Compartir

Felicity Huffman - El Palomitrón

ABC (en España, Movistar Series) estrenó el pasado domingo 12 de marzo la tercera temporada de la antología American Crime. Tras haber sorprendido con sus dos primeras historias centradas en el racismo y el acoso escolar, entre otros muchos temas, en esta ocasión la trama se centrará en la trata de seres humanos y su relación directa con la economía liberal.

Cherry Jones (Transparent) interpreta a la propietaria de una granja agrícola familiar a la que la oligarquía de mayoristas está rebajando los precios de venta a niveles insostenibles. Por otra parte, Luis Salazar (Benito Martínez) es un mexicano que cruza ilegalmente la frontera con Estados Unidos en busca de su hijo. Para devolver la deuda que ha contraído con las personas que le han ayudado a hacerlo, tiene que trabajar como agricultor en condiciones de esclavitud. La otra punta del triángulo argumental la protagonizan Regina King (The Leftovers) y Ana Mulvoy-Ten, una asistente social y una joven obligada a prostituirse.

De momento las tres historias y sus distintas ramificaciones apenas se han esbozado y hemos visto perfilar las subtramas de Felicity Huffman, Janel Moloney, Sandra Oh y Connor Jessup. El primer episodio coloca inteligentemente todas las piezas en el tablero narrativo, deja muchos interrogantes abiertos y al espectador con ganas de saber más.

Lo que sí se vuelve a apreciar desde el primer minuto es la implicación de unos intérpretes que continúan en estado de gracia (tanto los habituales como los debutantes) para contar una historia de gran envergadura. Regina King cambia radicalmente (y por enésima vez) de registro y se reafirma como una de las grandes actrices del momento.

Regina King - El Palomitrón

La antología de John Ridley mantiene el hiperrealismo marca de la casa y la seriedad para tratar temas que nos afectan a todos con una profundidad pasmosa. American Crime sigue siendo la serie más compleja que puede verse en abierto actualmente en Estados Unidos.

La serie siempre consigue que te sientas mal contigo mismo y culpable por el estilo de vida que llevas. La tercera temporada llega además en el momento más apropiado, pocos meses después de las elecciones a la presidencia de Estados Unidos, para hablar de fenómenos migratorios y demostrar por qué los inmigrantes indocumentados son las únicas personas que ejercen determinados trabajos. Que además se trate el asunto de la prostitución desde un prisma radicalmente opuesto al de la genial The Girlfriend Experience hace que la historia resulte más apetecible si cabe.

La audiencia no ha acompañado al regreso de American Crime en su nueva ubicación de los domingos a las 10 de la noche. El primer episodio solo ha conseguido 2,6 millones de espectadores y un 0,5 de rating entre los adultos de 18 a 49 años, cuatro décimas por debajo de su media de la pasada temporada. Pese a que los datos del debut son preocupantes, la audiencia nunca ha sido el principal motivo para que ABC la siguiera produciendo. Por el momento, tenemos nueve capítulos por delante para disfrutarla. Después, y como siempre, el libre mercado decidirá.

Fon López

No hay comentarios

Dejar una respuesta