Compartir

cropped-logo-para-blog-directedbywomen-2

Directed by Women vuelve a Madrid y Barcelona por segundo año consecutivo. Este movimiento internacional, que promueve actividades a lo largo de todo el mundo para dar visibilidad al cine hecho por mujeres, tuvo su primera muestra en nuestro país el pasado año gracias a la iniciativa de un grupo de profesionales del sector. En su primera convocatoria lograron la participación de más de trescientos cincuenta trabajos (de su éxito nos hicimos eco en el artículo que podéis recordar aquí).

Desde el 21 de marzo, se abre la nueva convocatoria para directoras residentes en España. Los trabajos podrán ser de cualquier género, duración y año de producción, el único requisito es que estén dirigidos por mujeres. Podéis consultar toda la información sobre el proyecto en su web.

Como novedad, este año se añadirán a la muestra dos secciones de gran interés: una sección internacional de carácter histórico en la que se hará una retrospectiva del cine dirigido por mujeres y otra sobre la videodanza, un género injustamente marginal también necesitado de reconocimiento.

12002218_421946564674930_4774970435822542182_n

Con esta iniciativa, España se suma a un proyecto de escala internacional que pretende hacer de las primeras semanas de septiembre una eclosión del talento femenino en el sector cinematográfico. Un intento por contrarrestar las dificultades que muchas mujeres tienen en un sector llamativamente machista: la cultura. Ante la recurrente manifestación de que la igualdad es ya un hecho en nuestra sociedad, las cifras hablan por sí solas. La presencia de mujeres en la dirección cinematográfica no alcanza el 10 %. Aumentan las maquilladoras, peluqueras y encargadas de vestuario, ámbitos tradicionalmente femeninos, y disminuye, o sigue prácticamente inamovible, su presencia en los puestos técnicos, directivos, producción… Es evidente que una igualdad formal no lleva aparejada la igualdad real.

Se trata de una carrera de fondo que exige un cambio radical en la sociedad. Y la cultura es el elemento fundamental para operar este cambio. Nos encontramos así ante un perverso círculo vicioso difícil de romper. Iniciativas como Directed by Women contribuyen a evidenciar que el talento está ahí, sin distinción de género, sólo hay que tratarlo sin prejuicios. La escasa presencia femenina obedece única y exclusivamente a la discriminación por razón de sexo. El propio cine, en la mayor parte de su producción, alienta, mantiene y estimula esta situación, con el beneplácito del público en general (incomprensiblemente, sin distinción de género). Tal y como expuso Simone de Beauvoir, utilizando la teoría del esclavo de Hegel: “El opresor no sería tan fuerte si no tuviera cómplices entre los propios esclavos”. La desigualdad existe y sólo desde la visión feminista se puede combatir. No hay otros frentes. Iniciativas como Directed by Women sólo tienen sentido si se afrontan desde esta perspectiva, porque su destino (igual que el del feminismo) es poder desaparecer.

 

Marina Calvo

No hay comentarios