Compartir

 

UN DIA

Jon, un joven problemático, es enviado por su madre a convivir una temporada con su abuelo, ex militar con fuertes valores, recio y honesto. La relación de Max, el abuelo de Jon, con su madre y su abuela es prácticamente inexistente. Como no podía ser de otra manera, Jon acabará metiéndose en problemas por juntarse con quien no debe, provocando el reencuentro entre  su madre y su abuela con Max, reencuentro que la directora aprovechará para retratar la personalidad de todos los personajes, describiendo sus limitaciones y miedos.

 

152

 

QUEREJETA vuelve a abordar una historia en la que las relaciones humanas son el centro de la trama. Esta vez se centra tanto en los personajes que se olvida de construir una historia sólida. El guión es bastante flojo, si atendemos sólo a la historia, porque presenta una trama mil veces tratada en el cine universal, que si bien puede resultar entretenida sin más, adolece de estar repleto de situaciones ya vistas demasiadas veces en infinidad de largometrajes. Tan flojo es el guión que todos sabemos lo que va a pasar y asistimos con piloto automático al desenlace de la historia.  Al contrario de lo que pasa con la historia, el guion sí gana puntos en el texto porque las relaciones generacionales están muy bien descritas, y serán los diálogos los que nos harán mantener el interés durante toda la proyección.

En el apartado de interpretaciones, lo de siempre con GRACIA QUEREJETA. Todos los actores están bastante bien, y aquí se nota mucho la dirección de actores de la directora. Todo el reparto cumple sobradamente y mención especial a todos los actores jóvenes de la cinta por su gran trabajo. A destacar en este apartado el trabajo de BELÉN LÓPEZ, el único personaje que conoce realmente a Max, comprende sus motivaciones y será el único personaje que realmente se esfuerza en hacerle cambiar. La convivencia de estos dos personajes, que se necesitan el uno al otro para escapar de la soledad, es lo mejor de la cinta.

 

153

 

La película se ha alzado en Málaga con la Biznaga de plata a mejor película, algo que nos parece muy discutible, como mínimo. Con tres millones y medio de presupuesto pedimos algo más, pues no todos tienen la suerte de contar con este dinero para hacer cine (la estupenda STOCKHOLM se rodó con apenas sesenta mil…), así que por favor, aprovechemos las ventajas que nos brinda la vida para compensar las debilidades y finalmente sorprender al público.

Cinta que funcionará por el trabajo de todo su reparto y porque al final todos nos podemos identificar con las situaciones que vemos en pantalla. Con una historia más trabajada la película hubiese escalado dos niveles. Una pena.

 

 

LO MEJOR:

  • QUEREJETA recupera a TITO VALVERDE.
  • Todos los actores, en especial BELÉN LÓPEZ, y como siempre MARIBEL VERDÚ.
  • La conversación en la cafetería del hospital entre Margo y Aledo.

LO PEOR:

  • La historia es muy básica y hasta el espectador más distraído se da cuenta de por dónde van los tiros.
  • Tres millones y medio de presupuesto daban para bastante más.

 

Alfonso Caro

No hay comentarios

Dejar una respuesta