Compartir

 

ff6

 

El 02 de abril llega a nuestras carteleras FAST & FURIOUS 7, la última entrega de una de las sagas más populares del cine actual. Una saga con una salud de hierro que promete dar mucha guerra aún, porque lejos de sufrir el desgaste propio de franquicias tan longevas (ROB COHEN firmó en 2.001 la primera entrega) parece que la serie está llamada a seguir generando títulos gracias al inteligente (y brillante) giro que experimentó la franquicia en su cuarto capítulo, asentado de manera definitiva en las dos últimas entregas.

FAST & FURIOUS 6 terminaba con una impactante secuencia final, carta de presentación de Ian Shaw en la serie, el hermano mayor de Owen Shaw, el mercenario de operaciones especiales que Toretto y los suyos ponen fuera de juego en la sexta parte. La venganza será el vehículo para la trama de esta entrega, en la que Ian intentará ajustar cuentas con el grupo (empezando por Han), un grupo que es más familia que otra cosa, y que tendrá que reaccionar para parar al hermano mayor de Owen.

CHRIS MORGAN, muy asentado en la serie, vuelve a ser el guionista, un dato bastante positivo para todos los fans de la saga. En cambio, JUSTIN LIN, el director de las últimas cuatro entregas, abandonaba la saga por no estar muy de acuerdo con los Timmings de rodaje y estreno de la productora (muy apretados para su gusto). Esta entrega ha sido dirigida por JAMES WAN, director que ha dado muchas alegrías a los seguidores del género de terror y que ya en EXPEDIENTE WARREN demostró un sensacional dominio de la cámara y los recursos narrativos. Desde luego es un fichaje inmejorable (está muy complicado su continuación en la saga porque el director ya ha firmado para la secuela de EXPEDIENTE WARREN) para una cinta que con seguridad atesorará algunas de las secuencias de acción más espectaculares de 2015.

Frente a prácticamente el mismo reparto que en las últimas entregas, encontramos dos incorporaciones muy sonadas para FAST & FURIOUS 7: JASON STATHAM, uno de los dioses del cine de acción de nuestros días, en el papel del vengativo Ian Sahw; y KURT RUSSELL, actor ya mítico al que parece que hay que rescatar cíclicamente. RUSSELL dará vida, previsiblemente, a un personaje que funcionará como conexión de la próxima entrega de la serie.

 

LOS MODELOS QUE VEREMOS EN FAST & FURIOUS 7

 


LA FAMILIA PIERDE A UN HERMANO

paulw
PAUL WALKER junto a JUSTIN LIN, director de la saga desde 2006.

Esta entrega viene marcada tristemente por la muerte de PAUL WALKER en accidente de tráfico el 30 de noviembre de 2013. Pocos meses habían pasado desde el estreno de FAST & FURIOUS 6, y el rodaje de esta entrega ya estaba bastante avanzado por lo que la mayoría de las escenas en las que aparecía el actor ya se habían filmado. Si bien se barajó la posibilidad de cambiar el guión y adaptarlo a la nueva situación, la productora, que sí tuvo que cambiar algunos aspectos del guión, optó por conservar el personaje y darle una salida de la saga a la altura, a modo de homenaje póstumo.

Hasta cuatro actores con físico similar (dos de ellos hermanos de PAUL WALKER que ya habían participado en la saga como dobles de éste) han dado la réplica al desaparecido actor para terminar de rodar sus escenas, siendo completado el proceso en postproducción con la inserción de su cara y voz mediante procesos digitales.

La muerte del actor, con sólo 40 años de edad, supuso un varapalo tremendo para un equipo que delante y detrás de las cámaras mantenía una relación muy unida.  Esta será la última vez que lo veamos en pantalla, y estamos seguros de que su despedida de la saga que le lanzó al estrellato será el momento más emotivo de la película.

CUATRO ACIERTOS PARA RENOVAR UNA SAGA

FFSAGA

 

FAST & FURIOUS ha experimentado un giro que ha supuesto una inyección de vitalidad concentrada para una saga que corría el riesgo de anquilosarse en una fórmula (la de sus tres primeras entregas) que poco más iba a dar de si. Gracias a dios, JUSTIN LIN y Universal se entendieron de maravilla y el director supo encajar cómodamente los planes de la productora e integrarlos en las películas. Cuatro son las vigas maestras sobre las que reposa el nuevo espíritu de la franquicia:

  1. Por un lado globalizar al público potencial dando mucha importancia al mensaje de fraternidad que destilan las últimas entregas. Un mensaje, el del grupo como una familia que si se mantiene unida podrá sortear cualquier obstáculo, con el que cualquier espectador de cualquier rincón del mundo (en especial los jóvenes y adolescentes) puede identificarse sin problemas. Un mensaje muy acertado que además ha sido somatizado por los propios actores y miembros del equipo, que se han mantenido en su mayoría desde la primera entrega y han desarrollado relaciones afectivas muy estrechas fuera de los sets de rodaje.
  2. Por otro lado,  el necesario enriquecimiento de las tramas, que no renuncian a las señas de identidad de la saga (no pueden faltar las carreras ilegales con sus correspondientes concentraciones llenas de chicas guapas, música y cochazos de lujos). Se ha pasado de las líneas muy básicas que regían las primeras películas a tramas que se alargan en varias películas y se interconectan. Tramas que incorporan nuevos personajes, algunos de ellos mantenidos durante varias películas.
  3. El toque de humor, mucho más refinado y efectivo que se ha introducido en las dos últimas entregas. Va más allá de la pura macarrada y es probable que funcione porque los actores ya han asimilado muy bien sus personajes, participando en la definición de su personalidad.
  4. Otro de los aciertos, es la apuesta sin complejos por la espectacularidad. Nada importan las leyes de la física ni el sentido común a los responsables de la franquicia, que tienen claro que al público tampoco. Todo vale y la máxima es rodar secuencias lo más espectaculares posibles, y desde luego van por buen camino (la persecución por las calles de Río de Janeiro que cierra la quinta entrega es impresionante y la secuencia que cierra FAST & FURIOUS 6, en el aeropuerto, es un tour de force en cine de acción bastante serio).

Todos estos factores hacen que barajemos FAST & FURIOUS como una de las sagas con mejor salud, doble mérito si tenemos en cuenta que es de los escasos vehículos de acción que escapan a la ciencia ficción o el ya más que recurrente universo de superhéroes. Los números no mienten, y mientras sus primeras entregas no llegaban a los 400 millones de dólares recaudado en todo el mundo, que no es que sea baladí, su quinta entrega superó los 600 y rozando los 800 se quedó la sexta.

A poco más de dos semanas, os dejamos el tráiler para ir abriendo boca. ¿Aceleramos?

 

 

Alfonso Caro

No hay comentarios