Compartir

Imagen de Capitán Harlock

 

Legendaria, épica y visualmente sin precedentes, Harlock te catapultará a un mundo revolucionario”. Con semejante premisa JAMES CAMERON ponía al público en buenas circunstancias para disfrutar de CAPITÁN HARLOCK. Normal tratándose de un cineasta que ama el 3D y los efectos especiales (y los visuales mucho más). Pero esta odisea dista mucho del mundo de CAMERON: La producción es un anime proveniente de Japón, creado por el dibujante LEIJI MATSUMOTO. Ha tenido una  precedente serie, también denominada con el mismo título.

El argumento se asienta en un mundo futurista, donde todo el universo está en guerra. La Tierra es el planeta más valioso, un santuario que nadie puede habitar, y está regida por la coalición Gaia, la cual gobierna a la humanidad que está esparcida por todo el Universo. Los humanos están en desgana y apenas tienen motivos por los que seguir viviendo. Aunque hay un hombre que tiene esperanza: el CAPITÁN HARLOCK. Él y su tripulación de la nave Arcadia son los únicos que puede salvar la humanidad y luchar contra Gaia. Pero la coalición tiene un objetivo: acabar con Harlock. El jefe de ellos, Ezra pide a su hermano menor Logan que se infiltre en la nave para acabar con el capitán.

Como se intuye, la trama posee muchos y suculentos detalles para hacer una obra absolutamente épica. Pretensiones a la producción no le faltan. Detrás de este proyecto se encuentra SHINJI ARAMAKI, experto ya en estas lides de cine ciencia ficción hecha animación. Su blockbuster, que llega ahora a las pantallas españolas, se disfrutará con gusto dentro de los fans de las historias del CAPITÁN HARLOCK. Semejante trasfondo tan detallado sólo puede seguirse por alguien que conozca de antemano las andanzas de este héroe.

 

Imagen de Capitán Harlock

 

Los paisajes y entornos que se dibujan en pantalla no tienen más adjetivo que sobresalientes: más cercanos al mundo del videojuego, los gráficos ofrecen todo el detalle que se pide cuando se trata del mundo fantástico, grandilocuente en este caso como sólo el estilo manga aporta en cualquier género.

Labor encomiable se lleva la parte técnica. Sin embargo el guion no le hace justicia. Los desconocedores de la historia no sabrán por dónde va el hilo, que se enreda en varias ocasiones. Porque CAPITÁN HARLOCK salta de una escena a otra sin ton ni son. Por tanto, el resultado es una mezcolanza farragosa que provoca rechazo en varios momentos. Bien se vea doblada o en la versión original –siempre será mejor la segunda opción, claro está-, el texto formado por tantas tramas y personajes se convierte en un arduo embrollo.

La banda sonora, algo que siempre ayuda a la narración animada, no acompaña a las situaciones que se ven en pantalla (¿Por qué de repente esa canción pop japonesa cuando se narra una situación de drama?).

 

Imagen de Capitán Harlock

 

Los personajes se hacen distantes al público en todo momento, empezando por el que da título: el protagonista es un personaje oscuro, al que la incertidumbre de guion le hace más alejado. Aparece bastante pero apenas habla, parece que el verdadero protagonista es Logan (aunque por lo visto en el manga original, el capitán se mantiene con el mismo halo misterioso).

Similitudes aparte con el comic inicial, el largometraje es una obra densa y pretenciosa, a la que las ansias de narrar todo le ha pasado una mala jugada. Seguramente a muchos de los fans que el mundo anime tiene esparcidos por el mundo poseen otra opinión, pero para el resto del público esta aventura es difícil de digerir al desconocer el rumbo. Mejores viajes ofrecieron El Halcón Milenario, la Enterprise, etc…

 

 

LO MEJOR:

  • La fabulosa estética que mantiene el género en alto grado.
  • Las escenas de acción y los innumerables detalles que enriquecen la imagen.

LO PEOR:

  • Un montaje confuso para el espectador.
  • El enrevesado guion que parece no conocer bien el rumbo.

 

 

María Aller

No hay comentarios

Dejar una respuesta