Compartir

alias_2

En 2001, la MARVEL lanzó su primera línea para público adulto, basándose en la idea de Brian Michael Bendis. Este propuso a la compañía llevar a los superhéroes al género negro, un terreno en el que los poderes fueran solo una herramienta más para solucionar los casos o problemas que se les presentarían en sus vidas cotidianas. La colección se estrenó con ALIAS, cuyo guion firmaba el propio Bendis, aunque con algunas modificaciones sobre el proyecto original: él apostaba por Jessica Drew, una Spiderwoman, como protagonista; en su lugar creó una nueva heroína llamada Jessica Jones, que monta su agencia de detectives llamada Alias.

Tras el análisis de Daredevil y su paso de las páginas de los cómics a las pantallas, grande y pequeña, ahora le toca el turno a esta muchacha malhablada y alcohólica a la que Netflix le ha puesto la piel de la bellísima Krysten Ritter. Una serie que ha ganado un premio Peabody en su primera temporada, que ya está rodando su segunda entrega y que ha tenido grandes elogios y también algunas críticas. Podéis encontrar Alias reeditada en una excelente edición de tapa dura en Panini Comicsen su línea MARVEL SAGA junto con El asombroso Spiderman o el anteriormente mencionado Daredevil.

LOS CÓMICS

Brian Michael Bendis ya había publicado Torso y otros cómics de temática negra en editoriales independientes cuando MARVEL lo fichó para revitalizar Spiderman y crear historias cortas para Daredevil. Fue poco después cuando planteó la posibilidad de abrir esa línea adulta que hemos comentado antes, y en la que la editorial vio una nueva posibilidad de negocio. Al guion de Bendis se unieron las ilustraciones de su amigo y compañero en la escuela de arte Michael Gaydos. Este dotó a sus viñetas de una atmósfera típica del cine negro, con primeros planos en el que el énfasis se lo llevan las expresiones faciales, y con unos interrogatorios y conversaciones que recuerdan a los de cualquier película policial. Podemos añadir que el portadista fue David Mack, que realizó unos collages más que interesantes para los 28 números que formaron esta colección.

alias_1La serie Alias nos presenta a una Jessica Jones violenta y alcoholizada, que es contratada para buscar a una mujer desaparecida. Pronto descubriremos que la protagonista tiene superpoderes y que formó parte del grupo de Los Vengadores, aunque se da a entender que aquello no terminó demasiado bien. Jessica encontrará a la mujer en cuestión y descubrirá que tiene una relación con el Capitán América, poniéndola en una encrucijada sobre qué hacer con el material de su investigación. Tras este caso, llegará otro, de nuevo para buscar a un desaparecido y, una vez más, relacionado con los superhéroes.

Después, deberá viajar hasta un pequeño pueblo de la América profunda para resolver la desaparición de una chica, posiblemente mutante, que podría haber sido asesinada por un familiar. No solo tendrá que lidiar con las dificultades del caso, sino también con los prejuicios hacia los “diferentes”. Regresará a la Gran Manzana y protagonizará los arcos argumentales que más elogios suelen acaparar. Por un lado, tendrá que buscar a Mattie Franklin, la tercera Spiderwoman, que ha caído en la drogadicción. A continuación, se conoce cómo perdió a su familia y consiguió sus poderes, y cómo asumió todo esto la heroína. Y, por último, se nos presenta al Hombre Púrpura, el villano capaz de controlar la voluntad de cualquiera. El tipo ya atrapó a Jessica durante su época con Los Vengadores e hizo que atacará a sus compañeros, entre otras cosas. Esto la dejó traumatizada, por eso su regreso será tan duro para ella.

Además de en su propia colección, sabremos más de Jessica Jones en The Pulse, donde conoceremos una nueva faceta de ella, ya que se casa con Luke Cage y tiene una niña con él; también aparecerá en Los Nuevos Vengadores y en Ultimate Spiderman.

LA SERIE

alias_4

Trasladar las historias protagonizadas por Jessica Jones a la pantalla era algo que llevaba varios años intentando Melissa Rosenberg, showrunner y guionista de, entre otros, la serie Dexter y las películas de Crepúsculo. Preparó en 2010 un proyecto basado en Alias para la ABC, pero que fue finalmente rechazado. En 2013, el proyecto pasó a formar parte del grupo de ficciones para televisión que preparaba MARVEL, junto a Daredevil, Iron Fist, Luke Cage y Los Defensores, encuadradas en el mismo universo que Los Vengadores. Este grupo de series fue adquirido por Netflix, siendo Jessica Jones su segunda entrega, tras la excepcional Daredevil.

Esta no es una serie sobre superhéroes, sino sobre una detective que, casualmente, posee poderes extraordinarios que se unen a su gran olfato para resolver crímenes y, sobre todo, encontrar a personas desaparecidas. Hay que solucionar un caso, que terminará implicando al investigador, en este caso Jessica Jones, a nivel personal y muy mal parado en muchas ocasiones. Como vemos, una idea muy recurrente en las películas de género negro. En los 13 capítulos, de una hora de duración, se ha ahondado en un único arco argumental, el del regreso de ese ser que tanto daño hizo a la protagonista en el pasado, Kilgrave; este tuvo la voluntad de la mujer en sus manos durante meses, hasta que ella consiguió liberarse y creyó haberlo matado, pero en el primer episodio se descubrirá que esto no es así y que tiene que prepararse para nuevos enfrentamientos con tan peculiar y poderoso enemigo. No será una serie para todos los públicos, ya que hay escenas de sexo y violencia explícitas; además, toca temas algo peliagudos, como el maltrato infantil, la drogadicción, el alcoholismo…

La ficción tarda un poco en arrancar, y los dos o tres primeros capítulos pueden parecer algo flojos (y, en algunas ocasiones, predecibles) hasta que hace su desconcertante entrada el villano púrpura, cuyos actos podrían parecer macabras bromas si no dejase a su paso un reguero de vidas confundidas. Entonces la cosa va cogiendo ritmo y tiene momentos bastante destacables, como la fuga del villano en el capítulo 8 o las evoluciones y cambios de ciertos personajes, como el del agente Simpson. Sin embargo, se pone a repetir los esquemas de los capítulos una y otra vez, lo que puede cansar al espectador en algunos momentos. Además, las tramas secundarias tienen muy poca sustancia (el tema del divorcio de Hogarth, la extrañísima relación de los vecinos de Jones…) y no aportan demasiado a la principal, que es la lucha contra Kilgrave, que, por cierto, tiene un desenlace realmente sorprendente, al menos en su ejecución. Algo que sí que enganchará, y que los responsables de la serie han sabido dosificar para dejarnos con la miel en los labios hasta la próxima temporada, es el origen de los poderes de Jessica y qué ocurrió cuando estuvo con Los Vengadores. Se nos han dado algunas pistas, unos esbozos de lo ocurrido, pero estamos desando saber mucho más de ella, de su pasado y de su futuro, probablemente ligado al de Luke Cage y al de alguno de sus superpoderosos vecinos, como anticipa el cameo de Rosario Dawson en el último episodio, Claire Temple en Daredevil.

alias_5

Sobre los actores, destaca, por supuesto, Krysten Ritter, total protagonista, que ha sabido captar el carácter de la heroína de los cómics y esa depresión constante en la que vive el personaje, siempre al borde del abismo. Aunque hay sutiles diferencias con el original, ya que la Jessica de las viñetas, además de no ser tan atractiva como la exmodelo, parece caer demasiado fácilmente en las trampas de los distintos enemigos, como si le faltara astucia, cierto olfato para prevenirse de los ataques, por no hablar de sus ataques de desesperación cuando reflexiona sobre sus metidas de pata. La de la serie es una mujer alcohólica y con ataques de ira, cierto, pero mucho más despierta y perspicaz, generalmente, que su homónima dibujada. Vestida con sus vaqueros desgatados, camisetas de tirantes y cazadora y botas de motero tiene un aire de chica peligrosa muy atractivo. Su némesis será interpretado por David Tennant (Doctor Who), cuyo histrionismo en este papel recuerda muy mucho al del famoso señor del tiempo, aunque es cierto que al personaje le va muy bien. Kilgrave puede parecer un malvado de segunda división si lo comparamos con los terribles seres a los que otros superhéroes se han enfrentado, pero no deja de ser un individuo maligno y sin escrúpulos que no le importa hacer sufrir o terminar con la vida de cualquiera solo por satisfacer sus caprichos.

A estos dos personajes se les une un reparto más que notable en sus interpretaciones, pero cuyos personajes, en algunos casos, no han sido bien desarrollados. Tenemos, entre otros, a Rachael Taylor (Anatomía de Grey) como la hermana adoptiva y mejor amiga de Jessica, Trish Walker; a Carrie-Anne Moss (Matrix) como Jeri Hogarth, la abogada sin escrúpulos; Mike Colter (Millon Dólar Baby) como el hombre de la piel de acero, Luke Cage; Eka Darville, el drogadicto vecino de Jones; Colby Minifie y Ryan Farrell como los extraños hermanos que viven en el piso de arriba de la protagonista, y Will Traval como el agente Simpson o Nuke.

EL PERSONAJE 

alias_3

Jessica es un alma atormentada desde su adolescencia, pues una pelea con su hermano en el coche provocó el accidente en el que falleció su familia. El adquirir sus poderes y las famosas responsabilidades que conllevan tampoco fue plato de buen gusto, aunque estuviese unida una temporada a Los Vengadores. Es en ese momento cuando sufre el otro gran trauma de su vida, al ser controlada por el Hombre Púrpura, que no solo la obligó a atacar a sus compañeros o a matar inocentes, sino que la violó y abusó de ella durante bastante tiempo hasta que pudo librarse de su control. ¿Quién no iba a arrastrar problemas psicológicos después de eso?

alias_6

Jessica recurre al alcohol como supresor de sus sentimientos, es errática en sus actos, tiene encuentros sexuales algo violentos, aparta a las personas a las que quiere y cree que pueden sufrir por su culpa… Está claro que es víctima del estrés postraumático y que algo así no es fácil de superar. Es más, ella sola sigue cayendo más y más en esa espiral de la autodestrucción. Aunque sabemos que para Jessica hay una oportunidad de superar sus problemas: su relación con Cage, con quien terminará formando una familia, aunque sin dejar de lado sus investigaciones, que es para lo que parece haber nacido.

LO PEOR DEL SER HUMANO

alias_7

Tanto en el cómic como en la serie se desarrollan distintas temáticas que tienen en común explorar la parte más oscura de las personas y de la sociedad. Nos enfrentará a eso que no nos gusta de nosotros mismos, pero que en mayor o menor medida está ahí, pues no somos perfectos; y los superhéroes tampoco.

Tenemos a la protagonista sobreviviendo a base de anestesiarse con litros de whisky; a un villano que no necesita controlar ningún deseo o pulsión, porque puede conseguir todo lo que quiera al controlar a las personas de su entorno; a una madre que explota y maltrata a su hija; a una superheroína que cae en la drogadicción; a una abogada sin escrúpulos que lo mismo rebusca en la vida de sus contrarios para chantajearlos que compra a los miembros de un jurado para conseguir un veredicto favorable, y a un hombre que pretende ser otro solo por tener su minuto de popularidad, aunque sea a pequeña escala. Además, expondrá el racismo, aunque en este caso sea hacia los mutantes y gente con poderes (diferentes al fin y al cabo), o la irracionalidad en la que se embarcan los individuos al seguir a líderes espirituales o religiosos que propagan ideas de intolerancia.

En definitiva, Alias, serie y cómic, son estudios sobre lo peor de la condición humana y de cómo, a pesar de estar tan cerca de los héroes de brillantes armaduras, se sobrevive a duras penas en medio de tanto dolor, miedo y oscuridad. 

Rocío Alarcos

 

 

No hay comentarios