Compartir

A fondo Póster El Palomitrón

¿Cuántos carteles llevamos ya este año anunciando que estamos ante la nueva comedia francesa del año? Esta vez no nos tratan de vender esto exactamente, aunque sí una comedia que nos hará reír sin frenos… ¿Es eso cierto? A fondo, de Nicolas Benamou, es una comedia que pretende llevar las situaciones al límite y, a través de ello, causar la carcajada sin cese del espectador. Logra algunas carcajadas, pero en ocasiones ni siquiera sabemos si es porque nos ha hecho gracia o se trata de una risa nerviosa…

La película comienza de la manera más simple posible: los miembros de una familia compuesta por un matrimonio, dos hijos menores y un tercero en camino, que se levantan una mañana con la intención de coger el coche y dirigirse a su destino de vacaciones. Enseguida la cosa se complica cuando el padre del marido decide acoplarse y cuando el coche comienza a fallar.

José García A fondo El Palomitrón

Los golpes de humor que van surgiendo a lo largo del filme son algo mediocres y en ningún momento llevan al aburrimiento del espectador, aunque sí pueden desembocar en cierto rechazo con respecto a cierta cutrez en cuanto a sus situaciones, e incluso determinados diálogos dignos telefilme. El momento del baño al principio de la película resulta algo ya muy visto… y poco gracioso.

Todos sus personajes hacen un gran esfuerzo para lograr hacer un buen papel dentro del género de la comedia. Todos ellos en su conjunto funcionan, aunque no lleguen al notable. El único suspenso sería el personaje del abuelo, interpretado por André Dussollier, que llega a ser un verdadero cansino. Estamos ante un personaje insufrible y que acapara demasiada atención en la trama sin llegar a divertir, y solo deseamos que lo tiren del coche y que no vuelva a aparecer en pantalla.

El resto de personajes no desentonan, aunque José García, que se mete en el papel del padre conductor, puede resultar algo forzado en determinados momentos, sobre todo debido a sus gestos algo sobreactuados, que reclaman desesperadamente la risa del espectador. Los actores menores realizan buenas interpretaciones, pero sus personajes aportan poca frescura a las situaciones cómicas y su presencia es bastante olvidable (culpa del guionista, no de los actores).

Coches A fondo El Palomitrón

Unos de los mejores momentos son los transcurridos en la comisaría, donde lo que parece importarle más a la jefa (Florence Foresti) es ganar al ping-pong. Aun así, algo flojo para lo que podría haber sido… Vaya, que ha quedado poco explotado ese escenario que se sitúa al margen del interior del vehículo.

A fondo pretende ser tan gamberra y alocada que se sale del carril de las comedias tan exquisitas y eficaces que nos ha ofrecido el cine francés en los últimos años. No encuentra su equilibrio, y su final… mejor no hablar de él. De hecho, mejor borrarlo de nuestra mente.

Florence Foresti El Palomitrón

El cine francés, en lo que respecta a comedias, debería darse un respiro, no acelerar tanto y parar a pagar el peaje de un guion que vuelva a fascinar al espectador. A fondo puede parecer ser de aquellas películas que simplemente pretenden llenar el vacío de la cartelera y que solo aporta algo de entretenimiento y risas, pero ojo, risas que no sabemos bien de dónde surgen…

A fondo no será la comedia francesa del año (de hecho, dudamos que haya sido su intención en algún momento), aunque sí será un entretenimiento para muchos (pero no desearán volver a pagar por verla). Si se dejan caer por el cine, no vayan con muchas expectativas. Siéntense, déjense llevar y rían todo lo que puedan… pero no sean demasiado exigentes.

LO MEJOR:

  • Ciertos momentos cómicos que llevarán a la carcajada.
  • Florence Foresti.

LO PEOR: 

  • Su aire cutre, que no deja disfrutar del todo de la película.
  • El personaje del abuelo.

 

Gabriela Rubio

No hay comentarios

Dejar una respuesta