Compartir

 

LEGO0

 

Con los tiempos que corren, tiempos en los que la originalidad y la valentía están relegadas a las producciones modestas, que nos encontremos con el despliegue de creatividad que supone LA LEGO PELÍCULA es un regalo que roza el estadio de regalazo por lo inesperado y sorprendente que resulta el visionado de esta película, arrebatador baño de nostalgia cargado de humor.

La juguetera danesa siempre ha destacado por negarse a asumir las limitaciones de su producto. No sólo en los últimos tiempos se han hecho con licencias para explotar universos cinematográficos antaño impensables, sino que han desarrollado videojuegos, cortos, y algún largometraje con sus icónicas figuras como protagonistas. Con LA LEGO PELÍCULA la jugada maestra está encima de la mesa. Si ya nos llamaba la atención ese vehículo de autopromoción que era LOS BECARIOS (SHAWN LEVY, 2013), LA LEGO PELÍCULA quizás suponga un punto de inflexión tan grande para la marca, que no sería extraño empezar a asistir a la progresiva apertura de tiendas que vendan exclusivamente estos juguetes, porque material hay para atestar varios lineales. Muy atareados con gabinetes de crisis tienen que andar estos días los ejecutivos de sus competidores directos.

Había dos directrices claras para que este producto viese por fin la luz: hacerlo a lo grande y que resultase entretenido para toda la familia. El resultado ha cumplido con creces y difícilmente se podía haber hecho mejor. Visualmente es una delicia y todos los miembros de la familia lo pasarán en grande porque está llena de gags pensados para todas las edades. Existe incluso un potenciador exponencial reservado para el público más adulto: la debilidad (en su defecto afición) por el cine. Cuanto más nos guste el cine, cuánta más cultura cinematográfica pop barajemos, mayor será la diversión durante los 100 minutos de metraje.

 

lego30

 

La película nos presenta a Emmet, un obrero que trabaja en la construcción y vive en una ciudad donde todo está programado desde que se levanta hasta que se acuesta. Emmet vive en una sociedad regida por el “superpresi”, un dictador autoritario que planifica no sólo las tareas de sus ciudadanos sino también su propio ocio y forma de pensar. Emmet cumple tan bien la misión y encaja tan ejemplarmente las reglas que su existencia pasa totalmente desapercibida. Cuando un día se topa accidentalmente con Wildstyle, de la que caerá enamorado instantáneamente, Emmet se verá envuelto en una aventura que le descubrirá la verdadera realidad del mundo que le rodea, una realidad que está al borde de ser destruida. El paralelismo de la trama con el universo MATRIX es bastante notable tanto a nivel narrativo como a nivel conceptual (Emmet bien podría ser un Neo a quién una wildstile, que hace las veces de Trinity, rescata de su mundo gris para enseñarle las posibilidades del universo LEGO, la coreografía de algunas peleas, la arquitectura dinámica del universo y los diseños, especialmente todos los referentes a los vehículos, armas, y robots de los malos, están muy influenciados por la trilogía de los WACHOWSKI), un punto sin duda reservado a los espectadores más adultos porque los más jóvenes no van a necesitar este tipo de guiños para disfrutar del festival de imaginación que va a inundar la pantalla de color y creatividad. Multitud de escenarios que recrean los propios sets de los famosos juguetes, que se dividen pero que también se pueden juntar en cualquier momento. Libertad creativa total para un mundo sin límites, porque la imaginación carece de ellos.

Sólo hay una regla que se respeta sorprendentemente, y es que todo está hecho con piezas LEGO. No sólo los edificios, vehículos, o mobiliario, sino también el agua, las nubes, el humo, el fuego…todo está fantásticamente adaptado al mundo LEGO, gracias a las actuales técnicas de animación, que son las verdaderas responsables de que todo lo que veamos en pantalla se ve tan bien y con ese halo de espectacularidad que a buen seguro os va a sorprender.

 

lego2

 

Mientras los pequeños disfrutan, va a ser muy raro que se muevan o se cansen, a los mayores nos queda una galería impresionante de guiños y homenajes cinéfilos (atentos al momento STAR WARS) en su gran mayoría, y algún que otro momento nostálgico (ese muñeco espacial ochentero con el casco roto le hemos tenido todos, por dios!). Unos y otros disfrutarán tanto que no va a quedar nada claro quién es el que lleva a quién a las jugueterías una vez vista la película.

LA LEGO PELÍCULA es un proyecto ambicioso que ha sido madurado con un cariño extremo y una planificación ejemplar, algo que queda claro en sus compases finales, porque sólo entonces nos da la sensación de que todo lo que hemos estado viendo es una llamada de atención al público más adulto, un grito para que dejemos de enterrar al niño que un día fuimos todos y disfrutemos sin complejos de nuestra imaginación.

 

 

LO MEJOR:

  • La extraordinaria labor de adaptación del universo de los juguetes LEGO al lenguaje cinematográfico.
  • La cinta es entretenimiento puro y duro.
  • La galería de personajes. Nos gustan todos aunque reconocemos cierta debilidad por Batman.

LO PEOR:

  • Que no dispongamos de un sótano tan equipado como el que podemos ver en la película
  • Que la segunda parte quede tan lejos.

 

Alfonso Caro

No hay comentarios

Dejar una respuesta