Compartir

Meryl Streep El Palomitrón

Durante el discurso de Meryl Streep durante la aceptación del premio Cecil B. DeMille en la gala de los Globos de Oro, la actriz dejaba claro a los asistentes su miedo ante la inminente toma de posesión de Donald Trump como 45.º presidente de los Estados Unidos, haciendo referencia a la burla del multimillonario hacia el periodista Serge Kovaleski del New York Times. “La persona que va a tener el puesto más respetado del país imitó a un reportero con discapacidad”, dijo la actriz, “alguien a quien superaba en términos de privilegios, poder, y capacidad para responder”.

La actriz seguía en términos de diversidad (algo que en Hollywood es mucho más que común) el discurso ante una sala llena de “los segmentos más vilipendiados de Estados Unidos”, periodistas extranjeros y artistas del mundo del cine. Y, en esta misma línea, la actriz Taraneh Alidoosti, coprotagonista en la película nominada al Oscar a Mejor película de habla no inglesa El viajante (ganadora del premio al Mejor guion en Cannes), ha anunciado en su Twitter personal que no va a asistir a la gala de los premios Oscar en protesta a la propuesta racista de Donald Trump de prohibir la expedición de visados a habitantes de Irán y otros seis países del Oriente Medio.

No acaba aquí la guerra de las celebridades contra Donald Trump, pues Shia LaBeouf (TransformersIndiana Jones y el reino de la calavera de cristal) ha sido detenido y soltado (con un cargo de agresión menor) hoy en Nueva York después de echar a un hombre de su nueva performance, una protesta permanente contra el recién estrenado presidente de Estados Unidos. Este acto colaborativo consiste en el actor y otros dos artistas emitiendo en streaming 24 horas al día un baile ante el Museum of the Moving Image en Queens al canto de “He will not divide us” (Él no nos va a dividir). La performance, según declaraciones del actor, no parará durante los cuatro años que dure el mandato de Donald Trump.

Bien sabido es el malestar general en el mundillo de Hollywood tras los resultados en las pasadas elecciones de los Estados Unidos, y estas son pequeñas muestras del descontento después de solo seis días desde que el empresario (que también ha actuado en películas como Celebrity de Woody Allen, Solo en casa 2) tomara posesión de su cargo. No hay duda de que, al menos durante unos meses, no son las únicas que vamos a oír.

Pol Llongueras

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta