Compartir

 

combustion

 

Como bien dice un compañero periodista, el cine como reflejo que es de la sociedad, está experimentando en general un fenómeno, y me refiero al cine patrio, bastante paralelo a la realidad  de nuestros días. Está desapareciendo la clase media en las producciones. Este año hemos certificado una tendencia que probablemente, y tristemente a todos los efectos, acabará por instaurarse. En el festival estamos siendo testigos directos de una realidad, no existen las producciones medias. En la sección oficial conviven largometrajes de escasísimo presupuesto con cintas que gozan de unos medios abrumadores, y que al contrario que pasa con las primeras, ya tienen una distribución bastante notable asegurada.

Combustión es el buque insignia de los filmes que cuentan con una holgada financiación. Pero no hay más que rascar, y por eso mientras uno visiona la película puede llegar a sentir una pequeña punzada de indignación, porque es envoltorio, porque es papel de regalo que entra por los ojos, pero se queda ahí; una vez abierto el regalo ni rastro de la ilusión.

 

COMBUSTION 2

 

El guion, y esto es una llamada de atención, es de los peores que hemos visto en mucho tiempo. Las situaciones planteadas en la película han hecho reír a más de uno en la sala varias veces. Señores, no es tan difícil repasar y mejorar los libretos. No sabemos quién finalmente aprobó el guion (directores, productores..?¿?) pero nos da la sensación de que alguien se ha ido a casa regodeándose con el gol que ha metido al presentar un festival de situaciones increíbles, fallos de continuidad, y ausencia total de sentido común. Se veía venir que esto de cambiar a VIN DIESEL por ALEX GONZÁLEZ iba a ser una empresa arriesgada, pero el resultado final de la historia supera las peores expectativas. Holgadamente.

Hasta aquí lo malo (que no es poco) así que seamos justos y al César lo que es del César. El apartado técnico es impresionante. El montaje, la iluminación, el sonido y la fotografía  son de premio. Es una verdadera lástima que con estos medios la historia se desaproveche tanto. Los que sólo quieran ver coches, chicas, y algo de acción ese sentirán recompensados  a los pocos minutos de empezar la película.

 

COMBUSTION

 

En el plano interpretativo tanto ALBERTO AMMANN como ALEX GONZÁLEZ flojean  excesivamente y firman uno de sus peores trabajos en pantalla, y es que con este guion muy poquitos salvarían la papeleta, aunque tampoco nos sirve de disculpa porque es el mismo guion que ha tenido que afrontar ADRIANA UGARTE, y ella, junto a MARÍA CASTRO sí firman un trabajo espectacular. Si MARÍA CASTRO trabaja con mucha solvencia, ADRIANA UGARTE se come a GONZÁLEZ y AMMANN cada vez que entra en plano. Papelón de ADRIANA que nos ha dejado boquiabertos a muchos en el festival. Así sí.

En definitiva, un filme muy espectacular si sólo nos fijamos en sus apartados técnicos, pero bastante sonrojante si intentamos tomarnos en serio la trama.

 

 

LO MEJOR:

  • Sin duda, y de lejos ADRIANA UGARTE. Se come la pantalla. Impresionante.
  • Todos los apartado técnicos del filme.

LO PEOR:

  • Da mucha rabia que con los medios que se disponen, la película acabe pareciendo a ratos una parodia.
  • Ayuda a que cierto sector del público siga pensando que el cine español debería de dedicarse a lo de siempre, desgraciadamente.

 

Alfonso Caro

Compartir
Artículo anteriorOBLIVION
Artículo siguienteIRON MAN 3
Alfonso Caro Sánchez (Mánager) Enamorado del cine y de la comunicación. Devorador de cine y firme defensor de este como vehículo de transmisión cultural, paraíso para la introspección e instrumento inmejorable para evadirse de la realidad. Poniendo un poco de orden en este tinglado.

3 Comentarios