Compartir

Ridley Scott en El PalomitrónJorge Fonte, escritor y ensayista cinematográfico, publicó en 2016 su libro Ridley Scott en Signo e Imagen, de la editorial Cátedra. Este es su quinto título en esta colección, tras los volúmenes que dedicó a John Lasseter, Woody Allen, Robert Zemeckis y Oliver Stone. 

Siguiendo el formato de esta colección, nos encontramos con una introducción en la que se explica la biografía del director británico, desde su nacimiento, en noviembre de 1937, hasta su relación con su actual pareja y la muerte de su hermano, el también cineasta Tony Scott (director de El ansia, Top Gun o El último Boy Scout). Así, conoceremos datos sobre su formación académica, sus primeros cortos o sus trabajos en la BBC, donde colaboró para el diseño de los famosos Daleks de Doctor Who y dirigió varios capítulos de distintas series, y cómo, decidido a seguir avanzando en su carrera, montó junto a su hermano una productora dedicada a rodar anuncios publicitarios. Esta fue creciendo y en la actualidad tienen oficinas por medio mundo y han trabajado con multitud de directores, hoy consagrados. De esta época se destaca el spot 1984, de la empresa Apple, que todavía se estudia en las academias de marketing y cine.

Ridley rodando El Palomitrón

Tras esta “Introducción”, llegamos a la “Filmografía comentada”, que supone el grueso del libro, y que abarca desde Los duelistas (1977), su primer largometraje, dirigido con cuarenta años y que se compara con Barry Lyndon de Stanley Kubrick, hasta Marte (2015). Comprobamos, al examinar las películas de Scott puestas una tras otra, lo desigual que ha sido su trayectoria y cómo ha habido momentos en que los estudios le han dado la espalda por sus fracasos en taquilla como Legend o La teniente O’Neill, que no conseguían compensar sus excesos con los presupuestos (y es que, por ejemplo, recrear un bosque de casi ocho hectáreas no sale nada barato) o que directamente tenían unos guiones bastante flojos, y eso se notaba en la recaudación, como ocurrió con Tormenta Blanca o Un buen año.

Scott y Fassbender El PalomitrónTambién tenemos sus películas más sobresalientes: Alien, el octavo pasajero, Blade Runner, Gladiator, Black Hawk derribado o American Gangster, entre otras muchas. En todas ellas, “buenas y malas”, se aprecian el detallismo con el que crea los ambientes, la relación con la música y el sonido que completan su visión, el trabajo de fotografía e iluminación… En palabras del autor, es “un cineasta que pinta sus películas como si de lienzos se tratara”. Además, se destaca la forma en la que ha representado a la mayoría de sus personajes femeninos (Ripley, Marion, Clarice, las protagonistas de Thelma y Louise…), ahondando en la psicología de la mujer y creando un nuevo tipo de heroínas. No copian la forma de actuar de los prototipos masculinos, sino que se mueven, aciertan o yerran desde la perspectiva de unas mujeres fuertes, independientes y con las ideas muy claras.

Scott y Bale El PalomitrónSe incluyen anécdotas de rodajes, narraciones sobre cómo se fraguaron o se abandonaron distintos proyectos, las gran cantidad de referencias culturales de todo tipo que podemos encontrar en sus películas… insistiendo en su forma de relacionarse con colaboradores y actores, y lo mucho que algunos han sufrido por su obsesivo perfeccionismo y su deseo de controlar hasta el mínimo detalle de la producción. Y, cómo no, los problemas para terminar algunas de sus obras, que han sufrido mutilaciones, cambios en los montajes finales, etcétera.

Un libro magníficamente documentado, como es habitual en la colección y en el autor, que sirve de referencia imprescindible para estudiar la amplia y variada carrera de Ridley Scott. Aconsejamos tomarse el volumen de forma pausada, ya que los datos técnicos pueden abrumar al lector si pretende afrontarlo de forma intensiva; al fin y al cabo es un ensayo que analiza de manera pormenorizada su biografía. Pero el esfuerzo merecerá la pena para conocer la obra de uno de los más reconocidos e influyentes directores de cine de finales del siglo XX y principios del XXI. Un título más que recomendable para los seguidores del director inglés y cinéfilos en general.

Rocío Alarcos

No hay comentarios

Dejar una respuesta