. Franxx, quien vuelve a mostrar su anti-ética al ofrecerse como piloto del Star Entity, al traicionar a su propia especie, cegado por un amor obsesivo.

Sin embargo los momentos consecuentes son confusos, quizás incluso arriesgados. 01 —Princesa Klaxosaurio— se deshace de Zero Two afirmando que no es más que una burda copia, de nuevo, fruto de la ciega obsesión del científico.

La conversación entre la dirigente y APE se intercala con el escuadrón 13 y la aparición del doctor y Hachi para llevarnos a un mismo punto: el hecho de que klaxosaurios y humanos son prácticamente lo mismo. Es algo que no nos coge por sorpresa, desde luego, pero me parece una escena tan mal ejecutada, tan banal, que pierde toda su fuerza. Y desde aquí todo sigue una nota por debajo en cada compás.

Invasores [Revelación]

Es difícil hablar de la última sección de este episodio porque mi mente se encuentra en una constante discusión sobre si el giro es, o no, apropiado. Sin embargo, y dejando a la coherencia llevar la delantera, no es así.

Darling in the FRANXX destroza todo su trabajo en unos pocos minutos. Es poco consistente y el giro argumental importante —todo el descubrimiento referente a los klaxosaurios y los Klaxo Sapiens— queda relegado a un segundo plano en cuestión de segundos porque, punto importante, unos alienigenas están invadiendo la tierra.

One Punch Man resolvía su arco espacial con gran acierto y Dead Dead Demon’s Dededede Destruction, por ejemplo, es toda un ejemplo de maestría en este sentido. Pero en Darling in the FRANXX es un giro completamente innecesario. De hecho resulta casi cómico — especialmente en el momento en que los “aliens” de a pie atacan a los klaxosaurios.

Tenían todas las piezas reunidas en un solo punto. El escuadrón 13, los 9s, APE, la trama referente a Nana y Hachi así como la de Kokoro y Mitsuru, la redención del Dr. Franxx y la llegada de la Princesa Klaxosaurio justo cuando imaginábamos que los Klaxosaurios no eran enemigos reales. ¿Realmente hacía falta traer a los VIRM?

Es un giro extremadamente forzado, que llega de ninguna parte —así como la existencia de la Star Entity— y conlleva un vago desarrollo. El hecho de que APE no fuesen humanos tampoco llega por sorpresa, la propia existencia de su fuerza de élite ya lo hacía pensar, pero de nuevo, es casi cómico. Y lo peor es que cierren el episodio con la idea de reducir a cenizas el planeta entero. Demasiado gratuito.

Lo peor de todo es que Darling in the FRANXX se cierra oportunidades. La verdadera importancia que reside en su núcleo, su evolución de personajes, se ve diluida ahora en una confrontación galáctica propia de las historias de Yoko Taro pero con escasa gracia. Con todo, logra cerrar con una escena poderosa.

Zero Two, malherida, avanzando sin parar por ese solitario pasillo que lleva hasta el fin del mundo. Quizás no todo esté perdido.

Darlinginthefranxx-crítica

Óscar Martínez

¿Te gusta nuestro contenido? Apóyanos en nuestro Patreon y ayúdanos a seguir creciendo.


Banner de Patreon para las entradas - el palomitron

10 Comentarios

  1. Con una escasa gracia, en eso acertamos. A pesar de que el evolución de la historia, de los personajes e incluso, de los escenarios en los cuales se sometían a los arcos argumentales de cada episodio, siempre se dejaba ver la postura del autor, queda claro que apartir de la mitad de este vigésimo episodio, las emociones son sometidas a un despropósito de argumento. Respeto el valor de la obra y lo mucho que había conseguido en sus 19 y medio episodios (porque la primera mitad del episodio 20 es muy jugosa), pero debo ser justo, resulta una bofetada plantear un tercer enemigo capaz de llevarse por delante a todo el planeta, ¿a cuento de qué? Es como si por encontrar una araña en la toalla que estás por usar para secarte tras ducharte, le prendieras fuego a toda la casa, ¿leen lo descabellado que se lee esto? Es algo que solo le queda bien a una tira cómica.

    Ya solo restan cuatro episodios de los cuales espero demasiado como fanático de la serie, habrá que ver cómo el creador de la obra y los guionistas logran hilvanar todo ese tallarín de ideas que miran hacia el espacio. A mí manera de verlo, no me gustaría ver a los personajes sacrificarse por una causa que -a mi manera de verlo- parece tremendamente forzada y que no le haría justicia a la evolución tan detallada de todos los elementos ya narrados por la historia.

    Y disculpen que insista, pero cuatro son los episodios que le quedan a la serie y una infinidad de formas en las que puede acabar la historia, yo solo espero que en el episodio a seguir, la trama no termine por matar a todos los personajes porque no “tenían” otra salida, porque de lo contrario, estaré tremendamente molesto, no por el tiempo invertido a la historia, por el contrario, por las emociones y pensamientos invertidos a ella. Entre tanto… ¿notaron el cambio de color del cabello de Hiro?

    Saludos.

  2. Estoy completamente de acuerdo. Un comentario muy acertado. El final de este capítulo no junta ni pega con lo que iba desarrollando, hasta ahora, la serie. Pero bueno, aun quedan 4 capítulos que ver.

    • ¡Muchas gracias por tu comentario! 🙂
      Esperemos que los siguientes capítulos cambien un poco el rumbo inesperado que ha tomado.

  3. Klaxosaurios y humanos no son lo mismo, Klaxosaurios y FRANXX si podrían ser lo mismo. APE tampoco es una persona, es una organización, de las cuales solo sus líderes, presidente y vicepresidente, son parte de VIRM.

    Igual estoy satisfecho, creo que esperaba algo así, pero en el siguiente episodio. Little Witch Academia también cambia totalmente en el 22, cuando se revela que Chariot, la gran admiración de Akko, en realidad la cagó y que Akko no pueda hacer cosas por su culpa. No es igual, pero Trigger podría haber metido mano para este giro.

    • La verdad, no sabría qué responder a ello. Sin embargo, incluso el estudio debe mantener aunque sea un argumento lo suficientemente razonable que no patee como mula al espectador, como me pasó a mí. Solo resta esperar cómo logran terminar la historia en los capítulos restantes…

    • Hola Adrián, ves con ojo con lo que comentas, por favor. Porque eso es un potencial spoiler (de hecho tan gordo que te arruina la serie entera) sobre Little Witch Academia y no todo el que siga Darling habrá pasado antes por ella.

      ¡Gracias! 🙂

  4. No es un mal giro argumental, la trama es interesante, pero faltando solo 4 capítulos de seguro todo va a quedar muy forzado y con demasiadas cosas sin explicar pero hay que tener esperanzas, hasta ahora me ha gustado mucho el anime.

    • Demasiados pocos capítulos de por medio… Es un giro muy exagerado y sacado de ninguna parte. Por el adelanto parece que se centrará más (y ojalá sea así) en las relaciones interpersonales, así que creo que no dedicarán mucho al giro en sí.

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.