Compartir

 

AMANECE EN EDIMBURGO. Crítica. El otro cine. Cine y estrenos en El Palomitrón

 

DEXTER FLETCHER vuelve a la ponerse detrás de la cámara tras el rotundo éxito obtenido con su debut WILD BILL en 2012. En esta ocasión, nos muestra una adaptación cinematográfica de la obra teatral-musical Sunshine on Leight, ganadora en 2007 del Premio TMA (Theatrical Management Association), creada por Stephen Greenhorn. Se trata de un agradable y divertido musical sobre la importancia en la vida del amor, la familia y la amistad, todo ello bañado con música del grupo escocés The Proclaimers.

Davy ( GEORGE MACKAY) y Ally (KEVIN GUTHRIE) vuelven a casa después de cumplir su servicio en la guerra de Afganistán. Una vez allí, se reincorporan a su vida normal y continúan con sus respectivas parejas, Liz (FREYA MAVOR) e Yvonne (ANTONIA THOMAS). Simultáneamente, los padres de Davy y Liz, Rib y Jean, preparan sus bodas de plata. Todo parece reestablecerse con naturalidad, hasta que una revelación del pasado amenaza con destruir a la familia y a las parejas.

 

AMANECE EN EDIMBURGO. Crítica. El otro cine. Cine y estrenos en El Palomitrón

 

La historia se centra las vicisitudes de dos amigos a su vuelta a Edimburgo tras su paso por un conflicto armado. Estos compañeros de batalla y de vida son brillantemente interpretados por los jovencísimos y talentosos GEORGE MACKAY  y KEVIN GUTHRIE, cuyos personajes hacen vibrar al espectador en todo momento: desde su siempre perspectiva optimista de la vida, hasta en sus momentos más oscuros. Además, cuentan con un elenco de secundarios de lujo, a la altura de las expectativas, tanto de las parejas de los amigos, las televisivas FREIA MAVOR (SKINS) y ANTONIA THOMAS (MISFITS), como la templanza y veteranía que otorgan tanto PETER MULLAN como JANE HORROCKS en el papel de los padres.

 

AMANECE EN EDIMBURGO. Crítica. El otro cine. Cine y estrenos en El Palomitrón

 

La cinta, rodada casi en su totalidad en la ciudad escocesa de Edimburgo, transporta al espectador a la ciudad a través de una lograda fotografía. Es de destacar también, la cuidada presentación de sus números musicales, todos oportunos y precisos, cuya letra y música va a cargo del grupo escocés The Proclaimers, con sus pegadizas y conocidas canciones “I’m gonna be (500miles)” o “I’m on my way”, de sobra conocidas por todos los espectadores.

En cuanto al metraje, está todo muy conseguido y, tanto los momentos tensos y desgarradores (sobre todo del comienzo) como las situaciones cómicas, con ciertos guiños a la independecia de Escocia, logran que el espectador conecte con los personajes en todo momento. Elegir AMANECE EN EDIMBURGO, a fin de cuentas, es apostar por un alegre y positivo musical escocés, que transmite diversión y optimismo por los cuatro costados. Se trata sin lugar a dudas, de uno de los musicales del año. Muy muy recomendable para pasar un rato agradable y salir del cine con una sonrisa de oreja a oreja.

LO MEJOR:

  • Los números musicales. Todos  excepcionalmente bien logrados y perfectamente distribuidos a lo largo de la cinta.
  • La secuenciaque abre la película, con los dos amigos aún en Afganistán. Especialmente memorable. También es de renombrar el número final.
  • La frescura en si de la película, que consigue transmitir esa armonía a los espectadores.

LO PEOR:

  • Quizás no sea el argumento muy innovador o impactante, pero a la larga es altamente efectivo.
  • Quedan un par de historias dentro de la cinta un poco a medias de explicar, quedan expuestas pero resultan inconclusas.

 

Sonsoles Caro

1 Comentario

Dejar una respuesta