Compartir

Atrapados. Primeras impresiones de la serie islandesa en El palomitrónMovistar Series Xtra estrena Atrapados (miércoles 7 de diciembre a las 22:35) para reforzar la apuesta del canal por las series europeas (hace unos meses os hablábamos también de su estreno Sección Zero). Una apuesta que cada vez nos gusta más, dada la calidad que acompaña a muchas de sus propuestas.

Esta vez la sorpresa se llama Atrapados, una serie de diez capítulos con la que Islandia, que hasta ahora en el mundo de las series se había conformado con servir como plató natural para ficciones tan importantes (y populares) como Juego de tronos, pide la vez en el tablero de las ficciones europeas en general, y las nórdicas en concreto. Porque visto el piloto de Atrapados será muy fácil para el espectador rescatar de su memoria títulos como las danesas The Killing o Bron/Broen, si hablamos de series, o Terriblemente feliz, si hablamos de sorpresitas reservadas casi en exclusiva (y por desgracia) para los festivales de cine.

Atrapados. Primeras impresiones de la serie islandesa en el PalomitrónAtrapados viene avalada por un éxito bastante notable en Francia y el Reino Unido, y unas críticas muy positivas en el Festival de Toronto. Y es que el visionado de su primer capítulo basta para darse cuenta de que el producto promete, y mucho.

Baltasar Kormákur, un director que vuelve casa (y a sus orígenes) tras su decepcionante Everest, una de las cintas más desaprovechadas de 2015, compone con mucha habilidad una intriga que encuentra su personalidad en la particular conjunción de muchos elementos que, de manera aislada, ya se han visto en el género por activa y por pasiva, no nos vayamos a engañar. Si bien todo resulta poco novedoso, lo que sí funciona (y lo hace de miedo) es su vertebración para conformar el punto de partida de Atrapados. Así, la trama arranca presentándonos un pequeño, aislado e inhóspito pueblecito costero islandés que se ve sacudido por el hallazgo de un cadáver descuartizado flotando en sus aguas. Este macabro episodio coincide con la llegada de un ferry con 300 turistas a su bahía, lo que pone a las autoridades, poco acostumbradas a sucesos de este calibre, en alerta. Las sospechas se focalizan rápidamente en alguno de los pasajeros del ferry, aunque en la atmósfera flota la sensación de que quizá no todos los habitantes del pueblo estén libres de culpa o pecado. Pero es con la suma de un temporal de nieve que promete aislar al pueblo y colapsar sus comunicaciones cuando la propuesta empieza a ganar enteros rápidamente. Nadie más podrá entrar, pero nadie más podrá tampoco salir.

Atrapados. Primeras impresiones en El Palomitrón

Dos son los elementos que juegan muy a favor de Atrapados: por un lado, su espectacular fotografía (no podía ser de otra manera si hablamos de Islandia), y, por otro, su diseño de producción, que nos contagia la soledad de sus localizaciones, que desde hace tiempo parece también habitar en buena parte de la galería de personajes que nos vamos encontrando.

Y entre ellos está (y destacando) el jefe de la policía local, Andri Olafssun, interpretado por Ólafur Darri Ólafsson, actor poco conocido por estos lares salvo que tengáis buena memoria (era el cervecero piloto del helicóptero al que salta Walter Mitty arropado por las notas de Space Oddity, del genial David Bowie), y que pronto veréis también en Emerald City, la nueva serie que adapta el universo literario de L. Frank Baum y que estrenará el canal Cosmo en nuestro país en 2017. Un protagonista vencido por su situación sentimental, y para el que este suceso puede suponer la oportunidad de recuperar sus oxidadas capacidades policiales, y también de liderazgo.

Un piloto que nos ha dejado muy buen sabor de boca, y que, visto lo visto, garantiza que será bastante complicado que la cosa se tuerza en exceso. Lo que no será difícil es que, cuando el espectador acabe este primer capítulo, el único atrapado sea él.

Alfonso Caro

No hay comentarios