Compartir

El tiempo pasa, pero Pixar se mantiene igual de bien que siempre, y sus obras son una garantía de calidad casi sin peros. Año tras año, y ya son 22, el estudio norteamericano nos sigue regalando algunas de las mejores películas de la cartelera mundial. Tras la exitosa Del revés y un par de secuelas (Buscando a Dory y Cars 3Pixar vuelve de la mano de Adrián Molina y Lee Unkrich, director de Buscando a Nemo y Monstruos S. A., para dejarnos con una nueva joya ambientada en la festividad más importante del país mexicano: El Día de Muertos. Miguel, su protagonista, es un niño que, en su pasión por convertirse en músico, acaba por adentrarse sin querer en la tierra a la que rinde homenaje la celebración. Una festividad con la que Pixar ha podido dar rienda suelta a todo su talento artístico y creativo.

Crítica Coco

Estamos hablando, y esto es mucho decir, de la película más trabajada a nivel visual de toda su filmografía. Coco es un despliegue absoluto y sin precedentes de belleza, imaginación y fantasía. Ojalá perderse por esas calles rebosantes de fiesta, luces de neón y simpáticos personajes al ritmo de la cultura mexicana. Hay que reconocer el valor de Pixar para tratar un tema tan sensible como la muerte de una manera tan extraordinaria y tan natural como en Coco. En el Día Muertos, cada familia debe realizar un mural con las fotos de sus antepasados, a modo de homenaje, para que su recuerdo perdure a través de las siguientes generaciones y no se pierda en el olvido. Coco nos enseña a todos, pero en especial a los más pequeños, el valor de la muerte como algo transitorio y no como un final; la muerte como continuación de la vida. Una película profundamente ilustrativa con la que Pixar pone rostro a una de las más grandes incógnitas de la existencia. Un canto a la vida, a la muerte y a las tradiciones que nos unen. Coco es maravillosa e irresistible.

Coco, de Pixar - El Palomitrón

La película nace como una reivindicación post-Trump a la intención del presidente norteamericano de levantar un muro en la frontera de México. Y es que Pixar parece haber encontrado la fórmula para ganarse nuestros corazoncitos por encima de todo. Coco no es la mejor película del estudio: es predecible y por momentos demasiado infantil, pero ni siquiera importa. Todo pasa a un segundo plano cuando hay una historia y unos personajes que nos conmueven tanto. ¿Y qué es el cine sino eso? La edad pasa a ser algo anecdótico cuando entras a la sala. Incluso su mensaje es interpretable según seas niño o adulto. Coco es pura magia y emoción, desde el minuto uno hasta el último.

La película, aparte de ser proyectada junto a un corto de Frozen un tanto excesivo en su duración, llega a España después de haber arrasado la taquilla mundial. En México, cuyo estreno coincidió con la festividad del Día de los Muertos, ya se ha convertido en la película con más éxito de todos los tiempos. En el fin de semana de su estreno en Estados Unidos igual: recaudó más de 70 millones, el cuarto mejor estreno de la historia del estudio, solo por detrás de Toy Story, Vaiana y Frozen. En China, más de lo mismo: la película Pixar que más espectadores ha conseguido atraer a sus salas. Coco es un éxito absoluto, se mire por donde se mire.

LO MEJOR:

  • Visualmente es abrumadora, un regalo para los ojos.
  • Su capacidad para emocionar.
  • Su mensaje, enriquecedor para niños y adultos.

LO PEOR:

  • Es más bien predecible, no ofrece nada nuevo.
  • Que no tengamos más películas de Pixar

 

Víctor Camarero

No hay comentarios

Dejar una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.