Compartir

Cafe society 1 def

“La vida es una comedia escrita por un comediógrafo sádico”. Esta frase cobra mucho sentido no solo en la vida cotidiana, sino también en las historias creadas por el genio de Woody Allen. Café Society nos introduce en el Hollywood de los años 30 narrando la historia de Bobby Dorfman, un joven neoyorquino que decide marcharse a Hollywood para dar un giro a su vida y acaba trabajando como chico de los recados para su tío Phil, un poderoso agente de la industria cinematográfica. Allí conoce a su secretaria, de la que se enamora perdidamente.

Woody Allen es uno de los grandes genios del cine. En casi cada una de sus películas logra narrar una historia simpática, inteligente, inundada de belleza visual con ese toque de elegancia de la que pocos directores pueden presumir a la hora de mover la cámara y captar los planos. Con Café Society vuelve a deleitar al espectador con su elegancia, con esa fotografía que nunca decepciona y unos personajes que desprenden carisma en cada plano de la película.

cafe-society-2

Uno de los grandes logros de sus cintas es la dirección de actores. Allen posee el don de convertir a un actor del que nadie espera nada en una estrella con luz propia. Véase Owen Wilson, un actor casi condenado a los mismos papeles en comedias ligeras donde jamás podría haberse lucido en todo su esplendor. En Midnight in Paris el director logró que Owen sacase no solo su lado cómico, sino también el dramático, brindando al actor la oportunidad de demostrar de lo que es capaz. El director de películas como Match Point o Annie Hall opera muchas veces como justiciero en sus obras al apartar el foco de las habituales estrellas ya consagradas para dejar paso a otros descubrimientos que podrían quedarse por el camino. En este caso, Allen saca a la palestra a Kristen Stewart y a Jesse Eisenberg, que interpreta al personaje principal, para regalarnos momentos cómicos muy del cine de Allen y, aunque no defrauda, tampoco logra la genialidad en su interpretación como sí sucede con el siempre impecable Steve Carell. Desde aquí, Woody, si nos lees, conviértele en tu nuevo “muso” para tus siguientes películas.

Café Society nos adentra en el glamuroso mundo del cine de los años treinta con el toque inconfundible de Woody Allen: su perfecta ambientación, su siempre presente banda sonora que jamás de los jamases decepciona, su divertida obsesión con el mundo judío (atentos al momento prostituta), su ya mencionada magnífica dirección de actores y sus habituales diálogos inteligentes, llenos tanto de ironía como de filosofía.

Cafe Society El PalomitronTodos esperan estos elementos en sus películas. Nadie quiere que falten, aunque sí se anhela algo en estos últimos años: que se añada algo, algo distinto, innovador. Y aquí es donde radica el único pero determinante de Café Society, que nuestro genio vuelve a hacer exactamente lo mismo. Su nueva película nos vuelve a explicar lo superficial que es el mundo del cine y, sobre todo, lo caprichoso que es el destino, el anhelar aquello que no podemos o no deberíamos desear, unido a la idea de la nostalgia que, según el propio Allen, puede llegar a ser una trampa que te atrapa. ¿Suena familiar? ¿Estamos ante un Woody Allen estancado? Como dice uno de sus personajes en esta cinta: “El amor no es racional. Si te enamoras, pierdes el control”. Y esto es lo que probablemente debería hacer nuestro querido genio: perder el control y arriesgar a la hora de contarnos algo distinto a lo habitual. Los espectadores que sean seguidores de Allen tendrán sentimientos encontrados: como Jesse Eisenberg en la película, estarán medio aburridos y a la vez medio fascinados.

Café Society 3 def

Café Society, a pesar de ser más de lo mismo en el mundo de Woody Allen, es una muy buena película cuya ejecución y casting son una auténtica delicia para los cinco sentidos y que, por lo tanto, nadie debería perderse. Sin embargo, si se compara con la filmografía de los mejores años del director, uno tiene la sensación de estar ante una película correcta y que pasará desapercibida. Por lo tanto, la mejor opción será visionarla de manera aislada, sin comparaciones de ningún tipo (siempre resultan odiosas y no llevan a nada bueno), y disfrutar del mejor cine de este año. Eso sí, mantenemos la esperanza de que este genio del séptimo arte vuelva la próxima vez con una película tan fascinante y elegante como innovadora, que le ayude a salir de su estancamiento. Woody, el cine necesita de ideas que solo tú puedes aportar. No nos defraudes.

LO MEJOR:

  • Jesse Eisenberg, Kristen Stewart y Steve Carell.
  • Sus toques de humor y de glamour.
  • Su elegancia y frescura al contar una historia.
  • La inteligencia de sus diálogos.

LO PEOR:

  • Woody Allen parece haberse estancado en sus historias.

Gabriela Rubio

No hay comentarios