Compartir

 

boyhood5

 

12 años, 144 meses, 52.563 días. Esto es lo que hemos tenido que esperar los amantes de RICHARD LINKLATER para ver esta última obra suya. Más de una década de rodaje ha costado esta magnífica película que es BOYHOOD. Una propuesta atrayente tanto por contenido como por continente; un experimento que se presenta con una unidad solida y unas ideas claras y contundentes.

Mason (ELLAR COLTRANE) es un chico de unos 8 años que empieza a tomar conciencia del mundo que le rodea. Al inicio vive con su hermana mayor, Samantha (LORELEI LINKLATER; sí, sí, hija del director), y su madre (PATRICIA ARQUETTE). Tras el divorcio de los jóvenes progenitores, el padre (ETHAN HAWKE) se muda temporalmente a Alaska. Aún cursando sus estudios superiores, ella deberá ser la encargada de buscar un digno porvenir para los chicos en medio de la calurosa Texas. El tiempo transcurre impasible y Mason se verá rodeado de posibles, pero efímeras, figuras paternas (tan solo consigue perdurar el ausente padre biológico que termina por regresar). Cambios de casa, ciudad, colegio, padrastros y amistades conforman una infancia y adolescencia agitadas, pero llevadas con naturalidad y con enternecedor positivismo. Su personalidad se va formando mientras se suceden etapas marcadas por idealismos e inocencias.

 

Boyhood6_large

 

BOYHOOD es un convincente retrato del mundo de un adolescente en los Estados Unidos de los 2000. Realista como pocas, esta cinta se sustenta en un guión fragmentado que es interpretado a las mil maravillas por LINKLATER y su equipo. Los diálogos son orgánicos y veraces y los actores, sin verse influenciados por su juventud e inexperiencia, logran transmitir el espíritu evolutivo en el que se sumerge toda la producción. Todo y los milagros técnicos, que son premiados con una unidad estética asombrosa, la desfragmentación extrema, crea un sistema dramatúrgico demasiado marcado por lo episódico de su naturaleza. Al plantear una narrativa basada en momentos tan aislados entre ellos, las diferencias temporales se hacen evidentes y se genera una necesidad de parar y empezar, parar y empezar. Demasiados puntos y aparte que crean una sensación de TV Movie que entorpecen el curso de la delicada prosa del director tejano. Acostumbrado a situar sus películas en un período de 24 horas, rompe su propia norma por todo lo alto. Puede que la falta de costumbre en este tipo de estructuras haya sido la causante de una de las pocas recriminaciones que se le puede hacer. Los aspectos técnicos, siempre brillantes en sus films, se funden con coherencia y mantienen una estética perdurable y unificada; todo un logro viendo las dificultades añadidas.

El genio GODARD (por si aún queda algún despistado, JEAN-LUC GODARD no tan sólo fue uno de los creadores de la Nouvelle Vague, si no una de las máximas influencias del cine europeo de la segunda mitad del siglo XX) ya planteó la idea de que todo film es siempre un documental de sí mismo. Con BOYHOOD esta verdad inapelable se corrobora de arriba a abajo. LINKLATER nos brinda la oportunidad única de ver crecer a personajes y actores en una sola pieza; fenómeno que permanecía exclusivo a formatos de larga duración como las series. La madurez que van adquiriendo cada uno de los intérpretes y de las las interpretaciones es admirable. El trabajo de creación de personajes vuelve a redundar con la coherencia que impregna este curioso todo.

 

9d7676db463bb3fe5125f47fadfc0d8003a9c651

 

LINKLATER demuestra otra vez ser uno de los directores más eclécticos del panorama cinematográfico estadounidense. Metodología de trabajo, historia, interpretaciones, cuestiones técnicas; cada uno de los apartados trabaja como si fueran un solo ser. Película con algún que otro desajuste de tempo, pero entretenida y tierna a partes iguales.

 

LO MEJOR:

  • El innovador punto de partida de esta producción.
  • Actores y estética son responsables de un resultado muy apetecible.

LO PEOR:

  • Un guión que, en detrimento de la unidad argumental, abusa de planteamiento en fragmentos.
  • Un montaje que puede resultar tedioso en ciertos puntos.

 

Adrià Naranjo

1 Comentario

Dejar una respuesta