Compartir

 

imperio0

La variedad de listas, clasificaciones,  y rankings que se han hecho recogiendo las películas que contienen los mejores efectos especiales en el cine es  mareante.  Para nosotros es muy difícil, casi imposible, llegado a cierto nivel, afirmar si los efectos de una película son o no mejores que los empleados en otra, por lo que vamos a intentar recoger la innovación en este campo cronológicamente. Esto es, que intentaremos ser lo más objetivos posible para que sea el lector el que se construya su propia lista en función de sus gustos.

Los efectos especiales pueden ser visuales, mecánicos, o de sonido. Los dos primeros tipos tienen como objetivo engañar visualmente al ojo humano mostrando en pantalla algo que no es real. Los efectos de sonido suelen potenciar este engaño aunque pueden usarse de manera independiente. ¿Cómo los diferenciamos?

  • VISUALES: Consisten en la manipulación de una imagen o fotograma. Son posteriores al rodaje. El retoque se produce en la sala de montaje (Efectos por ordenador, tratamiento de fotogramas para montajes…).
  • MECÁNICOS: Se realizan durante el rodaje de la película (Efectos atmosféricos, explosiones, muñecos mecánicos…).
  • SONIDO: Suelen incorporarse en el proceso de montaje y reproducen sonidos que acompañan a las imágenes. Pueden ser de tono más fantástico (el ruido de los motores de una nave) o bien de naturaleza más realista (El mismo sonido del agua en una catarata, o el chirriar de unas ruedas para imprimir velocidad en una persecución de automóviles).

*No pretendemos ser muy técnicos en este post, cuya finalidad es señalar los avances icono en el mundo de los efectos especiales, pero si quereis saber más, no tendremos incoveniente en desarrollar en profundidad en futuras entradas qué técnicas son las más usadas en cada una de las tres categorías arriba señaladas.

 

¿Qué películas nos vamos a encontrar en esta lista? Todas aquellas que contienen efectos especiales visuales o mecánicos que constituyen un avance dentro del campo, efectos que no se habían visto antes en una sala, efectos que posteriormente han sido incorporados a los filmes venideros.

El cine  se creó a finales del siglo XIX, pero la verdadera revolución en los efectos especiales no se comienza a dar hasta la década de los ochenta, con la irrupción de los efectos digitales. Durante los primeras seis décadas del siglo pasado su evolución fue muy lenta debido a que los géneros más populares no necesitaban de complejos efectos, y los efectos clásicos eran muy sencillos, limitándose éstos a técnicas muy básicas como el STOP-MOTION, SUPERPOSICÓN DE PLANOS, MINIATURAS, COLOREO DE NEGATIVOS Ésta limitación impedía el desarrollo de géneros tan asociados a los efectos especiales como lo son el Fantástico o la Ciencia Ficción; que salvo escasas excepciones comprendían largometrajes subyugados por las limitaciones de éstos géneros, que fueron considerados menores durante mucho tiempo. Así pues, comencemos el repaso!

 

VIAJE A LA LUNA (GEORGES MELIÉS, 1902) 

melies

Si bien el primer efecto especial data de un cortometraje de 1895 (MARÍA, REINA DE LOS ESCOCESES), donde aparece una decapitación que aterró a unos ingenuos espectadores que creyeron que lo que estaban viendo era real, el primer efecto especial que se ha acomodado en el imaginario colectivo es al que recurre MELIÉS en su película VIAJE A LA LUNA.

 

METRÓPOLIS (FRITZ LANG, 1927)

metropolis0

Inspirándose en una novela de HG WELLS , METRÓPOLIS presenta una sociedad dividida en clases situando la acción en 2016. FRITZ LANG utilizó maquetas  de dimensiones monstruosas para dar vida a una ciudad plagada de grandes rascacielos y autopistas aéreas que dejaron atónito al público de la época.

KING KONG (MERIAN C. COOPER y ERNEST B. SCHOEDSACK, 1933)

Casi ochenta años han pasado desde este filme en el que WILL O´BRIAN echó el resto aplicando la técnica mecánica del STOP MOTION sobre una figura de 15 cm., que en pantalla parecían 15 m. Se utilizó una fotografía para cada movimiento de la figura, con lo que al pasar la película se obtenía la sensación de movimiento. Trabajo arduo, lento y lleno de paciencia para unos efectos que marcaron un antes y un después en el cine durante las décadas venideras.

 

 

LOS DIEZ MANDAMIENTOS (CECIL B. DEMILLE, 1957)

JOHN FULTON se llevó el Oscar a los mejores efectos especiales por esta cinta, la última firmada por DEMILLE y uno de los primeros remakes de la historia (se basa en la película homónima de 1923). Miles de extras y unos efectos, que aunque hoy en día no parecen gran cosa, en su tiempo supusieron un avance extraordinario. La escena del mar rojo ha trascendido como uno de los iconos del cine de todos los tiempos. Afortunadamente la edición remasterizada en Blu-Ray mejora mucho las copias clásicas de la cinta.

 

 

JASÓN Y LOS ARGONAUTAS  (DON CHAFFEY, 1963)

RAY HARRYHAUSEN,el maestro del STOP MOTION, hizo aquí su mejor trabajo. Al filme no sólo le acompañan su notables efectos sino que se beneficia de una B.S.O. y una fotografía que elevan el conjunto. Con muchos momentos míticos (guerreros esqueleto, la arpía, el gigante de bronce…) fue el primer contacto con el cine fantástico de varias generaciones.

 

 

MARY POPPINS (ROGER STEVENSON, 1964)

Este musical de 140 minutos fue pionero en mezclar imagen real con dibujos, con unos efectos más que notables para la época. También hay que destacar los vuelos de la niñera, que desprenden una sensación  muy natural.

 

 

2.001 ODISEA EN EL ESPACIO (STANLEY KUBRICK, 1968)

En nuestra opinión el  uso de las maquetas, su detalle, y su movimiento marcaron el inicio de una nueva era en los efectos visuales. Hay que destacar también lo bien resuelta que está la flotación de los astronautas en las escenas en el espacio exterior, con ausencia de gravedad. Se trata del fime de ciencia ficción más respetuoso con las reglas de la física que se ha hecho nunca. Si a todo esto le unimos un diseño de producción sobresaliente y el famoso vals de STRAUSS, nos encontramos con uno de los mejores filmes de su género. Sus secuencias, casi 45 años después, siguen siendo bellas y espectaculares. Un referente. Su visionado en pantalla grande es asignatura pendiente para todos los cinéfilos que no han podido disfrutarla aún en una sala de cine.

 

 

LA GUERRA DE LAS GALAXIAS (GEORGE LUCAS, 1977)

Lo usa todo: maquetas, animatronics, recreación de ciudades y paisajes, muñecos, maquillaje…un festín para los sentidos complementado por unos efectos de sonido que muchos llevan hoy en sus móviles, disparos de blasters, sonido del sable láser…amén del icono cultural y pop en que se han convertido las películas de la saga. En el apartado técnico destacar el uso de maquetas llevado a su extremo, y en cuyo rodaje LUCAS, que había creado en 1975 la empresa especializada en efectos INDUSTRIAL LIGHT AND MAGIC, se ayudó de un ordenador que controlaba el rodaje de diferentes maquetas para luego después juntar los resultados concibiendo batallas espaciales que dejaron a toda una generación sin habla en la platea. El poderoso SCORE de WILLIAMS no hizo sino acentuar el espectáculo del producto.  Elegir una escena de la saga es complicado, pero nos quedamos con el ataque inicial de EL IMPERIO CONTRAATACA, que mejora el STOP MOTION, dando a luz una mejora bautizada como GO MOTION por su creador PHIL TIPPET.

 

 

UN HOMBRE AMERICANO EN LONDRES (JOHN LANDIS, 1981)

No nos quedaríamos a gusto si no incluyésemos en esta cronología la genial transformación en lobo que el pobre DAVID NAUGHTON sufre a manos del experto en maquillaje RICK BAKER. Nunca antes, ni después, se vió una transformación tan lograda con la única ayuda del maquillaje. Espectacular, y a ritmo de The Creedence. Es el único referente 100% por su maquillaje de la retrospectiva.

 

 

TRON (STEVEN LISBERGER, 1982)

Y llegaron los ordenadores, y llegó TRON. DISNEY ideó la primera película de la historia que se sirvió de imágenes generadas por ordenador para crear entornos, en este caso el interior de una computadora. Aparte de los gráficos por ordenador, se filmó mucho material en blanco y negro para después ser coloreado. El proceso fue enormemente laborioso. Cierto es que ha envejecido mal y que no hay dios que entienda su argumento, pero las carreras de motos siguen arrancándonos una sonrisa de nostalgia.

 

 

WILLOW (RON HOWARD, 1988)

El primer MORPHING de la historia, que luego popularizaría Michael Jackson en su video “Black and white”, nos lo enseñó RON HOWARD en este simpático y muy correcto filme de aventuras para toda la familia.

 

 

THE ABYSS (JAMES CAMERON, 1989)

Para acabar bien la década de los ochenta y abrir una nueva etapa en los efectos especiales, CAMERON plasmó por primera vez en pantalla un efecto logrado usando técnicas de GENERACIÓN DIGITAL 3D. La escena se consiguió a base de componer las escenas reales con la criatura moldeada en 3d. ¡¡Hace 25 años!! La recreación de toda la base submarina está también logradísima.

 

 

TERMINATOR 2 (JAMES CAMERON, 1991)

De nuevo CAMERON, y de nuevo ILM detrás de los efectos especiales de uno de los mejores filmes de puro entretenimiento que se han filmado jamás (CAMERON en plena forma). La revolución que supuso esta cinta en el campo de los efectos visuales ha sido determinante en todo el cine que después ha venido, sea cual sea el género. Poco preparado estaba el espectador de 1991 para ver las transformaciones de ROBERT PATRICK en su papel de TERMINATOR T-1000. El filme también contó con un gran trabajo de miniaturas que recreaba un futuro apocalíptico inmerso en una guerra eterna entre hombres y máquinas. Muy atentos también a la fotografía que gasta la cinta.

 

 

PARQUE JURÁSICO (STEVEN SPIELBERG, 1993)

No había salido aún SPIELBERG en este recorrido. Llega su momento con los efectos de PARQUE JURÁSICO, donde ayudándose de imágenes generadas por ordenador (CGI) y de ANIMATRONICS, presentó en pantalla unos dinosaurios que pasaron por ser los animales recreados con efectos más verosímiles de la historia. Los detalles de estos bichos estaban trabajados al milímetro, su respiración, su mirada, sus músculos…STAN WINSTON realizó una formidable labor de estudio de paleontología para conseguir unas cuotas de realismo que nos dejaron sin respiración.

 

 

INDEPENDENCE DAY (ROLAND EMMERICH, 1996)

Que por qué está aquí este filme, os estaréis preguntando…bien, para nosotros esta cinta supone la primera de una serie de películas, muchas del señor EMMERICH, que basan sus efectos en destruir ciudades. Todo el cine de catástrofes moderno plantean destrucciones masivas que siguen usando las técnicas que INDEPENDENCE DAY puso encima de la mesa: combinación de maquetas y efectos generados por ordenador. A este filme le siguieron ARMAGGEDON, DEEP IMPACT, TWISTER, EL DÍA DE MAÑANA…y así hasta la perfección que el propio EMMERICH logró en 2012.

 

 

THE MATRIX  (ANDY Y LARRY WACHOWKI, 1999)

La escena que abre el primer filme nos dejó a todos  locos. Nunca antes se había visto en una pantalla nada similar. Los efectos de la saga, para alegría de los directores más macarras, nos trajo el BULLET TIME, occidentalizó las peleas coreografiadas asiáticas, y reventó las neuronas de más de un espectador. Sin entrar en su argumento, visualmente es un placer revisarlas. Tiene 15 años y luce como si la hubiesen rodado ayer. Otro peso pesado si tenemos en cuenta su repercusión posterior.

 

 

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS(PETER JACKSON, 2001)

Al igual que la saga STAR WARS, en ésta podemos ver prácticamente todas las técnicas de efectos especiales aplicadas: maquetas, edificios, pinturas, y efectos digitales de nuevo sin precedentes; supone también un universo de imaginería igual de vasto. En esta trilogía se usa por primera vez el programa informático MASSIVE, para multiplicar el número de extras en pantalla y además dotarles de un patrón  de conducta. La trilogía requirió el servicio de más de 260 técnicos de efectos. ALEJANDRO MAGNO, EL ÚLTIMO SAMURAI, TROYA…todas imitaron el avance con mayor o menor gloria… En el aspecto CGI, la creación de GOLLUM es otro hito. Toda la trilogía es un tour de force de WETTA DIGITAL que aún hoy no se ha superado en ninguna producción.

 

 

AVATAR (JAMES CAMERON, 2009)

Si bien la captura de movimientos no era nueva, la perfección alcanzada en el desarrollo de rostros en AVATAR es digna de elogio. Cuanta además con una recreación de un mundo, Pandora, 100% digital. El uso del 3d es a día de hoy imposible de igualar. No se puede hacer más, son los efectos especiales más punteros y vanguardistas, son los efectos a batir.

 

 

Y de regalo, todos los efectos especiales ganadores del Oscar desde 1977 hasta 2012.

 

 

 

Alfonso Caro

2 Comentarios

  1. Fantástico artículo. Sin duda las películas que mencionas marcaron un antes y un después. Nunca se me habría ocurrido incluir a Mary Poppins, pero tienes mucha razón! Para mí, la cumbre de los efectos visuales es EL SEÑOR DE LOS ANILLOS, donde realismo y esplendor alcanzan el punto justo. Nada lo ha superado. Por cierto, yo también dediqué un artículo a los efectos visuales hace tiempo, aunque con un formato distinto, te lo dejo por si te interesa: http://laestaciondelfotogramaperdido.blogspot.com/2013/03/efectos-visuales-todo-es-posible.html Un saludo!