Compartir

Lawrence anyways - El Palomitrón

Madrid se convertirá en la capital mundial del Orgullo LGTBiQ+ del 23 de junio al 2 de julio de 2017. El WorldPride llega a España y se prevé que más de dos millones de personas acudan a la manifestación estatal del próximo día 1. En 2016 se denunciaron 239 agresiones homófobas solo en la Comunidad de Madrid, según el Observatorio Estatal contra la LGTBfobia. Por ello, os proponemos 10 películas para comprender un poco mejor la realidad del colectivo e ir mejor preparados a la hora de reivindicar una igualdad real para todos.

Transamérica

La vida de Bree (Felicity Huffman) da un giro radical cuando, durante su proceso de reasignación de sexo, descubre que tiene un hijo fruto de una relación del pasado. Esta road movie de Duncan Tucker nos enamoró en 2005 por su acertada mezcla de humor y ternura y la soberbia interpretación de Huffman, que le valió más de veinte nominaciones, incluidas las del Oscar y el Globo de oro.

El desconocido del lago

Quién podía pensar que una combinación de thriller y cruising podría dar tan buen resultado. El provocador Alain Guiraudie sorprendió en 2013 con esta historia de asesinatos de bañistas que acuden a un lago a mantener relaciones sexuales con desconocidos. Cine erótico y magnético que te mantiene pegado a la pantalla. Gustó tanto en Cannes (Mejor dirección en la sección Un Certain Regard) como en Sevilla, donde ganó el Giraldillo de Oro.

Fuckig Åmål

Uno de las aproximaciones más honestas a la homosexualidad durante la adolescencia. Agnes y Elin son dos jóvenes alumnas de instituto que viven en la localidad sueca de Amal. Una es muy extrovertida y la otra no tiene amigos. Pero ambas comparten el hastío de vivir en una pequeña ciudad donde apenas pasa nada (bueno). Supuso el debut, en 1998, del (casi) siempre interesante Lukas Moodysson.

Pride

El último y uno de los mejores exponentes de la corriente feel-good movie británica. Basada en los hechos reales que acontecieron en 1984, cuando la improbable unión entre el Sindicato Nacional de Mineros y diversos colectivos homosexuales salió a las calles a manifestarse contra las abusivas políticas neoliberales de Margaret Thatcher. Una de las comedias más divertidas de los últimos años y muy a tener en cuenta en estos tiempos de Orgullo sometido al capital.

Contracorriente

Cinta peruana de 2009 que sorprendió por su mezcla de drama romántico y realismo mágico. Una historia de amor entre un hombre casado y su amante secreto que habla sobre la muerte y sobre los fantasmas, propios y ajenos. La película de Javier Fuentes-León reflexiona sobre la homofobia hacia uno mismo en un entorno poco amable con los que se salen de la norma.

Something Must Break

La directora sueca Ester Martin Bergsmark nos regaló en 2014 a una de las pocas protagonistas con identidad no binaria del cine. Ellie (anteriormente llamada Sebastian) y Andreas se conocen en una aburrida tarde de verano. Pronto surge la atracción entre ambos pero Andreas, heterosexual, tiene que luchar contra sus propios prejuicios al enamorarse de una persona que no termina de definirse como mujer. Tomando su nombre prestado del homónimo tema de Joy Division y basada en la novela de Eli Levén, la película obtuvo el mayor reconocimiento en el Festival de Rotterdam.

XXY

La argentina Lucía Puenzo presenta la, hasta el momento, más visible representación de la intersexualidad en el cine. Arrebatadora historia de amor protagonizada por una adolescente que sufre las terribles consecuencias de una decisión que tomaron sus padres cuando nació. Ganadora del Goya a Mejor película extranjera de habla hispana, contribuyó a popularizar el debate sobre la intervención quirúrgica de las personas intersexuales sin su consentimiento.

La vida de Adèle

Una de las más incontestables Palmas de Oro del siglo XXI, que ya en día nos maravilló (podéis recuperar aquí nuestra crítica) Esta adaptación de una novela gráfica a manos de Abdellatif Kechiche tiene el mérito de hacerte pasar sus tres horas de metraje en un suspiro. Otra brillante historia de amor lésbico entre adolescentes con uno de los bailes más recordados (Adèle Exarchopoulos explotando todo su carisma y sensualidad mientras Lykke Li suena de fondo) del cine reciente.

Laurence Anyways

La cinta que consagró a Xavier Dolan. Un profesor de literatura, felizmente emparejado con una mujer, decide asumir su identidad de género y comunicárselo a sus allegados. Las consecuencias sociales, familiares, laborales y emocionales que sufrirá en el proceso son narradas con una maestría impropia de un director veinteañero que ya se ha convertido en uno de los máximos referentes del cine (LGTB) contemporáneo.

Heartstone

La más reciente de la lista. Esta película islandesa de 2016 habla del machismo y la homofobia de una pequeña localidad del norte de Europa, extrapolable a cualquier ciudad occidental. La relación de dos amigos preadolescentes empieza a complicarse cuando uno de ellos comienza a sentirse atraído por el otro. Notable debut de Guðmundur Arnar Guðmundsson en el largometraje. Obtuvo el Premio Ocaña a la Mejor película LGTBi en el SEFF 2016.

Weekend, La ley del deseo, Carol, Keep the Lights On, Las horas, Freeheld, un amor incondicional, Mulholland Drive o La calumnia son algunos de los muchos exponentes del cine LGTBiQ+ que nos encantan, pese a no estar en la lista. La industria, varios pasos por detrás que la realidad social, sigue empeñada en que el cine protagonizado por personajes no cisheterosexuales continúe mayoritariamente fuera de los circuitos comerciales. Ese es otro motivo para salir a manifestarse el 1 de julio.

Fon López

No hay comentarios

Dejar una respuesta